Me Lo Dijo Pérez Me Lo Dijo Pérez

A 43 AÑOS DEL TORNADO QUE DESTROZÓ A MORTEROS A MÁS DE 300 KILÓMETROS POR HORA

Uno de los tornados más destructivos en la historia de la región con una fuerza jamás vista en nuestra zona.

REGIONALES 29 de octubre de 2021 Pérez Darío Eduardo Pérez Darío Eduardo
tornado-4

A 43 AÑOS DEL SÁBADO QUE CAMBIÓ LA HISTORIA DE MORTEROS.

Sábado 28 de Octubre de 1978. Amanece sobre Morteros un nuevo día, un sábado distinto como tantos, donde uno parte de la población ya gozaba del descanso semanal y la otra se presentaba a cumplir con el medio día laboral, haciendo planes para el fin de semana.
Osvaldo "Titi" Bonetto desde la emisora en circuito cerrado ubicado en la calle Italia informaba que a la hora 7 la temperatura ya ascendía a los 22 grados y el ciudadano alternaba el comentario del color que haría en horas de la tarde con las ultimas noticias del problema en el canal de Beagle.
Los equipos rodantes de publicidad ya comenzaban a circular por las calles anunciando distintos actividades y espectáculos. La Peña San Lorenzo entregaba al Hospital Zonal material médico, el Nuevo Cine Belgrano tenía en cartelera una historia romántica "Sibil", mientras la sala del cine Sociedad Italiana anuncia, en su horario de las 21 una película "Mágnum".
En un local de Bv. 25 de mayo se habilitaba una muestra didáctica para explicar con lujo de detalles de la problemática surgida con Chile sobre el canal de Beagle y grupo de niños que el día domingo recibiría su primera comunión tenia atareadas a sus madres preparando en mayor o menor medida la fiesta, el brindis o la reunión familiar para festejar este acontecimiento. 
Un sábado más, de un verano adelantado en el que tal como se preveía en la mañana, el calor se acentuaba con el correr de las horas. En el atardecer, gruesas nubarrones sobre el sur anunciaban un cambio en las condiciones climáticas, cambio que todo estimaban como seguro al producirse a la hora 20 un corte general de energía, signo inequívoco de que en otro lugar la tormenta había llegado
Una incipiente lloviznas comenzaba a caer sobre la ciudad levantando nubes de vapor del recalentado pavimento urbano.
Las 20.30 horas y Oreste Montiel, mozo del Bar Belgrano conversaba con habitúes del lugar, cuando un perro de casa, temblando y gimiendo entra en el bar refugiándose de bajo de una mesa. Vanos fueron los esfuerzos por retirarlo, todos se miraron sorprendido por la resistencia que oponían el animal y ya más de uno, mentalmente, tuvo la certeza de que algo anormal estaba por suceder.
De pronto como surgido de la nada, cuando el reloj marcaba las 21:30 un ruido sordo y luego absoluto cinco, diez minutos, quizás más o quizás menos ¡Quién lo recuerda, pero que fueron horas por la violencia desatada.
Ya no era un sábado común. 
Ya no era un sábado común. La naturaleza, incomprensible en sus designios, había demostrado su poder y comenzaba para Morteros la noche más larga y oscura de su historia.
Un paisaje aterrador, una ciudad que nos hacía recordar los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial observado en tantas películas. Pero ahora, lo teníamos ahí nomás, al salir a la calle y encontramos con la desolación y la impotencia de no saber qué hacer.
Pero eso duró segundos nada más. Inmediatamente después de producida la tragedia al centro de operaciones se nuclea en la Municipalidad, lugar donde convergieron sus autoridades, bomberos, médicos y civiles de espíritu amplio y noble intención.
Las fuerzas del orden se hicieron presentes: Ejército y policía aportaron su cuota llevando calma y tranquilidad, anhelada y necesaria.
Los vecinos, olvidadas de sus propias preocupaciones, se sumaran, trayendo el ofrecimiento de sus elementos, personas, adhesiones, etc. La extraordinaria dimensión de un cariño basado en el respeto ante el dolor de la desgracia.
Y Morteros se puso en marcha nuevamente. Con el profundo dolor de saber que con el viento se habían ido también las vidas de Enrique Viotto, Rita Juana Argañaras, elena Elisa Camperi de Verceloni, Susana Elena Verceloni y Agustina Senaida Barreto de Lencinas.
Por su parte, el comunicado N° 1 del Hospital Zonal Morteros con la firma de su director Dr. Miguel Ángel Rojo emitido a la hora 19:40 del 30 de Octubre, hacia saber que habían ingresado a ese centro asistencial diez pacientes con distintos traumatismos y heridos cortantes. Los que se encontraban en ese estado favorable, salvo de caso de una persona que sufría la amputación del brazo derecho y cuyo estado de salud era reservado.
Y aquí comienza otra historia, la que distintos medios de comunicación llevaron al país y al mundo de lo acontecido y de lo que estaba haciéndose. En su edición del domingo 29 de octubre La Voz de San Justo titulada "Tornado azotó Morteros "; Los Principios, diario de la ciudad de Córdoba decía "Cinco muertos y toque de queda en Morteros". Por su parte el diario La Razón Buenos Aires titulaba "Un tornado arrasó la localidad cordobesa de Morteros-muertos y heridos" y el matutina porteña La Prensa, titulaba "Cinco muertos causo un vendaval en la localidad de Morteros, Córdoba".
Todo el periodismo estuvo a la altura que las circunstancias requerían, salvo una novelesca aventura narrada por una redactora de mucha imaginación, pero inteligencia, enviada especial de una revista semanal porteña, el resto mostró su objetividad y la realidad de lo acontecido. Un tornado  de 300 kms por hora

Descripciones de las condiciones atmosféricas:
28 de octubre de 1978 fue caluroso y húmedo con un insistente viento norte, semejante a un día agobiante propio del verano de las llanuras argentinas. Esta tormenta produjo, entre las 19:45 y las 20:15 tres tornados daños moderados sobre la región rural denominada Colonia Milesi y daños ligeros sobre el sector Oeste de la ciudad. ORIGINAL DESDE ACÁ

 

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias