Me Lo Dijo Pérez Me Lo Dijo Pérez

Otra denuncia por palizas para la policía privatizada de Morteros

El intendente de Morteros maneja una fuerza policial privada para controlar la ciudad , acusada de varios hechos de violencia.

POLICIALES 31 de julio de 2020 Pérez Darío Eduardo Pérez Darío Eduardo
Franco Mendoza

MORTEROS,  LA  CIUDAD   QUE PRIVATIZÓ LA  POLICÍA.

Presentaron una denuncia contra miembros del grupo de Seguridad Ciudadana Municipal de Morteros que habría golpeado a un joven que podría tener lesiones en su mandíbula y rotura de dientes entre otras lesiones. Este nuevo hecho de violencia institucional y abuso de poder perpetrado por el municipio es una reiteración de la política incrementada desde diciembre último.

La madre de Franco Mendoza, un joven de 19 años denuncia que su hijo en la madrugada del sábado, alrededor de las 4,30 junto a sus amigos estuvo sobre calle San Lorenzo donde se habría generado una pelea con la rotura de un vidrio, desde donde siguió caminando hacia a su casa alcoholizado.
Una media cuadra antes de llegar a su domicilio, «tres autos y tres motos lo acorralaron, lo golpearon, lo tiraron al piso, le pegaron patadas, le dieron la cabeza contra un camión al que le dejaron un boyo y había sangre en el piso. Hubo vecinos que al escuchar los ruidos, vieron como le pegaban y me cuentan que primero había caído arrodillado y cuando lo levantaron estaba inconsciente», narra Mercedes, la madre del joven
Prosiguió diciendo en declaraciones a Radio República que los vecinos quisieron ir avisarle, pero no los dejaron, recién cuando se fueron, «me avisaron, llame a la policía, me dijeron lo acaban de traer por violación de la cuarentena. Me dijeron que no estaba golpeado y no me dejaban verlo».
Señala que a las 10 fue a la sede policial, donde no la dejaron ver a su hijo, le dijeron que estaba detenido por violación de domicilio, pero dijeron que no tenían información sobre los detalles y cerca del medio día volvió, donde le dijeron que no había nadie a cargo para atenderla y le reiteraron que no tenían información y tampoco le permitieron ver a su hijo.
A eso de las 12,30 fue liberado, «tenía la cara desfigurada, me conto lo mismo que me dijeron los vecinos. Era un grupo grande de amigos que estuvo en el lugar de la pelea, pero ninguno fue detenido, a los que pelearon y al que rompió el vidrio no lo detuvieron, asegurando que su hijo no estuvo involucrado en la pelea de calle San Lorenzo. Además me dijo que lo agarraron entre la policía y los de seguridad que son los que les pegaron y se despertó en la comisaria».
Por otra parte la madre indica que el medico policía solo miro y que en el hospital no lo revisaron, le dijeron que «vaya a un consultorio privado porque aparentemente tiene quebrada la nariz, dientes quebrados y hacer estudios en la cabeza porque ahí no tiene para hacerlo».
Indicó que presentaron la denuncia en Morteros contra el grupo de Seguridad que le habrían pegado ante la presencia de dos policías a partir de lo expresado por la víctima, los amigos que habrían observado cuando lo golpeaban y lo visto por los vecinos del lugar. «Si en Morteros no se hacen cargo, vamos a denunciar en San Francisco» aseguró.
Finalmente manifestó que en otra oportunidad estuvo detenido por violar la cuarentena, considerando que estuvo bien, pero «se aprovecharon porque estaba tomado, no era necesario entre tantos, si estaba violando la cuarentena está bien que lo lleven detenido, si estaba haciendo algo malo, me parece perfecto, apoyo a la policía, pero pegarle de la forma que le pegaron no comparto. A muchos chicos le pegan así, la policía los apoya y los cubre».


"Fuimos comisionados por la policía"
Darío Ledesma uno de los propietarios de la empresa de seguridad encargada de llevar adelante las políticas establecidas por el municipio, manifestó que fueron comisionados por el móvil policial en la que se encontraban dos mujeres para realizar un procedimiento en la que se habían tomado a golpes de puño. Al llegar al lugar son informados que dos personas se van hacia distintos sectores, por lo que «disponen un cerrojo encontrando a esta persona corriendo, donde se produce un forcejeo para tumbarlo y pierde el control, cayendo en el ripiado», acotando que ya se encontraba golpeado, «estaba tomado, no pudo afirmarse con las manos, tiene un raspón».
Aseguro contar con personal profesional, capacitado e instruido para este tipo de reducción. «Dudo mucho en las acusaciones que están haciendo. Estas situaciones las vivimos cada vez más seguidas, nos preocupa y tenemos que cuidarnos la espalda», dijo al asegurar que «lo único que hicimos fue detenerlo y ponerlo a disposición de la policía que llego casi en el momento».
«Molesta que ensucien a toda la empresa, no somos abusadores, o tomamos represión» manifestó en declaraciones a Radio República expresando que quiere llevar tranquilidad, mientras aseguro que no tapan nada y pondrán al personal a disposición de la justicia.
«Somos muy profesionales, tratamos de llevar tranquilidad a la gente porque nos apunta todo el mundo, no somos violentos, no somos agresivos, somos humanos, hay gente que se puede haber equivocado y se actuó, cumplimos con todos los requisitos para ser servidores públicos» sostuvo Darío Ledesma reiterando que «al venir corriendo seguridad lo que hace lo empuja, al perder el control, el estado de ebriedad que el tenia encima no se abra podido afirmar, minutos antes estaba peleando con el dueño del auto que le rompió la luneta, nosotros fuimos comisionado por el móvil policial».


Hechos que se reiteran
El proceder preventivo y disuasivo es el principio rector de la actividad de Seguridad Ciudadana a través de la observación y control, pero en ningún momento la legislación los faculta a procedimientos que corresponden a la policía que en representación del Estado Provincial tiene a su exclusivo cargo la seguridad pública.
En consecuencia la policía bajo ninguna circunstancia puede delegar, comisionar la preservación de la integridad y derechos de las personas, la libertad, el orden y la paz pública en el marco del Estado de derecho que corresponden al Estado provincial.
Las violentas acciones que últimamente viene perpetrando el municipio contra la ciudadanía por intermedio de (In) Seguridad Ciudadana Municipal, además de ser violatorio a los Derechos Humanos de las personas, se trata de un fuerte abuso de poder, ya que en ningún caso faculta a que toquen a ninguna persona y menos aún, procedan a su detención como centenares de personas indican que lo vienen haciendo.
Las acciones violentas por parte de Seguridad Ciudadana Municipal que se habrían incrementado de manera notable a partir del mes de diciembre del 2019, sin que existan procedimientos que orienten al cumplimiento de lo establecido para este tipo de actividades, evidencian la fuerte política represiva de violencia institucional que vienen sosteniendo. 
Ante este nuevo caso denunciado por la madre de un joven, además de exigir a la justicia actúe tanto contra los actores directos y quienes estuvieron en lugar y no llevaron a cabo el procedimiento como corresponde, deberían junto a las anteriores víctimas y todas aquellas personas que fueron detenidas o violentadas por integrantes de Seguridad Ciudadana Municipal realizar una presentación ante la Procuraduría de Violencia Institucional para que el poder político amante de las oscuras épocas de nuestro país, cambie de prácticas en defensa de la democracia.

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias