Desesperada, compartió en redes los videos de las agresiones de su exmarido quien se llevó a su hija

CÓRDOBA 20 de mayo de 2022
Una mujer de Alta Gracia denunció amenazas de su expareja y que se llevó a su hija de 8 años a Santiago del Estero. “Esta persona tiene denuncias por abuso sexual”, afirmó.
imagen-violenta

Otra espeluznante historia de violencia de género se difundió en las redes sociales: en este caso, una mujer de Alta Gracia publicó en su cuenta de Instagram algunos videos en los que se puede ver el violento accionar de su exmarido.

En diálogo con ElDoce.tv, la joven contó la angustiante situación que atraviesa. “Sí, soy yo la de los videos”. Según la denunciante, su exmarido se llevó a su hija de 8 años a Santiago del Estero, por lo que perdió contacto con él y la nena hace ya dos meses. Cabe destacar que cuando estaban juntos como grupo familiar, los tres vivían en aquella la localidad santiagueña de Frías, hasta que se separaron y la joven se fue a Alta Gracia hace un año.

Al respecto de los videos que difundió por su cuenta de Instagram, relató: “Los publiqué para que vean con quién está mi hija, una persona que tiene denuncias por abuso sexual”. Según explicó, las imágenes son de cuando todavía vivían juntos en 2018.

De acuerdo a su relato, durante los dos últimos años de relación sufrió violencia física, al punto de que el hombre destrozó una pieza en un ataque de ira frente a ella y a su hija. Sin embargo, en aquel momento no le tomaron ninguna denuncia porque, según palabras de la mujer, "es una persona importante, un médico conocido que tiene contactos". 

En diciembre de 2018 también le había quitado a su hija y se la había llevado a la casa de su abuela, es decir, la madre del supuesto golpeador. Durante todo 2019, la joven no vivió con la nena, motivo por el que su exesposo la amenazaba. 

“Me decía que si la quería ver tenía que dejarme besar y tocar por él. Quería verme desnuda o que tuviera sexo con él. Si yo era ‘buena con él’, dejaba que mi hija se quedara a dormir o que pasara todo un día conmigo”, recordó. Después de dos años, en 2021, la joven pudo recuperar la tenencia de la niña.

“Lo denuncié en Santiago del Estero por violencia física y abuso sexual, pero hicieron desaparecer esa denuncia. En ese momento, me ofreció un trato. Si retiraba la denuncia, me devolvía a mi hija. Acepté. Ahí recuperé a mi hija por primera vez y la llevé a Alta Gracia en 2021”, afirmó. 

Después continuó relatando el calvario que pasó: “Nunca me dejó vivir en paz. Se enteró que estaba con alguien y me perseguía en el auto, me preguntaba a dónde iba, qué hacía. Me daban ataques de pánico cada vez que veía su nombre en el teléfono cuando me llamaba o mandaba un mensaje”.

También relató el terror que le hacía sentir, a tal punto que cuando la visitaba, llamaba a sus amigas y dejaba el teléfono encendido para que escucharan si el hombre le hacía daño. “Me controlaba, se enojaba si no estaba encerrada en mi casa”, aseguró, y dio a entender que manipulaba a su hija para que pensara que quería volver a estar en pareja con la mujer y que ella no.

Cabe mencionar que el 13 de mayo, según declaraciones a ElDoce.tv del fiscal de Alta Gracia, Alejandro Peralta Ottonello, la joven hizo efectiva la denuncia por amenazas en contra de su exesposo, quien ya tenía "varias actuaciones referidas a Violencia Familiar".

desastre-pieza

El último contacto

“En el año que mi hija vivió conmigo, él se la llevaba una vez al mes de visita. Entre octubre y noviembre de 2021 ya empezó con que la quería llevar de nuevo y, unos meses después, la terminó llevando a Santiago del Estero”, precisó. 

Una vez que el hombre llevó a su hija a la otra provincia, el director de la nueva escuela en Frías le avisó que el papá de la niña había hecho el cambio de colegio. “Me mintió, me dijo que se la quería llevar por el feriado del 24 de marzo, pero ya la tenía inscripta en otro colegio. Se iba a quedar allá”, expresó. 

El exmarido se llevó a su hija diciendo que era “solo por cuatro días”. A los pocos días avisó que “no la iba a traer más, que había decidido que iba a vivir con él”, le bloqueó el teléfono y nunca más supo más nada de la nena. Había firmado un permiso en el que se comprometía a llevarla de vuelta el 27 de marzo, pero no volvió. La mujer lo denunció en Alta Gracia pero le dijeron que “también tiene que ir a hacerla a Santiago del Estero porque él estaba allá”. “Ahora estoy intentando subirla a la página de Santiago”, afirmó.

Lo extraño del cambio de escuela radica en el hecho de que hayan recibido a la nena sin tener un pase oficial de la institución educativa cordobesa, teniendo en cuenta que el exmarido no tenía papeles, libretas, ni el certificado de segundo grado para que empiece tercero.

Te puede interesar