Seguirán presos los presuntos coautores de un abuso sexual

En Sunchales, a los imputados se les atribuye haber llevado a cabo su accionar delictivo en diciembre último. La víctima estaba en estado de embriaguez.
ministerio santa fe

El juez del Colegio de Jueces en lo Penal de segunda instancia, Matías Drivet, confirmó la prisión preventiva impuesta a un hombre de 21 años y a otro de 29 que son investigados como coautores de un hecho de abuso sexual cometido en la ciudad de Sunchales.

El recurso de apelación fue presentado por la Defensa de los imputados y el camarista resolvió no hacer lugar a ninguno de los agravios planteados en relación al fallo de primera instancia. El fiscal que representó al Ministerio Público de la Acusación (MPA) en la audiencia de apelación es Gustavo Bumaguín, quien está a cargo de la investigación.

En la audiencia, Bumaguín valoró que “la resolución apelada está debidamente fundamentada”, y afirmó que “más allá de que la Defensa no comparte los argumentos que sustentaron la decisión de la jueza de primera instancia, el fallo no es nulo”.

Por otro lado, el representante del MPA destacó que “la jueza que dispuso las medidas cautelares hizo una correcta valoración de la evidencia y resaltó el intento de traslado de la responsabilidad que efectuaron los defensores, quienes revictimizaron a la persona abusada al exigir pruebas de su estado de alcoholismo al momento de los hechos”.

A los dos imputados se les atribuye la coautoría del delito de abuso sexual con acceso carnal calificado (por la participación de dos o más personas).

El hecho

El fiscal recordó que el ilícito que investigamos sucedió en la madrugada del miércoles 8 de diciembre del año pasado en un departamento de Sunchales. Según aclaró, fue cometido en perjuicio de una joven que en ese entonces ya era mayor de edad.

La Fiscalía señaló que los hombres que quedaron en prisión preventiva -cuyas iniciales son LD y HJR- y otro que está imputado y transita el proceso judicial con medidas alternativas a la privación de la libertad -de iniciales EMC- atacaron a la víctima según un plan previo.

El representante del MPA remarcó que los agresores se aprovecharon de que la joven había ingerido bebidas alcohólicas y no tenía posibilidades de oponer resistencia al abuso. De acuerdo con lo resuelto por el camarista, la jueza de primera instancia valoró correctamente que tanto el estado de embriaguez como la condición de mujer de la víctima determinaron su situación de vulnerabilidad frente a los agresores.

Asimismo, Bumaguín subrayó que la resolución apelada había sido dispuesta con perspectiva de género. En tal sentido, indicó que está acreditado que los investigados llevaron adelante su accionar en un claro contexto de violencia de género que ejercieron en contra de la víctima.

Pérez Natalia

Productora FM Romántica 90.7, reportera y encargada de producción, publicidad y operación.

Te puede interesar