Neonatal: otra mamá reconoció a la enfermera detenida

CÓRDOBA 30 de agosto de 2022
Se trata de María Fernanda Martín, mamá de Pilar, una de los bebés que logró sobrevivir. Aseguró que pudo identificar a Brenda Agüero en la sala de recuperación cuando nació su hija el 6 de junio en el hospital provincial.
mama neo

La nueva ministra de Salud de la Provincia, Gabriela Barbás, tras la renuncia de Diego Cardozo por el escándalo y gravedad de los bebés fallecidos e intoxicados en el Hospital Materno Neonatal, se reunió con una de las madres de los bebés que sobrevivieron.  Vale aclarar que muchas de ella rechazaron estar en esa reunión, por no querer "prestarse a la movida de prensa del Gobierno", que está también en el ojo de la investigación de la Justicia. 

Sin embargo María Fernanda Martín, mamá de Pilar, fue quien habló con Barbás, ya que quería "contarle en primera persona" lo que vivió en el hospital provincial el 6 de junio pasado, luego de dar a luz. 

También destacó que reconoció a la enfermera que está detenida, Brenda Agüero.

Es una de las dos madres que la identifica públicamente. También lo hizo Damaris Bustamante que dio a luz un bebé que falleció a las pocas hora y contó lo extraño de todo lo sucedido y situó a Brenda Agüero en contacto permanente con ella y con su hijo. También apuntó contra la jefa de neonatología.

"Ella nace bien, parto normal, me la dan como a la hora hasta que la limpian, la cambian, nos pasan a la sala. Estuvimos bien hasta las ocho de la noche más o menos, que ella ya no quería tomar la teta", relató. 

Luego contó que alrededor de las 22, "se le empezaron a poner las manitos frías, se descompensó. Al frente de nuestra habitación se descompensó otra bebé antes, la asistieron a ella, después entraron a la habitación mía , la llevan a Pilar, están ahí, no me dejan salir, no me dejan ir con ella".

Transcurrieron tres horas en las que la mujer no sabía qué pasaba con su beba, si estaba viva, si había muerto, si tenía algo malo, ya que se le impedía pasar a ver a su criatura. Recién a la una de la madrugada apareció una médica con una enfermera: "Me dicen que ella quedaba internada, que la habían estabilizado, pero que tenía el potasio alto en sangre, y que la bebé tenía un hematoma", contó María.

Al respecto, el personal de salud del Neonatal indagó, preguntándole a María si la nena se le había caído o si se había golpeado con algo, a lo que ella contestó que no. "Ella estuvo siempre conmigo. Solamente en el momento que la limpiaron, la cambiaron, cuando nació, únicamente", estuvieron separadas. Y por supuesto en el momento que se la llevaron por la descompensación.

Según contó la mamá, nadie le dio una explicación por el notable hematoma que tenía Pilar en la espalda. "Le hicieron una biospsia me dieron los resultados hará 3 semanas mas o menos", relató la mujer y remarcó que ella no estuvo presente cuando la criatura fue llevada a neonatología, que no la dejaron ir.

"Cuando ella se descompensó, no me dejaron salir de la habitación, justo había una enfermera y se puso en la puerta y no me dejaba salir. Ya habíamos tenido un episodio anterior con una beba, se sentía que corrían los médicos, que pasaban con la incubadora, pero tuve que esperar hasta la una, que entraron a decirme lo que tenía la bebé", contó María.

La mujer contó que luego de lo que le pasó a Pilar, "en la habitación de al lado también se descompensó otra nena", o sea que fueron al menos tres descompensaciones en el mismo día, lo que llama poderosamente la atención.

Afortunadamente, la beba de dos meses está muy bien de salud, pero tiene una necrosis por la quemadura importante que tuvo en la espalda (el denominado "hematoma" según el equipo de salud del hospital).

Cuando le dieron de alta a María, el 8 de junio, alguien del hospital le dijo "asesorate legalmente porque acá pasó algo raro". En ese momento nada de esto había salido a la luz.

Te puede interesar