Entre enero y abril se produjo 1 femicidio cada 28 horas en Argentina

EL PAIS 03 de mayo de 2022 Por Pérez Natalia
El 88% de los femicidios fueron cometidos por un integrante del círculo íntimo de las víctimas, no sólo parejas o ex parejas, sino también hijo, yerno, hermano y vecino.
femicidios 2022 abril

Desde “Ahora Que Sí Nos Ven” dieron a conocer las cifras de femicidios en Argentina entre el 1 de enero y el 30 de abril de 2022, elaboradas apartir del análisis de medios gráficos y digitales de todo el país. registraron 104 femicidios en lo va del año, 1 femicidio cada 28 horas en este año.

Para poder tener una mirada más completa de la violencia física se observaron tambíen aquellos casos en los que no se llegó a la muerte de las víctimas. En lo que va del año hubo 75 intentos de femicidios. Además, destacaron que hubo 31 femicidios vinculados,  son aquellos femicidios que se llevan a cabo para dañar a la mujer que es víctima de violencia machista.

De los 104 femicidios cometidos en 2022 el 59% de éstos fue a manos de parejas y ex parejas de las víctimas. Estos hechos son resultado del entramado violento en el que se constituyen las relaciones sostenidas en el mito del amor romántico, el cual enseña una desigual forma de vincularse, donde el varón es quien está en un lugar de superioridad frente a la mujer.

Al mismo tiempo, se resalta que el 88% de los femicidios fueron cometidos por un integrante del círculo íntimo de las víctimas, no sólo parejas o ex parejas, sino también hijo, yerno, hermano y vecino. Estas cifras rompen con la creencia de que quien nos ataca es un desconocido caracterizado como un monstruo o enfermo. 

Al menos 93 niñxs perdieron a sus madres como consecuencia de la violencia machista en lo que va de 2022 Como mencionamos todos los meses, la violencia machista no para en el país. De acuerdo al análisis de medios gráficos y digitales de todo el país

El 61% de los femicidios registrados en 2022 ocurrieron en la vivienda de las víctimas, la cual en el 10,6% compartían con el agresor, convivencia que expone más a las mujeres en situación de violencia. Es fundamental tener en cuenta esta situación ya que el acceso a la vivienda es desigual respecto al género, dado que es producto de la desigualdad estructural económica que habitamos mujeres y disidencias todos los días. En este contexto, a la situación de violencia machista debemos sumarle la imposibilidad económica de numerosas mujeres que no pueden abandonar el hogar o que no tienen recursos para cubrir sus necesidades ni las de sus hijxs o personas a cargo. Una doble vulneración y exposición que debe ser reparada.

Desde el colectivo aseguran que la Justicia tiene una gran deuda con las mujeres y LGBTIQ+ en Argentina. De los 104 femicidios cometidos este año, sólo 16 (15%) mujeres habían realizado al menos una denuncia y 7 (6%) tenían una medida de protección judicial, sin embargo las asesinaron. Esto expresa la negligencia e impericia tanto del Poder Judicial por no tomar medidas eficaces para proteger a las víctimas, como de las fuerzas de seguridad que miran para un costado cuando tienen que controlar a los agresores.

Cabe resaltar que si sólo el 15% de las víctimas habían realizado al menos una denuncia es debido a la histórica y constante revictimización y maltrato que recibimos mujeres y disidencias cuando nos acercamos a pedir ayuda. Esto va en línea con que únicamente a la mitad de quienes denuncian violencia machista les hayan otorgado una medida al menos una denuncia es debido a la histórica y constante revictimización y maltrato que recibimos mujeres y disidencias cuando nos acercamos a pedir ayuda.  Lo que confirma la poca o nula perspectiva de género y diversidad en lxs actores judiciales, que se ocupan más en culpar a la víctima que en proteger a esa persona.

Por esto es que es urgente una reforma judicial transfeminista, con capacitaciones reales en género, diversidad, interseccional y derechos humanos, concursos donde sea requisito la adopción de dicha perspectiva, el acceso de mujeres y LGBTIQ+ a puestos jerárquicos en la Justicia, y una escucha real, amorosa y atenta con las víctimas

A su vez, las ya mencionadas fuerzas de seguridad y armadas en todos sus niveles jerárquicos también deben respetar las capacitaciones establecidas en la Ley Micaela. De los 104 femicidios ocurridos en el 2022 registramos 4 femicidios cometidos por agentes de la Policía y 1 llevado a cabo por un gendarme. El hecho de que el agresor forme parte de una fuerza de seguridad o armada implica un factor de riesgo dado el fácil acceso de los agresores a las armas de fuego, forma utilizada en el 23,1% de los casos este año

Pérez Natalia

Productora FM Romántica 90.7, reportera y encargada de producción, publicidad y operación.

Te puede interesar