El canal Avellaneda contaminado por líquidos cloacales, imposible respirar

LOCALES 03 de mayo de 2022 Por Pérez Darío Eduardo
Romero denunció una tragedia ecológica
1b52649b-73d9-4b8e-9e60-1990058b51c4

El canal Avellaneda  presenta  un líquido viscoso de color  blanco  y  provoca  nauseas  en  los vecinos de la zona sur  de  San Francisco , ya  no  pueden respirar  por  el olor  a cloacas, Varios de ellos filmaron el desastre ecológico  y enviaron  a FMR90.7  con  mensajes  de  enojo  y  malestar. " Tengo  ganas de vomitar  cada vez que  paso  cerca,  es un asco  que  no  merecemos",  la  nota de  audio  de una oyente ,  similar  a  la de una señora  cuyos  niños debe  cuidar  no  se acerquen al ducto " tengo prohibido a mis  nenes  que  vayan al canal, es lamentable  que  nadie  meta presos  a  los delincuentes  que  arrojan las cloacas,lamentable".

Convocado por el vecindario ,  el concejal Andrés Romero dijo a la  radio " Esto se repite  porque  no  hay  control,  un cero  en la materia  ecológica  para esta gestión municipal,aquí  es irrespirable ". 

0d937b9c-8634-4076-aabf-ee30c49d1e1e

La denuncia  se  suma  a otra en barrio San Cayetano, allí  un camión de desagotes de pozos negros  fue sorprendido  al  momento  de arrojar  líquidos contaminantes a una laguna ubica a metros de una escuela. En ambos  casos  no  actuó  la policía  ambiental  de  Córdoba

Las sustancias residuales que aparecen formando parte de los líquidos cloacales pueden estar presentes como disueltas, suspendidas o en estado intermedio denominado coloidal. Estas sustancias pueden ser de naturaleza mineral u orgánica. En el caso de las minerales, estas sustancias provienen de los mismos minerales que formaron parte integral de las aguas abastecidas; en el caso de sustancias orgánicas, le comunican propiedades indeseables al líquido residual cuando los microorganismos asociados con estas aguas, alimentándose sobre materia orgánica muerta, atacan esos complejos orgánicos destruyéndolos o estabilizándolos parcialmente a través de una serie de descomposiciones, con la aparición de malos olores y apariencia física objetable. 

Las sustancias minerales y orgánicas suspendidas en estas aguas, arenas, aceites, grasas y sólidos de variada procedencia, interfieren con los sistemas de recolección y transporte de estas aguas que los contienen, además de la apariencia de los sitios de descarga. La materia orgánica será descompuesta por la acción bacteriana, dando esta descomposición origen a continuos cambios en las características del agua. Entre las sustancias biodegradables presentes en las aguas residuales se encuentran los compuestos nitrogenados tales como proteínas, urea, aminoácidos, aminas en un 40%; compuestos no nitrogenados como grasas y jabones en un 10%, y carbohidratos en un 50%. Las proteínas son extremadamente complejas y se encuentran en toda materia viviente animal o vegetal, los hidratos de carbono se encuentran formando azúcar, almidón, algodón, celulosas y fibras vegetales; los hidratos de carbono en el papel higiénico y el algodón son altamente resistentes a la descomposición, las grasas también son difícil de descomponer. 

Bacterias en las aguas residuales 
La presencia de organismos patógenos, provenientes en su mayoría del tracto intestinal, hace que estas aguas sean consideradas como extremadamente peligrosas, sobre todo al ser descargadas en la superficie de la tierra, subsuelo o en cuerpos de agua. Es el caso con la presencia de bacterias del grupo entérico que producen enfermedades de origen hídrico como: fiebre tifoidea, paratifoidea, disentería, cólera, entre otras. Entre las principales enfermedades causadas por virus presentes en las aguas residuales están: poliomielitis, hepatitis infecciosa, entre otras, y la presencia de microorganismos producen enfermedades como disentería amebiana, bilharziasis, entre otras.

Elementos dañinos de las aguas residuales 
Malos olores: Consecuencia de las sustancias extrañas que contiene y los compuestos provenientes de estas materias, con el desdoblamiento anaeróbico de sus complejos orgánicos que generan gases resultados de la descomposición. 
Acción tóxica: Que muchos de los compuestos minerales y orgánicos que contienen esas aguas residuales provoca sobre la flora y la fauna natural de los cuerpos receptores y sobre los consumidores que utilizan estas aguas. 
Potencialidad infectiva: Contenida en las aguas receptoras y que permite transmitir enfermedades y se convierten en peligro para las comunidades expuestas. El riego de plantas alimenticias con estas aguas ha motivado epidemias de amebiasis, y su vertido al mar contaminación en criaderos de ostras y de peces. 
Modificación de la apariencia física: La modificación estética en áreas recreativas donde se descargan efluentes contaminados. 
Polución térmica: Generada por ciertos residuos líquidos industriales que poseen altas temperaturas. 
La materia orgánica presente en las aguas residuales está sometida a cambios por acción química y bacterias para llegar a su oxidación y reducción de la materia orgánica en un porcentaje del 25 al 50% en pocas horas; el resto requiere de días o semanas. 

Las aguas residuales normalmente en su origen, cuando están frescas, no presentan olores desagradables a temperaturas entre 20 y 25 grados centígrados. La descomposición inicia al cabo de dos horas, cuando comienzan a enturbiarse y a cambian de color, transformándose en aguas color marrón y al cabo de 6 a 8 horas se produce el desprendimiento de gases, luego tomarán color más obscuro, con producción de malos olores, y se convierten en aguas ácidas, se produce la estabilización y se convierten nuevamente en aguas sin olor, color ni sabor, obteniéndose materia estable como dióxido de carbono (CO2), óxido de nitrógeno (N03), y sulfatos (SO4). 

Tipos de bacterias según su acción bacteriológica 
Aerobias (requieren oxígeno para subsistir). 
Anaerobias (viven en ausencia de oxígeno). 
Facultativas (subsisten en presencia o ausencia de oxígeno) 
Con 2 a 5 mg/ lts de oxígeno disuelto se inicia el proceso de oxidación de la materia orgánica por acción bacteriana; este oxí- geno disuelto se consume rápidamente y cuando esto ocurre solo las bacterias anaeróbicas y facultativas actuarán sobre la materia orgánica, dando origen a su putrefacción y a gases mal olientes, luego ocurre la oxidación, etapa final en el tratamiento de aguas residuales.

S

Pérez Darío Eduardo

Técnico Superior en Periodismo, Comunicación Institucional y Medios. Director de FM Romántica 90.7

Te puede interesar