Una mujer denunció que un cura la violó cuando era niña: "Me arruinó la vida para siempre”

CÓRDOBA 01 de abril de 2022 Por Pérez Natalia
El hecho ocurrió en los 90, hicieron la denuncia pero solo lo trasladaron a Achiras. El sacerdote ya tiene una condena tras un juicio canónico que lo halló culpable de abusar sexualmente de otra nena. Ambos casos ocurrieron en el sur de Córdoba.
cura-denunciado-violacion-achiras-2

Después de casi tres décadas, una mujer contó públicamente que fue violada por el párroco de la localidad de Sampacho cuando tenía 11 años. En aquel momento hicieron la denuncia policial y el cura fue trasladado a Achiras, mientras que la nena y su familia decidieron mudarse a otra provincia por temor.

El 3 de febrero de 2021, el obispo de la Diócesis de la Concepción de Río Cuarto, monseñor Adolfo Uriona, firmó el documento que estableció “por tiempo indeterminado” la “prohibición total de ejercer el ministerio sagrado en público” al cura Héctor Pinamonti, por ser hallado culpable de reiterados abusos sexuales en perjuicio de una niña.

Pinamonti fue sometido a un juicio canónico del mismo obispado, según lo establece el Derecho Canónico de la Iglesia Católica, que lo halló culpable de tan aberrante delito en perjuicio de una menor, desde los 8 hasta los 12 años. Estos hechos ocurrieron hace más de 20 años, según publicó IR Noticias Centro.

Ahora se conoció el testimonio de otra mujer adulta que denunció públicamente al mismo sacerdote por un hecho ocurrido en Sampacho hace casi tres décadas, cuando ella tenía 11 años.

En ese momento, en la década del 90, Pinamonti era párroco del Santuario Nuestra Señora de la Consolata, la parroquia más importante de la localidad ubicada a 45 kilómetros al suroeste de Río Cuarto.

“Me violó cuando era una niña. Hicimos la denuncia tras el hecho, pero solo lo trasladaron a Achiras. Cuento mi historia de violación para que otras personas que hayan pasado por este cura pedófilo se animen a hablar. Yo viví una vida desgraciada y mis hijos pagaron por eso”, dijo la mujer a Radio Libertad 97.9 de Sampacho.

La víctima recordó que a sus 11 años trabajaba en los quehaceres domésticos en una casa de familia. Como los dueños le tenían confianza, se fueron de vacaciones y le dejaron la llave de la vivienda para que pudiera darle de comida y agua a los perros, publicó la web Villa María Ya.

“Cuando estaba en el patio siento que entra alguien y veo que era el cura. Lo saludé y me preguntó si estaba sola. Le dije que sí, y se fue para adentro de la casa. Cuando termino todo y me quiero ir, encuentro la puerta con llave”, contó.

En ese momento ocurrió lo peor: “El cura me tomó con fuerza, me empezó a besar, me tocaba, me bajó la bombacha y me violó. Cuando pasó todo, salgo disparando y llego a mi casa”.

La mujer contó que recuerda que volvió a su hogar con las piernas manchadas de sangre. “Mi mamá me limpió y fuimos a la Policía donde hicieron la denuncia por violación. Después me enteré que nunca estuvo preso, que lo llevaron a Achiras. Eso es todo lo que hicieron”, relató.

Los días posteriores a aquel hecho que se denuncia fueron de dudas e incredulidad en el pueblo. Por ese motivo y por temor a represalias, la familia entera se mudó a otra provincia.

“Éramos pobres, vulnerables. No podía hacer más nada porque era el señor cura del pueblo. ¿Qué íbamos a hacer contra el señor santo de la Iglesia?”, dijo en el programa de radio.

La mujer hoy tiene más de 40 años y ahora pudo contar el infierno que pasó junto a su familia. “La denuncia en la policía quedó en la nada. Hay curas que son muy buenos, pero para mí la Iglesia es el horror, a mí me arruinó la vida para siempre”, expresó la denunciante.

Pérez Natalia

Productora FM Romántica 90.7, reportera y encargada de producción, publicidad y operación.

Te puede interesar