Me Lo Dijo Pérez Me Lo Dijo Pérez

LOS MÉDICOS CUBANOS QUE SALVAN LOS OJOS DE LOS CORDOBESES EN PLENO BARRIO SAN MARTÍN

Solidaridad pára los cordobeses.

CÓRDOBA 03 de julio de 2021 Pérez Darío Eduardo Pérez Darío Eduardo
Centro oftamologico Cuba (1)

En pleno barrio San Martín de  Córdoba, desde hace 12 años, un equipo de profesionales y voluntarixs ofrece un poco de la calidez isleña en medio de este terruño tan lejos del mar y del socialismo. En esta nota, conversamos con un compañero de la Misión Cubana en Córdoba sobre el proyecto que llevan adelante, las adecuaciones en tiempos de pandemia, la campaña solidaria de insumos para la vacunación del pueblo cubano y el reciente estreno de la radio La Chispa. 

 
La semana pasada, se conoció un nuevo rechazo de la ONU al embargo de EE. UU. sobre Cuba. El bloqueo de más de 60 años evidencia una condena histórica y heredera de una guerra económica y política contra la isla. Una anacronía persecutoria. Desde 1992, se viene aprobando anualmente con un respaldo abrumador de la comunidad internacional que el bloqueo cese. El canciller de la isla, Bruno Rodríguez, expresó en la Asamblea General que “como el virus, el bloqueo asfixia y mata, y debe cesar”. El actual presidente norteamericano Joe Biden esbozó en campaña algunos signos posibles de cambio, pero el bloqueo no cesa. Aun así, el pueblo caribeño sigue siendo protagonista de su revolución en su propia tierra y en distintas partes del continente.  

En Córdoba, el Centro Oftalmológico Che Guevara hace latir un pedacito de la isla en la ciudad. El Programa Operación Milagro llegó a la Argentina en 2005 en el marco de la Cumbre de las Américas, como un programa continental de salud visual pensado y gestionado por la República de Cuba, y nacido desde una ingeniería política más amplia; el ALBA (Alianza Bolivariana para las Américas). Durante ese primer año, 800 personas lograron ir desde Argentina a operarse a Cuba. “Esto requería un esfuerzo muy grande: desde la gestión de los pasaportes hasta el viaje desde los pueblos a Buenos Aires y, luego, a Cuba. Es importante recordar que este programa está destinado a personas sin coberturas médicas y que no les es fácil el acceso a las operaciones de cataratas y pterigion (carnosidad que aparece principalmente por problemas climáticos)”, remarcan desde el Centro Che Guevara. 

Cuando Evo Morales ganó las elecciones, en 2006, se montó un hospital fronterizo entre Bolivia y Argentina, que fue hasta 2009 la base donde se hicieron las operaciones. Tres años después, el Ministerio de Salud de Cuba donó todos los elementos para montar una clínica en nuestro país. “Se evaluaron varias opciones geográficas y se decidió hacerlo en Córdoba, ya que es un centro neurálgico y había muchas líneas de transporte para que se pueda acceder fácilmente desde distintos lugares del país. Por ese entonces, se hizo un acuerdo con la Clínica Junín, recuperada por sus trabajadores, y allí se instaló el centro oftalmológico”, detallan a La tinta desde Misión Cubana. 

En el 2015, llegó el momento del edificio propio, donde actualmente se encuentra el Centro Oftalmológico. Muchxs recuerdan el acto de inauguración, en la plaza del barrio, con Aleida Guevara trayendo historias y esperanzas entre la calidez de su tono. 

El centro lleva 12 años de existencia en Córdoba y han operado a casi 9.000 personas de distintos puntos del país. Desde 2018, cuentan con una segunda planta que funciona como casa de hospedaje para quienes vienen de otros lugares y transitan la estancia quirúrgica. “En América Latina, hay muchas personas que han perdido la visión y que no pueden acceder a la cirugía necesaria, que, en realidad, no lleva mucho tiempo y que con un lente intraocular pueden volver a ver. Lo dijeron Fidel y Chávez en su momento: ´6 millones de personas en nuestro continente son ciegas porque son pobres´. Hace dos años, se cumplió el objetivo de operar esos 6 millones de personas, objetivo que trazaron cuando nació el programa”, afirman desde el Centro.

En tiempos donde la salud es un tema central de nuestros días y cuando comprendemos la importancia de un sistema sanitario presente, vale volver sobre los principios de esta isla que tanto aporte en materia sanitaria ha hecho desde el comienzo del proceso revolucionario. “Nuestro punto de partida es la pesquisa activa, que es un principio de la salud cubana y que postula que no hay que esperar a que vengan hasta el centro de salud u hospital, sino que vamos a buscarlos al territorio. A partir de esta concepción, desde 2013, se realizan las Brigadas Che Guevara, con consultorios móviles donde no hay hospitales o el Estado no llega con propuestas médicas. Se brindan consultas de oftalmología, se detectan los casos para cirugía o para otros tratamientos, y también se intenta trabajar con otras especialidades médicas. Hemos viajado a la puna jujueña, al monte santiagueño y chaqueño, entre otros lugares”, cuenta el equipo.

