Caso Neonatal: las ocho pruebas que apuntan contra la enfermera imputada

CÓRDOBA 14 de noviembre de 2022
Brenda Agüero deberá volver a prestar declaratoria ante el fiscal Garzón este lunes, tras la ampliación de su imputación. Los indicios que apuntan contra ella.
cordoba-hospital-neonatal-domingo

Hace tres meses la noticia de la muerte de los bebés en el Hospital Materno Neonatal estremeció a toda la provincia. Desde entonces, la investigación a cargo del fiscal Raúl Garzón imputó a siete personas. 

Sin embargo, la única sospechosa por el asesinato de los niños sigue siendo una sola: la enfermera Brenda Agüero. Está acusada de homicidio calificado por procedimiento insidioso por la muerte de cinco bebés y, según publicó La Voz, en otros ocho casos en grado de tentativa.

Cabe recordar que Agüero negó los hechos en un primer encuentro con el fiscal. Este lunes deberá volver a prestar declaratoria, después de que se dictara su prisión preventiva hace poco más de una semana. 

Ocho pruebas indiciarias

Casi 200 testigos declararon desde que se abrió la causa. Ninguno dijo haber visto a la enfermera cometer los delitos. Entonces, ¿por qué es la principal sospechosa?

Garzón reunió a lo largo de estos meses ocho pruebas indiciarias con datos y testimonios que confirmarían la participación de Agüero. Las mismos son:

1. Indicio de presencia: Agüero participó del parto en el que nació Angeline Rojas, la beba que murió el 6 de junio. En un momento y sin dar explicaciones se la llevó, se presupone que para suministrarle el potasio. Algo similar pudo haber ocurrido con Melody Molina, que falleció ese mismo día y que se encontraba en la sala de recuperación que tenía asignada la enfermera. 

2. Indicio de oportunidad: El fiscal sostiene que Agüero era la única en condiciones de aplicar el potasio de modo subrepticio. Y enumera varias razones: la primera es que lo hizo en la sala de recuperación y no en la de parto, donde hay muchos profesionales, por lo que pudo actuar a “ocultas de la vista y control de quienes podrían haber evitado su accionar”. 

También tenía conocimiento de la administración de potasio y sus consecuencias, y poseía acceso libre a ampollas sin tener que dejar registro de su retiro. Al mismo tiempo, el 6 de junio fue la única enfermera asignada a cumplir tareas en la sala de recuperación.

3. Indicio de conocimiento: Según demostraron pericias técnicas, la enfermera había googleado cómo dosificar potasio e insulina. También leyó en internet sobre técnicas de reanimación en menores, sustancias que generan paros cardíacos en bebés y un texto sobre cómo actuar durante el duelo por la muerte de un niño, entre otras cosas. Todo esto hace pensar a Garzón que se trató de hechos premeditados.

4. Indicio de modalidad: La hipótesis del fiscal sostiene que la sospechosa actuó en la sala de recuperación. Se cree que por una cuestión de tiempos realizaba las inyecciones mientras los bebés tenían la ropa puesta cuando los alzaba. Eso explicaría porqué casi todos los pinchazos detectados fueron en los muslos posteriores o espaldas de las víctimas. 

Además, otra enfermera declaró que le llamaba la atención que Agüero siempre iba a trabajar con mangas largas, aun en días de mucho calor. Ahí podría haber escondido la jeringa.

5. Indicio de mala justificación: En su declaración, la enfermera apuntó contra una de sus colegas pero otros testimonios refutan su relato. Garzón cree que mediante esto buscó “tergiversar una parte de la secuencia del hecho”. 

6. Indicio de personalidad: Varios testigos aseguran que Agüero fue reiteradas veces la primera en advertir y notificar la desmejoría de los bebés, incluso cuando todavía era un cuadro muy sutil. 

“Tanto mis compañeros como la doctora Cagliero decían que si no fuera por Brenda el bebé no recibía asistencia a tiempo; yo no tengo la capacidad de ver si un bebé está bien o está mal a simple vista”, comentó una de sus colegas. 

7. Indicios concomitantes: Para el fiscal, la coincidencia entre todos los indicios anteriores  constituyen en una estrategia pergeñada por la principal sospechosa.

8. Indicios posteriores: Tanto colegas como mamás de las víctimas aseguran que la enfermera mostró especial interés por los bebés una vez que se descompensaron. Al mismo tiempo, los hechos cesaron cuando quedó desvinculada. Por último, su intento de mudarse a Buenos Aires también la complica. 

Te puede interesar