Catalunya Argentina: Macri deja deuda de más de $11.000 millones en obras que ahora Schiaretti le reclamará a Fernández

POLÍTICA 01 de noviembre de 2019 Por
Muchas de las obras están abandonadas
88e646fa0b7c4b8b84105421119029fb_L (1)

Es por compromisos asumidos por el Gobierno nacional para diferentes proyectos pero aún no cancelados. El pasivo a julio era de $8.522 millones. Sin embargo, con intereses, la deuda sube unos $3 mil millones. “Vamos a reclamarla al Gobierno entrante”, dijo el ministro Ricardo Sosa, quien no obstante descartó, por ahora, una eventual demanda

 

La deuda que el Gobierno nacional mantiene con la Provincia de Córdoba en concepto de compromisos para la cobertura de obras viales ya supera los 11 mil millones de pesos.

El dato fue confirmado a Comercio y Justicia por el ministro de Inversión y Financiamiento, Ricardo Sosa, quien confirmó que ahora el reclamo deberá cursarse a la administración que desde el 10 de diciembre encabezará el presidente electo, Alberto Fernández.
“Es un cálculo preliminar y con la aplicación de intereses”, admitió Sosa. No obstante, el ministro descartó por ahora una eventual presentación judicial.
Con todo, no parece sencillo que la Nación vaya a cubrir esos pagos, al menos en el corto plazo.
Si bien Sosa evitó pronunciarse sobre ese punto, en el Ejecutivo tienen claro que el panorama para hacerse de esas acreencias será complejo.
Alternativas hay muchas. Eventualmente podría compensarse por deudas que Córdoba tiene con la Nación. De hecho, según los datos del stock de deuda al 31 de agosto pasado, último disponible, el pasivo que tiene la Provincia con el Gobierno nacional supera los 4.100 millones de pesos, entre ellos 2.744 millones de pesos producto del crédito del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial que Córdoba tomó para que EPEC pudiese destinar para el pago de deudas con Cammesa.

 

Sin embargo, aún si esa alternativa se diera, sólo cubriría menos de la mitad de los fondos que reclama Schiaretti.
Otra chance es que la Nación pague la deuda a plazo y con un interés que las partes pacten. O bien que entregue un bono que eventualmente pueda ser negociado en el mercado secundario.
De hecho, si bien aún es una incógnita el paquete de medidas que tomará Fernández cuando asuma, una posibilidad es que consolide deudas con proveedores, contratistas y eventualmente provincias y municipios. Allí ingresaría ese pasivo.
Como fuere, no parece probable que los fondos vayan a obtenerse en lo inmediato.
En todo caso, Schiaretti deberá presentar todas las certificaciones de los pagos realizados por la Provincia por las obras realizadas y el correspondiente convenio firmado oportunamente con el presidente Mauricio Macri para la contraprestación por parte del Gobierno nacional.
Encontrará a una administración encabezada por Alberto Fernández con serias dificultades financieras. La deuda será, en ese marco, un tema que estará lejos de las prioridades, al menos en el comienzo de la nueva gestión.
Sin embargo, para Córdoba y más aún en este contexto, los fondos son claves. Para tener una idea de la importancia de esos recursos, equivalen a un mes completo de coparticipación nacional, o bien a dos nóminas salariales con las correspondientes cargas sociales.
En ese marco, la necesidad de contar con el dinero urge, en función de una situación que muestra caída real de los ingresos y gastos que acompañan una inflación cuyo final aún es incierto, a tenor de una escalada del dólar de los últimos días.

 

Por lo demás, los antecedentes no favorecen a Córdoba. Fresco en la memoria está aún la demanda que Córdoba inició contra la entonces administración de Cristina Fernández ante la Corte Suprema de Justicia por la deuda por la cobertura del déficit de la Caja de Jubilaciones.
Esa acción que terminó finalmente con el pago del pasivo, llegó luego de la férrea negativa del Gobierno nacional a atender esa solicitud. La situación no estuvo exenta de duros cruces verbales entre el entonces gobernador José Manuel de la Sota pero también del propio Schiaretti, con ministros del gabinete de Cristina, autoridades de Anses e incluso de la misma presidenta de entonces, discusión que también tenía un trasfondo político.
Ahora, Córdoba deberá reclamar a un Gobierno que tendrá a la ex jefa de Estado como vicepresidenta.
El Gobierno nacional bien podría aducir que esos compromisos fueron asumidos por la administración anterior (la de Macri) y que no están los recursos para atenderlos.
“Hay un principio que habla de la continuidad jurídica de un Estado más allá de los eventuales gobiernos de turno”, dijo a este medio el ministro Ricardo Sosa. “La deuda la vamos a reclamar”, ratificó.

 

Encima y en tren de buscar un costado político a la situación, el gobernador Schiaretti fue el único de los mandatarios peronistas que se mantuvo prescindente en la elección nacional y no apoyó a la fórmula encabezada por Alberto Fernández. Desde el Centro Cívico admiten por lo bajo que esa decisión podría traer aparejado algún pase de factura para una provincia que se mostró claramente refractaria al presidente electo, dato reflejado en las urnas el domingo pasado.
Como fuere, está claro que más allá de las especulaciones sobre sí Schiaretti podrá cobrar esos fondos, es el propio Macri el que asumió el compromiso y no los pagó, al menos según insisten en el Ejecutivo provincial.
Esa promesa quedó plasmada en el ya lejano febrero de 2016. A poco de asumir, Macri desembarcó con su gabinete en pleno en el Centro Cívico de Córdoba. En ese contexto, firmó con Schiaretti una serie de acuerdos, entre ellos el apoyo con financiamiento para determinadas obras. Es justamente ese convenio el que ahora la Provincia intenta hacer valer, hasta el momento sin mayores respuestas.
De hecho, y según confirmó Sosa, hace ya tiempo que la Nación no envía fondo alguno por esos conceptos por lo que la deuda se sigue incrementando.

 

Los números oficiales
En cuanto al pasivo en sí, el ministro Sosa indicó que con intereses hoy superaría los 11 mil millones de pesos.
Con todo, el último dato detallado informado por la Provincia fue hecho público por el ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano, el 25 de septiembre pasado en el marco de una presentación en la Legislatura.
Allí y como parte del material que el funcionario presentó a los legisladores, enumeró cuál era la deuda que Nación mantenía con Córdoba producto de los compromisos asumidos oportunamente.
El pasivo total certificado a julio de 2019 ascendía a 8.526 millones de pesos.
En ese marco, Giordano detalló los números de cada obra. Así, por la autovía de la ruta 36, se habían pagado a la fecha 6.300 millones de pesos. De esa cifra, la Nación había cubierto 1.811 millones de pesos y el resto había sido erogado por la Provincia. La deuda de Nación sobre esa obra era de 975 millones de pesos.

 

En tanto, por la denominada Variante Costa Azul -Puente Lago San Roque-, la Provincia había pagado 2.978. No hubo cobertura alguna de la Nación por lo que el pasivo ahí era de 2.301 millones de pesos.
Por su parte, por la Circunvalación de la ciudad de Córdoba, la erogación total llegaba a 13.45 millones de pesos. Nación había aportado sólo 136 millones de pesos. La deuda por el porcentaje de cobertura convenio se ubicaba en 3.726 millones de pesos.
Finalmente, por el cierre del Camino de Altas Cumbres, los certificados de obra pagados hasta entonces eran de 2.744 millones de pesos. Macri había desembolsado sólo 81 millones de pesos. La deuda por esa obra llegaba a 1.519 millones de pesos.
Por lo demás, los montos, por lo menos de Circunvalación y de Altas Cumbres, serían hoy superiores a los informados toda vez que esas obras siguieron en ejecución hasta ahora.

 

También Anses

El Gobierno de Córdoba buscará cerrar esta semana un acuerdo con Anses para el pago de una deuda que reclama por la cobertura del déficit de la Caja de Jubilaciones. Se trata del monto actualizado de los pagos correspondientes a 2018. En principio, serían unos 2 mil millones de pesos. Desde la Provincia confían en lograr el giro de esos recursos antes de la asunción de Alberto Fernández, el próximo 10 de diciembre. 

Pérez Darío Eduardo

Técnico Superior en Periodismo, Comunicación Institucional y Medios. Director de FM Romántica 90.7

Te puede interesar