Me Lo Dijo Pérez Me Lo Dijo Pérez

Caso Saire: las dos amigas de Saire recordaron como vieron que se lo llevaban gritando

Mañana se escucharían los alegatos finales de las partes y cerca de las 13 hs podría haber un veredicto.

JUDICIALES El miércoles Pérez Natalia Pérez Natalia
saire dia 2

La segunda jornada de juicio a los dos policías  imputados por golpear a Fernando Saire y causarle la perdida de un testículo se llevó a cabo hoy. Durante el segundo debate hablaron 5 testigos, entre ellos las dos jóvenes que acompañan a Fernando y el medico forense Mariano Pispiero. 

Analizando el reporte realizado cuando la terrible agresión ocurrió Pispiero concluyó las lesiones que presentaba el paciente correspondían con las de la resistencia a la aprensión. En cuanto a la amputación de cuerdo con el edema que presentaba en la bolsa escrotal, no se trataría de un golpe directo, si no de un aplastamiento. 

Natalia Pérez y Stefanía Capello, las dos mujeres que acompañaban a Saire pasaron hoy por la silla de testigos. Comenzando con el altercado el Nina que las llevó hasta la comisaría, relataron lo que vieron aquella noche. Al igual que todos los testigos hasta el momento las jovenes concuerdan en que todo comenzó cuando un hombre al que describieron como un "gringo grandote" entró a la comisaría alcoholizado, gritando y golpeando cosas exigiendo al igual que ellos hacer una denuncia contra el local nocturno. 

Saire intenta ayudar a la tensa situación convenciendo a esta persona, que jamás fue identificada, que le hiciera caso al oficial Lencinas y que se retire y vuelva cuando este sobrio. Esta persona sale corriendo de la comisaría y lo próximo que ven las jóvenes es como el oficial arremete contra Fernando, ven que golpean contra la puerta de vidrio de la entrada. 

Entre el forcejeo entre Saire y los dos policías, recuerdan ver a Fernando aferrarse al escritorio intentando que no lo lleven al patio mientras le pedía a ellas q filmen lo que ocurría. Stefanía describió como Lencinas le pega en la mano tirando el celular al suelo. Mientras tanto los policías llevaban a Fernando al patio mientras el gritaba desesperado preguntando porque lo hacían si el no había hecho nada malo. 

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias