Me Lo Dijo Pérez Me Lo Dijo Pérez

Mis padres, sus besos y boleros con aroma a jazmín

Un instante, un beso. Amalia y Gubbins, el amor después del amor

OPINIÓN 13 de febrero de 2020 Pérez Darío Eduardo Pérez Darío Eduardo
Jazmin

Un profundo  aroma a jazmines  se  metió por  la  mampara  que  daba  a la  calle Paraguay , la  mesa servida con la picada en un anochecer  de  domingo  en la  casa de mis padres ya  grandes ,  faltaban unos  minutos  para que  el  televisor hiciera  magia con la imagen de  Juan Román  saltando  al  césped de  la  Bombonera , justo en  ese  momento apareció  la  imagen de una publicidad de  chocolates con música  de bolero ...NOSOTROS QUE  NOS  AMAMOS TANTOOO. Al  instante ,  vino a mi mente  una  escena  de  ELLOS  en el pasado  " ¿ Saben de  qué me acuerdo? Cuando  éramos  chiquitos , con  Javier ( mi  hermano)  por la  noche  nos  sentábamos  en el piso a comer  pan  con  miel y  manteca,  mientras  Ustedes  se ponían  a bailar  este  mismo bolero  que salía  de la radio  y  se  besaban  muy  enamorados  como pocas veces he  visto ".  AMALIA  me miró  con  aires  de revelar  un secreto y  dijo " no  era  por  amor, pasa  que  tu padre  hacía dos  meses que  no cobraba el sueldo en Corradi  y  apenas nos  alcanzaba para  que cenaran esos  sanguches,  Nosotros  tomábamos mate cocido y  para  no  ponermos a llorar , nos  poníamos a  bailar  y  nos  besábamos.  Debo  agregar  que tu  padre   besaba  mguy  bien,  aunque  a veces  algunos  besos no  llegaban  hasta  Mi  y  se perdían en otras bocas".

Gubbins  con su  actitud Zen  de  siempre, no  dijo nada y  me  guiñó  un  ojo. Mi madre  advirtió  el gesto  por el  vidrio  de  el viejo modular   ,  se  dio  vuelta   y  en un instante  mágico  y  eterno ...se besaron , como  escribió Eduardo Galeano "  se desprendían vapores y fulgores jamás vistos, y era tanta su hermosura que se morían de vergüenza los jazmines y los dioses".

Posdata: ¡ Como  los extraño !

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias