Córdoba: la gente deja de pagar impuestos y no alcanza para pagar los sueldos, obras publicas paradas.

POLÍTICA 04 de noviembre de 2019 Por
En Córdoba la plata no alcanza y Schiaretti se complica.
grafico



La recaudación de Córdoba volvió a caer y ya acumula 14 meses en rojo
IIBB crece apenas 27% y el Consenso Fiscal suma presión extra a las provincias
 
En octubre, alcanzó $20.014 millones, 33,9% mayor que un año atrás pero 10% por debajo en términos reales. Fue clave la baja de los envíos nacionales, golpeados por la reducción del IVA y Ganancias aplicada por Macri tras las PASO. Para el Gobierno provincial, la pérdida de recursos por la baja real de los ingresos acumula $24.582 millones

La recaudación de la Provincia de Córdoba alcanzó en octubre pasado a 14.833 millones de pesos, 34,9 por ciento superior a la registrada un año atrás aunque 10 por ciento menor en términos reales.
De esta manera, los ingresos provinciales que incluyen los propios y los giros nacionales, totalizan 16 meses consecutivos de caída a valores constantes. Esa baja se tradujo, en la práctica, en una pérdida acumulada de 24.582 millones de pesos. El monto es un valor teórico, esto es cuánto se hubiese recaudado de más si los ingresos al menos hubieran acompañado a la inflación en el mismo período.
Como fuere, es una cifra de una magnitud tal que complica sobremanera las cuentas provinciales. Se trata de casi dos recaudaciones mensuales completas o bien de seis nóminas salariales mensuales con su correspondiente carga social.

En el desglose por origen de los fondos, fue más contundente la caída de los envíos nacionales respecto a los recursos propios. La merma fue producto de la exención del IVA a productos de la canasta básica dispuesto por el Gobierno nacional y también por la suba del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, medidas que impactaron de lleno en la performance de los giros nacionales que apenas subieron 34,2%, tal como anticipó Comercio y Justicia el viernes pasado.
En octubre, casi 90 por ciento de la recaudación estuvo representada por impuestos dependientes de la actividad económica, como IVA, Ganancias, Ingresos Brutos y Sellos. “Esta prociclicidad de los recursos lleva a que las finanzas provinciales se vean fuertemente perjudicadas por la crisis nacional”, señalaron desde el Ministerio de Finanzas.
De acuerdo con los datos oficiales -la planilla con los detalles de los ingresos recién se publicaría hoy-, los recursos propios cayeron cerca de 9 por ciento, mientras que los de origen nacional mermaron a un ritmo de 11 por ciento, ambos en términos reales.
Por el lado de los recursos propios se observó que la tasa negativa de variación ha ido mermando desde 15,1 por ciento de caída en julio. Ya en agosto la baja fue de 7,3 por ciento y en septiembre 5,4 por ciento.

Sin embargo, esa tendencia se revirtió en octubre cuando la caída a valores constantes fue de 9,5 por ciento.
En cuanto a los recursos nacionales enviados a Córdoba, la dinámica fue opuesta. Concretamente, desde julio último en adelante, la baja se fue haciendo cada vez más pronunciada.
En julio, los giros cayeron uno por ciento, en agosto 6,2 por ciento, en septiembre 8,5 por ciento y, finalmente, en octubre 10,7 por ciento, siempre negativo y en términos reales.
La Provincia insistió en que parte de la “baja performance de los recursos nacionales se explica por la profundidad y persistencia de la crisis potenciada, a partir de agosto por la baja del IVA a los alimentos básicos y aumento del mínimo no imponible de Ganancias retroactivo a enero de 2019”.

IVA para Córdoba
Precisamente sobre ese punto, el viernes pasado fue finalmente publicado el decreto firmado por el presidente Mauricio Macri que extiende a todas las provincias la devolución del IVA por las medidas tomadas oportunamente.
La erogación será con recursos propios de Rentas Generales e incluye a todas las provincias y a la ciudad de Buenos Aires.
El decreto 752/2019 publicado el viernes en el Boletín Oficial precisó que la reducción del IVA tuvo como finalidad velar y garantizar el abastecimiento normal y habitual en el mercado interno a efectos de cubrir las necesidades del pueblo argentino, dado el contexto económico y social imperante.
Sin embargo indicó que en el marco de las solicitudes presentadas por las provincias de Entre Ríos, Catamarca, Chubut, Formosa, La Pampa, La Rioja, Misiones, Salta, San Juan, San Luis, Santa Cruz, Santa Fe, Santiago del Estero, Tierra del Fuego y Tucumán, la Corte Suprema de Justicia ordenó cautelarmente que los efectos fiscales de la aplicación del decreto 567/19, en la medida de las inconstitucionalidades alegadas, sean asumidos con recursos propios del Estado nacional.

El decreto también destacó que sin perjuicio de la provisionalidad de las medidas adoptadas en sede judicial, la asunción por parte del Estado de los efectos fiscales referidos respecto de las provincias demandantes resultó en una situación de desigualdad en el régimen federal, que debe ser remediada por razones de equidad.
En consecuencia, remarcó que corresponde que el Estado financie con cargo a Rentas Generales y respecto de todas las provincias y la ciudad de Buenos Aires, los efectos fiscales del decreto 567/19.
Puntualizó que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) informará a la Secretaría de Hacienda los montos definitivos que al respecto correspondan.
En principio, a Córdoba le corresponderían unos 500 millones de pesos hasta enero inclusive en concepto de IVA y que debía ser coparticipado oportunamente.
Con todo, la puja está ahora centrada en la distribución de Ganancias que por ahora no fue informada por el Gobierno nacional. Este medio informó el jueves pasado sobre una reunión de ministros de economía de diferentes provincias, entre ellas Córdoba, en la que se coincidió en avanzar con un reclamo para que la administración de Mauricio Macri también atienda esa exigencia. Para Córdoba serían unos 3.500 millones de pesos.

Ahora, los sueldos
Con una recaudación en baja, los gremios y funcionarios del Gobierno provincial, comenzarán a debatir desde las próximas horas una nueva actualización de los salarios para el último bimestre del año.
La pulseada será dura. Sucede que tras la decisión del Gobierno de suspender desde septiembre inclusive la aplicación de la cláusula gatillo que ajustaba los haberes por inflación y otorgar sendas sumas fijas para ese mes y para octubre, los salarios de los estatales quedaron claramente desfasados respecto a la suba de precios. COMERCIO Y  JUSTICIA.

Es que en septiembre y de haberse aplicado la gatillo, los haberes deberían haber aumentado 3,98 por ciento. En tanto, en octubre debieron haber mejorado 5,48 por ciento.
Sin embargo, el Gobierno otorgó 1.400 pesos a los activos en septiembre y 1.600 pesos en octubre. no remunerativos y para todos. Esa mejora fue sustancial para unos pocos pero para la mayoría importó una suba muy por debajo del aumento de precios.
En ese marco, los gremios buscarán que parte de los aumentos que se otorguen para los meses que siguen se incorporen al básico.
En tanto, si bien por ahora predomina el hermetismo, en el Centro Cívico admiten que la negociación será complicada porque no hay ninguna posibilidad de otorgar una mejora en línea con la suba de precios. Argumentarán con los datos que encabezan esta nota: una recaudación ahora con renovada caída y que ya acumula 16 meses seguidos en rojo.

Pérez Darío Eduardo

Técnico Superior en Periodismo, Comunicación Institucional y Medios. Director de FM Romántica 90.7

Te puede interesar