Me Lo Dijo Pérez Me Lo Dijo Pérez

En Jujuy le negaron la ILE a una niña de 12 años que fue violada

La Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir expresó su preocupación por el estado de salud de la nena, que fue sometida a una microcesárea aún cuando solicitó la interrupción del embarazo.

EL PAIS 02 de diciembre de 2020
niñas no madres

En la provincia de Jujuy se privó de una Interrupción Legal del Embarazo (ILE) a una niña de 12 años y se la sometió a una microcesárea estando en su segundo trimestre de embarazo de gemelos. La Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir expresó su preocupación por el estado de salud de la nena, que fue obligada a cursar el embarazo consecuencia de una violación a pesar de que solicitó la interrupción desde que ingresó al sistema de salud público. 

La trabajadora social Marina Ariza, integrante de la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir de Jujuy, dijo a Salta/12 que tomaron conocimiento del caso la semana pasada y que el hecho les remitió a lo ya sucedido con una niña de la ciudad de San Pedro, que tuvo que padecer una situación similar en enero de 2019.

 "No podíamos creer que se tratase de una situación similar", dado que en la provincia existen efectores de salud garantes del acceso a la ILE y que podrían haber dado una respuesta inmediata a la situación, dijo. La nena es oriunda del departamento El Carmen, a unos 37 kilómetros de San Salvador de Jujuy. 

En el comunicado que ofreció la Red de Profesionales, se indicó cómo la Dirección Nacional de Salud Sexual ofreció solucionar la situación inmediatamente, sobre todo para preservar la integridad física y emocional de la menor. Incluso, se barajó la posibilidad de trasladarla a otra provincia para el procedimiento.

Desafortunadamente, miembros del Ministerio de Salud de Jujuy rechazaron esta propuesta y le negaron el derecho a la ILE a la menor. “No fue una ILE, sino fue una cesárea post maduración fetal con la única intención que esos fetos tengan posibilidades de vida, desestimando la salud física y emocional de la niña”, dijo a Página 12 la trabajadora social Marina Ariza, quien forma parte de la Red de Profesionales antes mencionada.

Ariza mencionó también “el altísimo riesgo obstétrico y vital que corre una niña embarazada siendo menor de 13 años“. Además, añadió que tiene grandes consecuencias psicoemocionales “el dar a luz algo que ha sido impuesto violentamente sobre su cuerpo y su vida“. “Así, reafirmamos cuánto hay de cierto cuando hablamos de maternidades forzadas”, dijo Ariza.

.La trabajadora social dijo que la nena "físicamente está bien" después de la intervención quirúrgica, pero cuestionó que si se entiende a la salud desde una perspectiva integral y no sólo física, "sabemos que su estado es complejo". "No sólo por sus condiciones de vida, en donde existe abandono, sino por la suerte de vulneraciones que se dieron en estos días", argumentó. 

La Red de Profesionales dijo que lo sucedido representa una anulación de los derechos de la niña, negando el riesgo integral para su vida. "Avasallar la subjetividad, convertirla en una incubadora y realizarle una cesárea, no es garantizar su salud integral", expresó. También sostuvo que "realizar una cesárea que implica una inscripción y una cicatriz indeleble en el cuerpo de una niña, es condenarla a recordar una maternidad forzada e impuesta para siempre".

Actualmente, Jujuy adhiere al Protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo. Asimismo, creó un protocolo específico junto a Unicef para garantizar la ILE a menores de 15 años.

Entonces nos preguntamos: ¿por qué esta niña no pudo acceder a la ILE?

Fuente: Pagina 12

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias