Me Lo Dijo Pérez Me Lo Dijo Pérez

LEGISLADORES DE CÓRDOBA: Pidieron el regreso de las presenciales, pero se reúnen por Zoom para no contagiarse

Los Schiaretistas y Albertistas impulsaron el regreso a clases, pero para ir a la legislatura sólo la mitad y el resto desde sus casas.

POLÍTICA 18 de febrero de 2021 Pérez Darío Eduardo Pérez Darío Eduardo
legislatura-1-300x200

El Poder Legislativo de Córdoba arrancó un nuevo periodo ordinario sin haber podido retomar la dinámica de los tiempos pre pandemia. Sin embargo, el nivel de presencialidad aumentó en relación al año pasado.

En consonancia con las pautas sanitarias que todavía rigen la modalidad laboral para la administración pública y gran parte de la planta política del Gobierno, el parlamento local mantiene un esquema de semi presencialidad, o sistema mixto, que combina legisladores en el recinto con otros conectados virtualmente.

Pero la modalidad se flexibilizó desde el 1° de febrero cuando el gobernador Juan Schiaretti dejó formalmente inaugurado el nuevo ciclo de sesiones ordinarias. Para este ´21 y hasta nuevo aviso, se dispuso elevar al 50 por ciento el número de personas autorizadas para estar en la sala de sesiones, garantizando de esta manera el distanciamiento y las medidas impuestas en los protocolos.

 
Aun así, el retorno del cuerpo en su totalidad fue un planteo de la oposición a Hacemos por Córdoba en reiteradas oportunidades a lo largo del 2020. Alrededor de septiembre, los distintos bloques comenzaron a objetar con mayor énfasis que se mantengan las restricciones sobre las asistencias y acusaron al oficialismo de utilizar la situación de excepcionalidad para trazar una agenda legislativa según sus criterios.

El oficialismo respondió esas imputaciones asegurando que la labor parlamentaria no decayó y que, por el contrario, se había incrementado en el caso de las comisiones, por ejemplo. Desde el schiarettismo, informaron que, de las 43 sesiones ordinarias, 9 se desarrollaron de manera presencial y el resto se concretaron virtualmente “sin grandes complicaciones”.

Vale recordar que, en abril, a un mes de decretado el aislamiento obligatorio en todo el país, el cuerpo legislativo comenzó a sesionar bajo el formato virtual; luego se ajustó a una mínima presencialidad y terminó el 2020 con la autorización para que unos 21 legisladores en total asistan al recinto.

Sobre las sesiones remotas, desde Hacemos por Córdoba recuerdan que la Legislatura de Córdoba fue una de las primeras del país en implementarlas.

Ahora, rige esa nueva modalidad del 50 por ciento de presencialidad sobre el total de legisladores. En se porcentaje debe quedar garantizada la representación de todas las fuerzas políticas.

Esto supone que, por ejemplo, en el caso de los tres bloques unipersonales como el de Luciana Echevarría del MST-Nueva Izquierda, el de María Noel Argañaráz del FIT y Cecilia Irazuzta por la Coalición Cívica ARI, esa representatividad esté alcanzada al cien por ciento; al igual que en el caso de Encuentro Vecinal cuyos dos parlamentarios, Aurelio García Elorrio y María Rosa Marcone, también puedan asistir de manera física a las sesiones.

En tanto que, sobre los nueve legisladores de Juntos por el Cambio, pueden asistir seis; mientras que el bloque de la UCR tiene habilitados cuatro lugares de los cinco con los que cuenta el espacio. Es decir, en este nuevo esquema la oposición prácticamente pudo recuperar plena presencia en el recinto, mientras que, en proporción y paradójicamente, el oficialismo es el que pierde volumen.

La bancada que responde políticamente al gobernador Schiaretti y que cuenta con 51 parlamentarios, puede llevar unos 20 representantes al recinto en total contando las autoridades de Cámara. Por eso y para mantener la armonía interna y evitar fricciones, se dispuso un sistema de rotación para que todos los frentes políticos que conviven dentro de Hacemos por Córdoba, puedan estar participar de las sesiones. Además del schiarettismo, integran ese bloque los albertistas, el GEN, el Socialismo y el Partido FE. Sobre todo con el primer grupo, las relaciones están tensas en el marco de las diferencias políticas entre el Frente de Todos y el schiarettismo.
FacebookTwitterWhatsAppPrint.Por Yanina Soria.

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias