A 7 años del #NiUnaMenos se registraron 1995 femicidios

EL PAIS 03 de junio de 2022 Por Pérez Natalia
Durante estos 7 años 1 mujer fue asesinada cada 35 horas, 331 víctimas habían realizado al menos una denuncia y 184 tenían medidas de protección. Al menos 1738 niñxs perdieron a sus madres como consecuencia de la violencia machista
FUSJKcYWAA48_JF

A 7 años de gritar Ni Una Menos, la violencia machista no para. Se contabilizaron 1995 femicidios, lo que implica 1 femicidio cada 31 horas en Argentina desde el 2015. Se dió a conocer las cifras de femicidios en Argentina entre el 3.6.2015 y 25.5.2022 elaboradas a partir del análisis de medios gráficos y digitales de todo el país llevado adelante por eñ observatorio de violencias de género

Si se observan los femicidios por año queda expuesta la estabilidad de los casos.

Desde junio de 2015 hasta el 31 de diciembre de ese año ocurrieron 131 femicidios. Ya tomando como año completo, en 2016 registramos 289 femicidios, en 2017 277, en 2018 289, 2019 327, en 2020 301 y en 2021 262. Del 1 de enero al 25 de mayo de este año registramos 119 femicidios.

FUSIzNIWAAQHBzD

FUSIzfFWAAsKydt

Quiénes y dónde se cometen los femicidios Para analizar estos datos es fundamental tener en cuenta el contexto en el que suceden. En estos 7 años el 64% de los femicidios fueron cometidos por parejas o ex parejas de las víctimas y en el 88% de los casos el femicida pertenecía al círculo íntimo (padre, hijo, vecino, amigo). Entonces, como decimos hace 7 años, quien dice querernos es quien nos mata. No es un loco o un monstruo, es un hijo sano del patriarcado. Este dato debe leerse en conjunto con el de dónde ocurrió el femicidio.

Del 3 de junio de 2015 al 25 de mayo de 2022, el 63,9% de los femicidios tuvieron lugar en la vivienda de la víctima y el 25,5% en la vía pública. Estos datos rompen con el mito del asesino loco que nos ataca en la calle oscura, nos matan mayormente en nuestro hogar, vivienda que en muchos casos compartimos con el agresor. La desigualdad de género estructural impide en numerosas ocasiones que las mujeres podamos acceder a la vivienda, por tener empleos informales y/o cobrar menos que los varones por igual tarea, y dificulta romper el círculo de la violencia.

Acceso a la Justicia Además de la desigualdad económica, la desigualdad en el acceso a la Justicia también desprotege y desprotegió a las víctimas en estos 7 años. De las 1995 víctimas de femicidios desde el 3 de junio de 2015 al 25 de mayo de 2022 331 habían realizado al menos una denuncia y 184 tenían medidas de protección, sin embargo, las asesinaron. Necesitamos una Justicia que abandone su historia y prácticas patriarcales y tome medidas efectivas para que mujeres y diversidades dejen de ser violentadas. Para esto es vital una reforma judicial transfeminista que tenga el foco en la contención de las víctimas y deje atrás la estigmatización y culpabilización, una reforma que incorpore la perspectiva de género y diversidad de forma transversal, y el acceso de mujeres y diversidades a cargos de jerarquía.

Femicidas y fuerzas de seguridad Al mismo tiempo, desde 2020 empezamos a relevar los casos en que los femicidas pertenecían a fuerzas de seguridad o armadas. En 2020 13 femicidios fueron cometidos por policías y 1 por un militar, en 2021 20 fueron cometidos por miembros de la policía y 4 por militares y en lo que va de 2022 5 femicidios fueron cometidos por policías y 1 por un militar. Vemos con preocupación esta situación ya que la libre disposición del agresor a un arma de fuego incrementa el riesgo de la víctima.

Es fundamental que se rompa la complicidad patriarcal en las instituciones de seguridad ante hechos de violencia machista, se le retire el arma reglamentaria ante una denuncia, que se lo aparte del contacto con la ciudadanía y que se dicten capacitaciones en perspectiva de género. Una gran deuda de la democracia es tener fuerzas de seguridad democráticas, libres de violencia y respetuosas de la diversidad y los derechos humanos.

Las vidas trans importan En el 2020 comenzamos a relevar los casos de travesticidios y transfemicidios. Es importante resaltar que es una tarea muy compleja, ya que nuestra fuente, los medios de comunicación, no toman estos hechos como noticia. Del 2020 al 2022 hemos registrado 20 casos de travesticidios/transfemicidios. Necesitamos que los crímenes de odio se reflejen en los medios de una forma no sexista ni violenta porque las vidas trans también importan. Al mismo tiempo, es urgente que todas y todos nos comprometamos con este tema no sólo cuando se llega al punto más extremo.

Pese a tener un Cupo Laboral Travesti Trans, el acceso al trabajo para el colectivo travesti trans sigue siendo difícil. Una muestra de esto es Tehuel de la Torre, un joven trans que desapareció en marzo de 2021 cuando fue a una entrevista de trabajo en la provincia de Buenos Aires. Un simple hecho como ir a buscar trabajo puede implicar exponerse a la violencia. Exigimos la aparición de Tehuel. A 7 años del primer Ni Una Menos seguimos alzando la voz por las y les que nos faltan y peleamos por tener una vida libre de violencias y una sociedad justa e igualitaria.

Algunos datos destacados:

• 1 femicidio cada 31 horas

• El 64% de los femicidios fue cometido por las parejas y ex parejas de las víctimas

• El 63,9% de los femicidios ocurrió en la vivienda de la víctima

• 331 víctimas habían realizado al menos una denuncia y 184 tenían medidas de protección

• Al menos 1738 niñxs perdieron a sus madres como consecuencia de la violencia machista

Pérez Natalia

Productora FM Romántica 90.7, reportera y encargada de producción, publicidad y operación.

Te puede interesar