Las brigadas están conformadas con médicxs graduadxs en Cuba, médicxs voluntarixs que se han graduado acá, integrantes de “Operación Milagro”, asesorxs pedagógicxs del Programa de Alfabetización “Yo sí puedo” y voluntarixs que se suman. La propuesta es transdisciplinar; no solo piensa la salud en términos de enfermedad, sino que comprende las dimensiones culturales y sociales de la vida. Siempre se articula con una organización local para fortalecer las organizaciones de base. 

Desde que comenzó la pandemia (y como en todas las áreas de la vida), el Centro también se vio afectado en su capacidad de atención y decidieron potenciar el trabajo territorial en el barrio. Comenzaron el año pasado con ollas populares mientras acondicionaron las instalaciones para cumplir con los protocolos COVID-19 y retomar las consultas clínicas y las intervenciones quirúrgicas, que, por supuesto, se han visto reducidas. “Estamos con la proyección de habilitar un consultorio de medicina familiar para pacientes del barrio y los territorios con los que trabajamos, ya que no estamos saliendo a hacer pesquisas y brigadas a otros lugares, hemos focalizado en lo local. Trabajamos con la Cooperativa de recicladores de Villa Los Galpones y con promotores de salud realizando un relevamiento de salud barrial. Hemos realizado jornadas culturales y también seguimos con el eje en la alfabetización. Nuestro objetivo es poner al servicio del pueblo organizado estas herramientas de salud y de educación, un hospital al servicio de quienes luchan por un mundo mejor”, expresaron desde el Centro. 

Centro oftamologico

Una radio en la clínica
“Operación Milagro y el Yo sí puedo son dos de los muchos programas y misiones que pertenecen a un universo mayor de propuestas que forman parte de la batalla de ideas, que fueron creados como parte de la lucha ideológica contra la industria cultural e intelectual del capitalismo. Estos otros programas tienen un enfoque social, cultural, comunicacional y, desde ese espíritu, nace este año la radio La Chispa. Era necesario para la clínica tener un espacio de comunicación propia para vincularse con el barrio, militantes, instituciones y organizaciones”, explican desde el espacio. 

A comienzos de año, un grupo de estudiantes de comunicación comenzó la aventura radial y, desde hace dos meses, transmiten los miércoles, cada 15 días, el programa La Fragua. “La radio fue un elemento central en el proceso de la revolución cubana. La Radio Rebelde fundada por el Che, así como la figura de Masetti, son la inspiración en la forma de pensar el sentido de la comunicación y el periodismo. Por eso, una radio y no otra cosa. Transmitimos el trabajo que se hace desde el hospital, recordamos un poco de la historia de la revolución y queremos que sea un espacio para la voz de la comunidad barrial”, agregan en diálogo con nuestro medio.

“El bloqueo mata, tu solidaridad mata al bloqueo”
El país isleño sigue adelante con la fuerza de siempre y, en plena pandemia, ya tienen cinco candidatos vacunales y dos ya son vacunas: la Soberana y la Abdala. Desde abril, organizaciones populares de diferentes países comenzaron con una campaña internacional que tiene como meta reunir 20 millones de jeringas para que Cuba logre vacunar al total de su población contra el coronavirus. En nuestro país, la organizan el Movimiento Argentino de Solidaridad con Cuba (M.A.S Cuba) y la Unión de Residentes Cubanos en la Argentina (URCA). 

Hasta el momento, se juntaron 720 mil kit, de los cuales la mitad ya fue enviada vía Cubana de Aviación, la línea de bandera de Cuba. La segunda mitad estaría partiendo en los próximos días. El objetivo es llegar al millón de kits, la campaña continúa y la cuenta corriente 191-173-010100/3 en el Banco Credicoop Coop. Ltda, CBU 1910173855017301010032 a nombre de la Casa de la Amistad Argentina-Cubana CUIT 30-70127094-7 sigue recibiendo donaciones en efectivo.

Las puertas de la clínica están abiertas y, si bien el turnero está reducido por las condiciones sanitarias, este espacio sigue siendo para muchas personas la esperanza de volver a ver. Es también un punto de alfabetización y se está por comenzar una campaña de alfabetización para barrio San Martín. Invitan a la comunidad a sumarse en las actividades y seguir generando redes. 

Vías de contacto a los teléfonos para comunicarte con el Centro Oftalmológico:

Fijo: 0351-4724588 o Whatsapp 3513719143 o a los mails [email protected] / [email protected] / [email protected]

*Por Redacción La tinta / Imagen de portada: La tinta.

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias