Me Lo Dijo Pérez Me Lo Dijo Pérez

EL CORDOBESISMO CONSTRUYE SU HÉROE : LEVANTA UNA ESTATUA AL EX-GOBERNADOR BUSTOS.

Un costo millonario para la historia

CÓRDOBA 07 de septiembre de 2021 Pérez Darío Eduardo Pérez Darío Eduardo
08b61ae5-a461-4052-b5d2-8d835288a686

Desde que gobierna Córdoba ,  el Cordobesismo  trata  de mostrar a  nuestra provincia  como una víctima crónica de Buenos Aires y  para  encontrar  un héroe  ad-hoc  recurre  a  la  figura  de  ex- gobernador  Juan  Baustisa Bustos con  estatuas  que  lo recuerdan en  toda  la  provincia,  una  de ellas  en  inmediaciones  del  Superdomo de  San Francisco ,  tan  concurrido  en  épocas   de vacunas. +  

El proyecto del monumento se diseñó a partir de explanadas aterrazadas entre sí, y en una de ellas se alza ese pedestal sobre el que se asientan solo las patas traseras del ejemplar sobre el que monta Bustos.

9d582ef42540a47f5d06ed32ba4f2327

Las dimensiones aproximadas de las terrazas son de 3x3 metros cada una y están desarrolladas en hormigón visto alisado.

El pedestal, en tanto, está revestido completo en porcelanato y tiene un altura de cuatro metros.

A su vez se diseñó un monolito que contiene un punto digital con un código QR con información al alcance de cualquier visitante con la historia del general y del escultor

La  historia  de   Bustos

Nació en 1779 y falleció en 1830. Comerciante de profesión, y poseedor de una prolifera carrera militar. Es considerado como una personalidad que atravesó la columna vertebral de la historia argentina y sentó las bases para la organización del Estado provincial y republicano en Córdoba.

Los primeros años de Bustos en la política
“La figura de Bustos es trascendental. Es un héroe completo, ya que ha participado de diferentes momentos históricos del país, ya sean las Invasiones Inglesas, la Revolución de Mayo o las guerras de la Independencia. Este personaje que atraviesa la columna vertebral del nacimiento de la Argentina, se ha destacado por rasgos muy importantes”, relató Agustín Rojas, doctor en Historia e integrante del equipo de investigación “Usos del pasado en la Argentina contemporánea: territorios de la historia, la política y la memoria” de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Nacional de Córdoba.

Bustos nació en 1779 en la zona de Santa María de Punilla, según señalan algunos datos históricos. Se desarrolló como comerciante y, a la par, se formó como militar. Pagaba impuestos a la Corona Española, como los criollos de la época. Fue uno de los primeros en alistarse en las filas del ejército revolucionario.

“Era un comerciante que ingresó a la política a partir de la Revolución de Mayo. En ese momento de la historia, se politiza la sociedad; y los criollos con un perfil similar al de Bustos, fueron los primeros en enfilarse en los ejércitos revolucionarios. Él había participado principalmente en las guerras de la Independencia apoyando al bando saavedrista. Cuando comienzan las guerras, adquiere el grado de General. Tenía excelentes vínculos con José de San Martín y con Martín Miguel de Güemes”, destacó el historiador en torno a los primeros años de Bustos en la política.

En 1820, Bustos se niega a seguir cumpliendo órdenes y se subleva ante el Directorio constituido en Buenos Aires. Así, decide regresar a Córdoba con las tropas que le habían designado. “Se niega a continuar la guerra y regresa a la provincia. Utiliza las tropas que habían sido destinadas a la guerra de la Independencia para los conflictos civiles, en el famoso Motín de Arequito”, señaló Rojas.

En diálogo con La Nueva Mañana, el especialista destacó a la personalidad “guerrera” de Bustos: “Era muy guerrero, no solamente un político que buscaba la paz”.

 “Bustos fue un héroe completo que atravesó diferentes momentos de la historia”.
El primer Gobierno constitucional y su legado
Comenzada la década del ‘20, Bustos se instala en Córdoba después del Motín de Arequito. En marzo de 1820 se convierte en el primer gobernador electo de la provincia de Córdoba, y permanece en el poder hasta 1829.
En esa época el poder estaba en los gobernadores. Es por ello que Bustos emprende un proyecto republicano y federal con el objetivo de reorganizar el país, colocando a Córdoba en el centro de la escena nacional. 
Casi un año después de asumir en el Gobierno, pone en marcha la primera Constitución Provincial que se llamaba en ese momento “Reglamento Provisorio”. Es así que comienza a organizar el Estado republicano provincial y distribuye los poderes en Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

En relación a la libertad de prensa, aparecen los primeros periódicos durante su gestión, pero también hubo momentos de censura. 

Como parte de su legado, se reconoce su apoyo al fortalecimiento de la educación y la ampliación del presupuesto destinado a la Universidad de Córdoba (hoy, UNC).

Bustos quería organizar un Congreso en Córdoba para la sanción de una Constitución nacional. Sin embargo, las figuras del momento conspiraron para que esto no se lograra. 

Fue reelegido como gobernador en 1825. 

“Durante el Gobierno de Bustos se experimentaron procesos electorales, con participación de diferentes sectores, pero no fue una democracia como hoy la entendemos. Podían votar los que tenían propiedades y grado de sangre. Había una cuestión de racismo de la casta cordobesa de la sociedad colonial que todavía perduraban”, indicó Rojas.

Tiempo después, José María Paz, general unitario, regresa desde Brasil con sus tropas y se enfrenta a Bustos en San Roque y La Tablada en 1829. Bustos es vencido y fue apartado del Ejecutivo en manos de las fuerzas unitarias. Mal herido a causa de los enfrentamientos, se oculta en Santa Fe. Allí, el gobernador Estanislao López le otorga asilo. No obstante, Bustos fallece el 18 de septiembre de 1830, producto de las heridas de batalla.
Bustos quería que la organización nacional girara en relación a Córdoba. Quería poner a Córdoba en el centro de la escena, pero fue boicoteado por diferentes figuras del momento. 

“Bustos fue un héroe completo que atravesó diferentes momentos de la historia como lo hicieron Manuel Belgrano y otros próceres. La diferencia es que él fue olvidado por la historia. Se rompe esa trama heroica cuando es derrotado (...) Los que construyen la Argentina en el siglo XIX son las élites unitarias. Si vemos en Córdoba la mayor parte de la iconografía presente en los espacios públicos, en las plazas, en las efemérides de los colegios, gira en torno a figuras unitarias como General Paz. Al no corresponder a las figuras vencedoras del momento, cae en el olvido. Eso le da un tono de leyenda porque una figura con tanta trascendencia terminó en el olvido por décadas”, sostuvo el investigador de la UNC.

El primero en rescatarlo de la historia olvidada es Ricardo Obregón Cano, gobernador peronista de la década del 70. Durante su gestión impulsa el primer proyecto de ley, que se aprobó para repatriar los restos atribuidos a Bustos en Santa Fe. Sin embargo, fue destituido tras la sublevación conocida como “Navarrazo”. La iniciativa quedó archivada.

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias