Morteros: municipales agarraron a patadas a un detenido

POLICIALES 10 de enero de 2020 Por
Son contratados a bajo costo que funcionan como una policía paralela que maneja el intendente.

En la madrugada del 25 de diciembre en momentos que un joven habría protagonizado un hecho de violencia urbana, de acuerdo a lo que se observa en un video casero que fue viralizado a través de las redes, alrededor de ocho integrantes del Grupo de Seguridad Ciudadana de la Municipalidad de Morteros, (conocidos como Vigias) se abalanzaron sobre el mismo, generándose una revuelta en la que entre el forcejeo integrantes del grupo se traban, cayendo uno de ellos al piso junto al joven, el que es levantado por un efectivo policial, pero en ese momento se observa que un integrante del grupo municipal en lugar de apoyar la reducción que estaba concretando el policía, lo agrediría con golpes de puño, generándose una revuelta que hicieron que cruzaran de un costado de la calzada de la calle hacia el otro de manera violenta al joven. REGIONALISIMO
Siempre de acuerdo a lo que se observa en las imágenes, en el lugar del hecho se observa el móvil de Seguridad Vial Ciudadana y un móvil policial, además de vehículos particulares estacionado en las inmediaciones, logrando el policía reducir al joven acostándolo sobre el piso, mientras se escucha que alguien repite “tengo miedo, tengo miedo”, otro efectivo de los municipales, encontrándose el joven totalmente controlado lo patea en el piso, cesando la violencia a partir de que alguien orden al grito de “basta”, retirándose la totalidad de los integrantes del Grupo de (In) Seguridad Ciudadana, quedando el único efectivo policial en el lugar con el joven.
El hecho fue informado a los responsables del Grupo de Seguridad Ciudadana de la Municipalidad de Morteros, pero no habrían actuado con el rigor que corresponde ante esta grave acción perpetrada desde un organismo municipal, por lo que al no existir denuncia penal por parte de las autoridades, termina transformando el mismo en un hecho de violencia institucional.


La violencia institucional es violencia del Estado
La violencia institucional es una violación a los derechos humanos. La violencia institucional es aquella violencia física, sexual, psíquica o simbólica, ejercida abusivamente por agentes y funcionarios del Estado en cumplimiento de sus funciones, incluyendo normas, protocolos, prácticas institucionales, descuidos y privaciones en regimiento de una persona o grupos de personas.
Fue agudizándose al calor de las políticas neoliberales que generaron un proceso de profunda regresión social, y una fuerte fragmentación y segmentación social. Como política represiva, la violencia institucional funciona como una técnica de gobierno y control social de determinados grupos sociales, sobre quienes se despliegan selectivamente dispositivos represivos, torturas, que muchas veces terminan en muertes.


Parte de la política municipal
El Departamento Ejecutivo es el que diseña e implementa la política que se ejecuta en la calle en este caso a través del Grupo de Seguridad Ciudadana, razón por la que no se trataría este video de un caso aislado, sino que señalan que es una práctica habitual como parte de las practicas violentas por parte de los agentes municipales.
La Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi), pregunta ¿Cuáles son las condiciones que habilitan estas violencias? ¿Quién decide que se produzcan?, al no existir denuncias contra este tipo de hechos, señalan que existe un gobierno municipal que legitima esta violencia.
Ante autoridades que impulsan prácticas sistemáticas y generalizadas de hechos de violencia institucional vinculadas a tratos crueles, inhumanos y degradantes, las cuales son perpetradas por las fuerzas de (In) seguridad ciudadana, como sociedad debemos organizarnos para que estas temáticas sean erradicadas y al mismo tiempo difundir la legislación, denomina Ley de víctimas para que Morteros no termine siendo parte de las estadísticas que indican que cada 22 horas muere una persona por violencia institucional. No olvidemos que existen dos muertes sospechadas en nuestra ciudad de ser como consecuencia de la violencia institucional policial.
Si nuestro objetivo es vivir en una sociedad más inclusiva, democrática y segura, debemos cuestionar estas prácticas violentas naturalizadas que se reproducen institucionalmente y los discursos que las sustentan.

Pérez Darío Eduardo

Técnico Superior en Periodismo, Comunicación Institucional y Medios. Director de FM Romántica 90.7

Boletín de noticias