Me Lo Dijo Pérez Me Lo Dijo Pérez

El velorio de Martín Llaryora

La escenificación de la muerte como forma de protesta pública.

CÓRDOBA 04 de julio de 2020 Pérez Darío Eduardo Pérez Darío Eduardo
20200702170757_43022226_0_body

Los  sepultureros de Ghana y su baile con un ataúd a cuestas ,son el meme más visto en la Coronicrisis y mucho más efectivo que el Quédate en Casa, pero no a todes les cae bien, especialmente con los partidarios del CON LA MUERTE NO SE JUEGA. Algo parecido ocurre con EL VELORIO DE MARTÍN LLARYORA , el actual intendente de Córdoba y la puesta en escena del sindicato SUOEM que agrupa a los/as  trabajadores municipales de la capital de la provincia,a los cuales les bajó el sueldo por decreto.    En una de las protestas improvisaron "un velorio" con siniestros sepultureros que (enmascarados) llevaban un cajón de muertos con la imagen (sonriente ) del ex capo máximo del Palacio Tampieri, una forma de exponer "la muerte del sistema de salud", según los organizadores . ¿Cómo reaccionaron los capitalinos ?.          Después de chequear con varios periodistas de La Docta , todes coinciden que NO CAYÓ BIEN , ESPECIALMENTE PORQUE LOS "SEPULTUREROS" TENÍAN OCULTO EL ROSTRO CON  SINIESTRAS CARETAS. Con los apuntado cualquier sociólogo,semiologo, antropólogo y ni hablar un publicista ,se hacen un festín a la hora de analizar el suceso.                    Para evitar hablar de LA MUERTE y autoengañarnos que no nos importa el tema ,recurrimos al HUMOR NEGRO ,una forma de exorcisar nuestros miedos ,un tipo de humor que no siempre es dañino,pero que NO ES ACONSEJABLE COMO MEDIO DE PUBLICIDAD ,algo que los peronistas sufrieron en carne propia cuando en la previa de las elecciones de 1983,el candidato peronista a  gobernador de Buenos Aires, Herminio Iglesias, QUEMÓ UN FÉRETRO CON LA IMÁGEN DEL CANDIDATO PRESIDENCIAL DE LA UCR ,RICARDO ALFONSÍN.                Los poco apreciados gremialistas del SUOEM erraron las formas, en plena Pandemia ,a nadie le gusta jugar con la muerte y esto lo vió rápido LLARYORA ,no perdió la calma y con cierta ironía pidió disculpas a los vecinos ,por los inconvenientes que causó la protesta .      Protestar es un derecho previsto en nuestra Constitución ,pero tiene límites reales y subjetivos. Entre estos últimos está uno impuesto por nuestra forma de ser CON LA MUERTE NO SE JODE; especialmente cuando sumamos años, de chiques nos encantaba ir al cementerio porque era más que divertido, hoy para nada.                              Los muchachos del SUOEM  deberán entender  que para defender la vida , no paga tanto,disfrazarse de la muerte. ( aunque tengan razón  y Llaryora se queje de "los muertos que le dejó Mestre".                    

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias