Lechuga , remolacha y 15 verduras que podés sembrar en tu casa en setiembre

Combate el estrés, recupera el ambiente, es saludable y permite ahorrar

REGIONALES 01 de septiembre de 2023 Pérez Darío Eduardo Pérez Darío Eduardo
84597030-004b-4302-9cd8-24933b1cf964
Huerta orgánica de Mario Virglinio en Frontera.

La  huerta orgánica en  nuestra  casa garantiza el acceso a alimentos saludables. La actividad en la huerta es una excelente forma de realizar actividad física y combatir el sedentarismo y el estrés. 2. Sociales: la actividad en la huerta ayuda al desarrollo y a la educación de todos los integrantes de la familia y  permite  ahorrar  dinero en épocas  de crisis,  si  es  que  hay  épocas  que no  lo  sean. 

LO  QUE ACONSEJA   EL  PROGRAMA  PROHUERTA  DEL  INTA

Ua huerta urbana agroecológica es una herramienta que no sólo produce alimentos sino que capta residuos o pasivos ambientales como las cubiertas o tachos de pintura que se usan de maceteros, y que también aprovecha el residuo orgánico que el común de la gente desecha en la basura, como la yerba, el café, las cáscaras, etc, que son transformados en insumo para el sustrato de las huertas. "No se trata solamente de la producción de alimentos sino que también tienen una función ambiental, de reconversión ,  explica  el  conocido experto  Luis  Rieu ,  apasionado  de la  agroecología.,

El comienzo de la siembra se estima para cuando ya no haya riesgos de heladas: en esta zona es en septiembre-octubre. 

- Las especies que requieren trasplante como tomate, pimiento y berenjena conviene llevarlas a la huerta recién a partir de octubre, cuando se haya ido el frío intenso. 

- El período primavera-verano se destaca por la disponibilidad de luz solar, una condición indispensable para que crezcan las hortalizas de fruto como zapallo, zapallito, pepino, sandía, melón, tomate, berenjena, pimiento, poroto y maíz. Además, prosperan otras especies como albahaca, achicoria, rúcula, acelga, lechuga, batata y papa. 

Dlof9yNV4AUYKCC

- Las hortalizas de época necesitan calor y sol para un crecimiento saludable. La demanda de intensidad de luz depende del tipo de hortalizas: las de fruto son las más exigentes y se ubican en la zona más soleada de la huerta, mientras que las de raíz y hoja se adaptan a un sector intermedio. 

- Para asegurarse el éxito de las hortalizas, es importante considerar el estado nutricional del suelo y la incorporación del compost, lombricompuesto o algún estiércol (puede ser de gallina, caballo, vaca, conejo ya que se pueden encontrar con facilidad debido a su abundancia en la zona), previo a la siembra, como estrategia fundamental para restituir y mantener la fertilidad del suelo. De esta manera, se proporciona a la planta una nutrición equilibrada y un rápido crecimiento inicial. 

- Una estrategia para que las plantas crezcan más rápido  es colocar las semillas en un recipiente con agua durante dos días, con el fin de acelerar el proceso de germinación y permite que los cultivos cubran con mayor uniformidad la superficie. 

- Proteger el suelo con coberturas de alrededor de 2 cm compuesta por restos orgánicos como paja, hojas, pinocha, pasto seco, yerba, entre otros, ya que se logra disminuir la velocidad de impacto de la gota de lluvia, evita la erosión, favorece la penetración de agua en el suelo, mejora la eficiencia de uso del agua y baja la temperatura a nivel del suelo, disminuyendo el estrés térmico en la planta. 

- Proteger los cultivos de las altas temperaturas por medio del armado de reparos con ramas o el uso de media sombra. 

- Acordarse de dejar algunas plantas del invierno para que puedan completar todo su ciclo y así lograr la autoproducción de semillas.

Huerta-agroecologica

Te puede interesar
Lo más visto