La inteligencia previa y el rol de "la banda de los copitos", bajo la lupa de la Justicia

EL PAIS 09 de septiembre de 2022
Los investigadores ya habían logrado detectar que el agresor Fernando Sabag Montiel y su novia Brenda "Uliarte habían llegado juntos a al lugar del hecho aquel jueves 1 de septiembre: ahora creen haber determinado también la presencia de los amigos de ambos -identificados como "los copitos"- en la zona durante los días previos al ataque.
copitos

Perfiles de Facebook falsos, permanencias pasivas en inmediaciones de la casa de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y la misteriosa presencia de un carro de venta de copos de nieve en el primer día de manifestaciones en favor de la exmandataria acusada en el juicio por la obra pública en Santa Cruz, son algunos de los elementos que para la Justicia robustecen la hipótesis de que el intento de magnicidio incluyó "inteligencia previa" e involucró a más que dos personas.

"Fueron varios días antes, incluso semanas", dijo a Télam una fuente de la investigación que además explicó que la presencia de los amigos de los atacantes cerca de la esquina de Juncal y Uruguay se habría reconstruido a través del análisis del impacto de la señal de sus teléfonos celulares en las antenas de la zona y por mensajes que se enviaron entre ellos.

Los "copitos" -nombre con el que se los bautizó luego de que en televisión se indicara que se dedicaban a la venta de copos de nieve- son hasta ahora testigos de la pesquisa y entregaron sus teléfonos celulares de manera voluntaria, por lo que los peritajes que se están llevando a cabo intentan determinar si hay elementos borrados que podrían servir a la investigación.

La noche del viernes pasado, Uliarte protagonizó junto a cinco de sus supuestos compañeros de trabajo ambulante una entrevista televisiva en la que todos afirmaron que estaban bajo amenaza: ella los había contactado a las 5 de la mañana de aquel día porque estaba asustada, y finalmente se encontraron cerca de las 13, según relataron ante la Justicia.

¿Dónde había estado la ahora detenida Uliarte? En las últimas horas la jueza María Eugenia Capuchetti y el fiscal Carlos Rívolo le tomaron declaración testimonial a un exnovio de la imputada, identificado por las fuentes como Lucas Ocampo, quien dijo que ella lo llamó para ir a su casa y que, a pesar de que él la rechazó, se le presentó igual.

Además del testimonio, el exnovio aportó a la investigación una bolsa blanca que Uliarte, que se identificó en un momento como "Ambar", dejó en su casa: pareciera ser la misma con la que la imputada fue identificada cuando se retiraba de la escena del hecho mientras detenían a Sabag Montiel, por lo que la Justicia dispuso que se le realizara un peritaje para determinar si allí fue transportada el arma.

La detención de Uliarte se produjo el último domingo por la noche en la estación Palermo del Ferrocarril San Martín, después de que los investigadores detectaran que había ido con el atacante hasta la casa de la Vicepresidenta, uno de los elementos que engrosó la hipótesis de que habría participado en la preparación del atentado.

Fue tras su detención que "los copitos" se presentaron en una sede de la Policía Federal Argentina para ponerse a disposición de la Justicia.

En las últimas horas, los investigadores detectaron una serie de comunicaciones entre Uliarte y "los copitos", en los momentos previos a la detención de ella, que resultaron llamativos: se trata de mensajes en los que ellos le recomiendan comunicarse por la red social Faceebok a través de perfiles falsos.

De todos esos elementos, que están en manos de la Justicia, surge que Nicolás Gabriel Carrizo, el joven que se mostró como vocero durante la entrevista en Telefe, sería el líder del grupo.

Te puede interesar