Un día en San Francisco para una persona con discapacidad

LOCALES 13 de mayo de 2022 Por Pérez Natalia
La concejala Cecilia Roffé publicó un vídeo que muestra las dificultades de accecibilidad local que genera barreras que obstaculizan la autonomía de las personas con discapacidad.
discapacidad san fco

En sus redes sociales la concejala Cecilia Roffé publicó un vídeo que muestra las dificultades que una persona con discapacidad debe afrontar en su día a día para movilizarse en San Francisco, una ciudad que está lejos de ser lo que se denomina una ciudad accesible. 

El diseño y funcionalidad de la ciudad en la que vive una persona con discapacidad física o intelectual va a facilitar o impedir su inclusión en la sociedad, sus posibilidades de encontrar trabajo y de ser lo más independiente posible. Uno de los principales desafíos es la falta de conciencia y comprensión por parte de los responsables políticos y los planificadores urbanos sobre los retos y condicionantes de la falta de accesibilidad.

Para la edil a ausencia de políticas públicas y de ajustes razonables por parte del Estado Municipal, genera barreras que obstaculizan la autonomía de las personas con discapacidad. En el día a día, tienen que superar cientos de obstáculos para poder hacer lo que desean; y eso, coarta su libertad de circulación.  

"Para las personas con discapacidad motriz, un escalón es igual que una pared".

Visibilizar esta situación, nos permite tomar conciencia de la importancia de construir una ciudad inclusiva, que garantice la convivencia en la diversidad.

La urbanización ofrece oportunidades para la inclusión social, y un acceso equitativo a los servicios y a los medios de vida, así como para motivar y movilizar a las poblaciones vulnerables en riesgo de exclusión, en especial al 25% de la población mundial que cada día se topa con dificultades para tener una participación significativa en las ciudades.

Existen aspectos físico que permiten que la persona pueda moverse de un lugar a otro en la ciudad. Esto es fundamental para poder ir al trabajo, a estudiar, a actividades de ocio, al médico, es decir, para poder realizar las actividades cotidianas. Algunos elementos básicos son unas aceras anchas (para sillas de ruedas), lisas, con rampas, sin postes o farolas en lugares no habituales; semáforos con voz; carteles con información en braille y con imágenes simples. Estos elementos permiten que las personas con discapacidad se muevan libre y seguramente por la ciudad.

Aunque la exclusión social, la discriminación y la marginación plantean serias dificultades a la hora de garantizar la igualdad en el acceso a oportunidades y construir ciudades más inclusivas. 

 la accesibilidad también se reconoce como un derecho humano y una condición previa para que las personas mayores y las personas con discapacidad vivan de manera independiente y participen de forma plena e igualitaria en la sociedad

Pérez Natalia

Productora FM Romántica 90.7, reportera y encargada de producción, publicidad y operación.

Te puede interesar