La fiscal y la detención de Cositorto: las tres veces que casi detuvieron

CÓRDOBA 05 de abril de 2022
El líder de Generación Zoe será trasladado para declarar en Villa María. Las transmisiones que hacía vía Zoom fueron claves para atraparlo.
cositorto-detenido-dominicana

Fueron 46 días los que estuvo prófugo de la justicia Leonardo Cositorto, desde que la fiscal del Segundo Turno de Villa María Juliana Companys ordenó su captura internacional el 17 de febrero. El líder de Generación Zoe fue atrapado en un apart hotel de Juan Dolio en la costa de República Dominicana.

Cositorto está acusado por los delitos de asociación ilícita y estafas reiteradas, maniobras fraudulentas que habrían sido realizadas a través de Generación Zoe, la organización de la que se presentaba como CEO.

Companys fue notificada de la detención a las 9 de la mañana del lunes, cuando personal de Interpol de ese país le envió la foto que ahora ocupa la tapa de los principales portales de noticias de toda Argentina.

Argentina y República Dominicana no tienen una alianza de extradición, pero sí convenios de colaboración en los que ya se está trabajando para traer a Cositorto a Buenos Aires y de ahí a nuestra ciudad, donde seguramente ya tendrá un lugar asignado en la UP5 del barrio Belgrano.

Con la intervención de la Cancillería argentina, la fiscal espera que Cositorto sea trasladado lo antes posible al país En los próximos días, personal de Interpol Argentina y de la Policía Federal División Antimafia viajarán al país caribeño para trasladar al líder de la firma que se presume piramidal.

El líder de Zoe, sobre quien pesaba una orden de captura internacional desde febrero, siguió con sus apariciones a través de videoconferencias en las que invitaba a invertir en su organización. "Mantuvo contacto con distintas personas, a las que llamaba para seguir invirtiendo en una nueva sociedad que había generado y que se llamaba Sunrise", advirtió la fiscal. "Seguía llamando a que invirtieran en esto que no deja de ser una estafa de la misma tesitura", precisó.

Tres intentos y un día falló

En conferencia de prensa con los medios locales, la fiscal reconoció que estuvieron muy cerca de detener a Cositorto en otras oportunidades. Tres veces "lo tuvieron a tiro", como dice en términos futboleros, pero Leonardo ya se había escabullido a otros pueblos, a otros departamentos.

 Nunca los alquilaba él, siempre un tercero y, en muchas ocasiones, usaban la aplicación Airbnb para alquilar locaciones temporarias. "Se movía cada dos o tres días, pero siempre cerquita un lugar del otro", dijo la fiscal.

 "Fue una ardua tarea. Hubo tres oportunidades donde llegábamos tarde hasta que hoy ya no llegamos tarde. Cuando lo encontramos no se resistió", sentenció

Allí fue encontrado con una persona de origen colombiano, que hasta el momento no se sabe si fue detenido o no. Y no se descartan más aprehensiones aún.

 Aunque su situación procesal se agrava por haber estado prófugo y no colaborar con la justicia, sobre él siguen pesando las imputaciones de asociación ilícita y estafas reiteradas.

La fiscal Companys recordó que por la misma causa continúa prófugo el exjuez porteño Héctor Luis Yrimia, además el 21 de marzo pasado se entregó Maximiliano Batista, considerado el número 2 en la organización conformada para delinquir. Entre los principales investigados se encuentra Norman Próspero, el contador de Generación Zoe.

Te puede interesar