Me Lo Dijo Pérez Me Lo Dijo Pérez

Cuatro años sin Yuliana Chevalier, cuatro años sin justicia

El 18 de agosto del 2018 la joven madre de apenas 20 años falleció en un confuso hecho luego de recibir un disparo en el abdomen, su pareja Julian Lovera policía de Frontera, Santa Fe fue sobreseido, pero el rumbo del caso aún puede cambiar.

LOCALES 18 de agosto de 2021 Pérez Natalia Pérez Natalia
4 años sin yuliana
Rojo Negro y Blanco Centrado en Fotos Moda Collage de Fotos Animado

Cuatro años atrás, alrededor de las 3 de la mañana el silencio de la madrugada de Barrio la Milka se interrumpió con el estruendoso sonido del disparo de un arma y la sirena de una ambulancia. En una vivienda ubicada en Pauster al 1600 Yuliana Chevalier, una joven madre de apenas 20 años fallecía luego de recibir un disparo en el abdomen. 

Cuando los paramédicos llegaron al lugar encontraron el cuerpo ya sin vida de Yuliana. Junto a ella, extrañamente calmado, estaba quien en ese entonces era su pareja, Julían Lovera, un policía de la localidad vecina de Frontera. 

En sus primeras declaraciones Lovera dijo que habían discutido y la joven le había arrebatado el arma reglamentaria y se había disparado a ella misma en el abdomen. Sin embargo, las primeras pericias realizadas en la escena relataban un escenario distinto. 

Dos datos captaron la atención pública en el momento. El primero tiene que ver con una fotografía que el policía tomó un minuto antes del disparo, donde muestra a la joven parada en la cocina con el arma en la mano apuntando a su abdomen. 

Una de las hipótesis  presentada durante reconstrucción virtual del hecho, habla de un disparo autoinfligido, y muestra que en el momento del disparo el imputado se encontraba a  solo 3 metros de Yuliana. 

Diseño sin título

Imágenes de la reconstrucción virtual presentada por la fiscalía. Muestra la ubicación del imputado y la joven un minuto antes del disparo cuando este le sacó una foto con el arma.

Para la defensa es inexplicable como Alejandro Lovera, un hombre que pesaba 90 kilos y tenía entrenamiento dentro de las fuerzas de seguridad, no pudo reducir y desarmar a la joven que solo pesaba 50 kilogramos. Pero en su lugar si tuvo tiempo de tomarle la fotografía con la intención de enviársela a los familiares de la víctima para “exponer” en supuesto estado en el que ella se encontraba. 

Se realizó un estudio para buscar rastros de pólvora en ambos, en el caso del imputado el resultado fue negativo. En cuanto a Yuliana los restos de pólvora aparecen en la mano izquierda sobre la palma de la mano. 

El segundo dato que plantó dudas en el inicio de la causa, tiene que ver con el accionar inmediato de Lovera luego del disparo, en lugar de llamar primero al servicio de emergencia, su primera llamada fue a la policía de Frontera. 

Vecinos del barrio aseguraron que la noche del suceso vieron a Yuliana escapar por la calle de Lovera y como  este la sometió violentamente y la llevó de nuevo a la casa donde horas más tarde se produciría el disparo. El cuerpo de Yuliana mostraba hematomas, los exámenes médicos revelaron que algunos databan de tiempo a tras y los más recientes coincidirían con la caída luego del disparo. 

El Sobreseimiento de Lovera

A pesar de que los familiares de Yuliana presentaran evidencia de que el policía ya tenía denuncias por violencia de género con una ex pareja en la localidad de Rafaela, Santa Fe; y de que su misma abuela relató que Lovera era muy posesivo y que la vivía celando Yuliana por diferentes razones, el fiscal Bernardo Alberione no encontró los suficientes indicios y pruebas para caratular el crimen como un Femicidio. 

Con todos los elementos en sus manos en la Fiscalía dictaron el sobreseimiento de Lovera, dejando firme la hipótesis según la cual, Yuli estaba manipulando el arma del policía y por accidente se le escapó el disparo mortal. 

Un dato que sumó a la conclusión final: en el cuerpo de la chica, la autopsia reveló  un alto grado de alcohol y cocaína, en sumatoria ambos elementos hicieron perder el control a  la joven. 

Sobre esto allegados a la victima confirmaron que Lovera utilizaba la adicción de la joven para aumentar la dependencia hacia el y evitar que la joven lo abandone. Incluso señalaron que el le habría enseñado a manipular armas de fuego. 

chevallier yuliana lovera julian

Cambios en la Causa

Durante todo este tiempo Lovera permaneció el libertad viviendo en la localidad de Rafaela, pero en marzo de este año el Fiscal Alberione confirmó que se lo llamaría de nuevo a una nueva instancia indagatoria. Alberione dijo  que  tomará  en  cuenta UN  NUEVO  ENFOQUE  DEL ABOGADO  DEFENSOR MAURO  GOMEZ .

El fiscal busca ahora determinar si hubo negligencia por parte del policía al dejar el arma a mano de la víctima o terceros, lo que podría determinar un cambio de carátula en la causa pasando de “homicidio simple a homicidio culposo”. Ahora se le atribuye al imputado no haber tenido los cuidados necesarios para preservar el arma. 

“Lovera es un policía experimentado, que sabe cuál es reglamento de cuidado y custodia del arma. Entonces podría tomarse como intencional dejar el arma cerca para que sea utilizada en un momento de discusión, en un momento límite”, aclaró una fuente cercana a la investigación.

En la mesita de luz ubicada en el dormitorio, se encontraron  dos capsulas servidas que corresponden al arma de Lovera.

La nueva mirada de la fiscalía no contempla el agravante por el vínculo, tampoco con la figura de femicidio, aunque sí se destaca la presencia de violencia de género. Se espera saber si el fiscal elevará la causa a juicio

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias