Córdoba: imputaron a funcionarios municipales por la muerte de Luciano Aranda

CÓRDOBA 30 de junio de 2022
El adolescente tenía 14 años cuando sufrió una descarga eléctrica al tocar un poste. El papá y su otro hijo se mudaron a otra ciudad para volver a empezar.
luciano aranda

La muerte de Luciano Valentín Aranda, el adolescente de 14 años que recibió una descarga eléctrica de un poste de alumbrado público en una plaza de barrio Alto Alberdi, a finales de enero de 2022, dio un paso más en la Justicia de Córdoba. 

A seis meses de la tragedia, el fiscal a cargo, Horacio Vázquez, confirmó a El Doce que imputaron a tres funcionarios municipales por homicidio culposo: Ramón Cuello, jefe de Departamento Mantenimiento, y Marcos Farioli y Julio Banegas, ambos de la sección Mantenimiento.

Cabe recordar que tiempo atrás la Municipalidad de Córdoba había solicitado ser querellante en la causa, pero su pedido fue rechazado. Desde el primer momento ya existía la posibilidad de que fueran imputados por presunta responsabilidad en el hecho.

En las primeras horas de este jueves, Vladimir Aranda, papá de Luciano, ya había anticipado en Arriba Córdoba que iba a haber novedades sobre la causa, según le comunicó su abogado, Carlos Nayi. “Estoy informado por Nayi que hoy va a haber novedades, todo está en sus manos”, aseguró.

Y reflexionó: “Mi hijo Juan me preguntó si alguien iba a ir preso por la muerte de su hermano y le dije que alguien tiene que ir, pero la realidad es que eso lo decide la Justicia. Quiero que se haga justicia para que tomen conciencia de que se les paga para que hagan un trabajo, no puede volver a pasar”.

Sobrevivió de milagro

A fines de noviembre del año pasado, Javier Willington sufrió la descarga eléctrica de un poste de luz y quedó pegado durante varios minutos. Ocurrió en las inmediaciones del Córdoba Athletic Club, en barrio Jardín Espinosa.

A seis meses del hecho, se conoció que tres funcionarios municipales del departamento de Mantenimiento fueron imputados por lesiones. Se trata de los mismos que están acusados por homicidio culposo por la muerte de Luciano Aranda.

Volver a empezar

Para alejarse de tanto dolor y con la ilusión de volver de empezar, Vladimir contó que se mudó con su otro hijo Juan a otra ciudad. “Lo hicimos por seguridad y por un cambio de habita que es necesario, los médicos y psicólogos nos recomendaron que nos vayamos por los recuerdos, por las cosas de Luciano, su habitación y un montón de cosas que hemos vivido en Córdoba”, expresó.

En cuanto a cómo viven el día a día, mencionó que lo afrontan con “permanentes actividades”.  Luego, agregó: “Acá es otro mundo, hay mucho control. Mi hijo anda en bicicleta para todos lados”.

Te puede interesar