Me Lo Dijo Pérez Me Lo Dijo Pérez

Morteros estuvo cerca tener la misma tragedia de Villa Gesell , pero al revés

Cuando la patota es oficial y atacan a la victima. Un video impactante y la liviandad de la justicia.

JUDICIALES 03 de febrero de 2020 Pérez Darío Eduardo Pérez Darío Eduardo
Morteros violencia seguridad ciudadana

En Morteros hace un mes tuvimos una patota que atacó a un joven a la salida de un local nocturno, pero a diferencia de Villa Gesell, la policía y la justicia en lugar de actuar contra los violentos, actuó contra la victima por ser los atacantes una patota dependiente del Estado municipal, encargados de la (In) seguridad ciudadana. Por  Miguel  Peiretti
Mientras en el país después de lo ocurrido en Villa Gesell se encienden las alarmas por el crecimiento de la violencia urbana, en Morteros se mantiene en silencio el hecho acontecido en la madrugada del 25 de diciembre de 2019. Esa noche Morteros estuvo cerca de ser la Villa Gesell argentina, pero en lugar de ser un grupo de rugbier, los violentos fueron integrantes del grupo de Seguridad Ciudadana del municipio.


El espantoso crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell, es similar a lo ocurrido en Morteros cuando un joven de Suardi fue pateado por integrantes del Grupo de Seguridad Ciudadana de la Municipalidad de Morteros cuando se encontraba reducido en el piso. Un grave hecho de violencia institucional que pone de manifiesto lo más atroz del Estado, en este caso municipal
 
En la madrugada del 25 de diciembre, de acuerdo a lo que se observa en un video casero que fue viralizado a través de las redes, alrededor de ocho integrantes del Grupo de Seguridad Ciudadana de la Municipalidad de Morteros, (conocidos como Vigias) se abalanzaron sobre el mismo, generándose una revuelta en la que entre el forcejeo integrantes del grupo se traban, cayendo uno de ellos al piso junto al joven, el que es levantado por un efectivo policial, pero en ese momento se observa que integrantes del grupo municipal en lugar de apoyar la reducción que estaba concretando el policía, lo agrediría con golpes de puño, generándose una revuelta que hicieron que cruzaran de un costado de la calzada de la calle hacia el otro de manera violenta al joven.
Siempre de acuerdo a lo que se observa en las imágenes, en el lugar del hecho se observa el móvil de Seguridad Vial Ciudadana y un móvil policial, además de vehículos particulares estacionado en las inmediaciones, logrando el policía reducir al joven acostándolo sobre el piso, mientras se escucha que alguien repite “tengo miedo, tengo miedo”, efectivos de los municipales, encontrándose el joven totalmente controlado lo patean en el piso.
Lo grave y preocupante ante la profundización de la violencia urbana como parte de la prepotencia e indiferencia que existe en la sociedad, en Morteros es más grave aún porque para resolver una situación de violencia urbana, profundiza la violencia actuando en patota tomando a las patadas a un joven, es el municipio como parte de la política de seguridad, con la complicidad de la policía que según el titular de la comisaría local informó al responsable de Seguridad Ciudadana, pero no dieron intervención a la justicia como corresponde en estos casos.


La justicia de Morteros desde siempre es sorda, ciega y muda y más aún cuando tiene que accionar ante funcionarios del Estado, demostrando una vez más que no es pareja para todos, dejando en la indefensión total a la sociedad, que en este caso existe temor en denunciar por el hecho de tratarse de integrantes del municipio quienes golpean salvajemente.
Será necesario que Morteros se transforme en una Villa Gesell para que los concejales en representación del pueblo defiendan a la ciudadanía de la violencia municipal. Deberemos esperar a que esta patota de inseguridad ciudadana mate a un joven para que la justicia actúe. No será hora de que como sociedad nos organicemos para que organismos de otras latitudes intervengan en Morteros, en defensa de la vida. 

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias