Se trata de la primera condena en casos de responsabilidad empresarial para crímenes de la dictadura en el país.

EL PAIS 21 de octubre de 2022
Se trata de la primera condena en casos de responsabilidad empresarial para crímenes de la dictadura en el país.
empresarios-complices-de-la-dictadura-1024x768

La Corte Suprema de Justicia reafirmó que el empresario Marcos Jacobo Levín fue complice de delitos de lesa humanidad durante la última dictadura cívico-militar en Argentina.

La resolución del máximo tribunal revocó la absolución con la que se habían beneficiado el empresario, exdueño de La Veloz del Norte; José Antonio Grueso, ex jefe de personal de la firma; Víctor Hugo Almirón, exjefe de la comisaría cuarta de Salta, y Enrique Víctor Cardozo, exoficial en la misma dependencia.

Todos ellos fueron condenados por primera vez en 2016, a 12 años de prisión, por el secuestro y la tortura de Víctor Cobos, trabajador de La Veloz del Norte y delegado gremial de la UTA. Fue la primera condena en casos de responsabilidad empresarial para crímenes de la dictadura en el país.

Esa sentencia fue apelada y en 2017 la Cámara de Casación Penal la anuló, al aplicar el criterio de prescripción también para el caso de Cobos. La causa pasó a revisión de la Corte Suprema, que en 2018 ordenó que el trámite del caso sea retomado por el Juzgado Federal Nº1 para volver a analizar los crímenes sufridos por el resto de las víctimas.

Eso dio lugar a la nueva investigación, la presentación de la Secretaría de Derechos Humanos como querellante y finalmente a un nuevo procesamiento.

Finalmente, más de seis años después de dictada la sentencia de condena a Marcos Jacobo Levin, y cinco años después de que Casación la revocara, la CSJN desestimó el fallo de Casación y volvió a confirmar la culpabilidad.

FUENTE: EL RESALTADOR

Te puede interesar