Me Lo Dijo Pérez Me Lo Dijo Pérez

Presentaron un informa sobre la atención a varones que ejercen violencia de género.

El estudio indica que se incrementó un 82% el total de usuarios, que el 99,4 % llega por orden judicial, casi la mitad tiene entre 30 y 45 años; y que el 89% de los varones denunciados conviven con sus denunciantes.

CÓRDOBA 10 de diciembre de 2020
2020-12-09_Cobertura-Presetación-Informe-UNFPA_PRENSA (1)

Varones, violencia por razones de género y pandemia es el eje del estudio presentado por el Ministerio de la Mujer junto al Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA) Argentina, que permite conocer el servicio de atención telefónica a varones que ejercen violencia de género en época de emergencia sanitaria, en el marco de las funciones del Centro Integral de Varones que depende del Ministerio de la Mujer de la provincia de Córdoba.

Al comparar la cantidad de usuarios activos del último trimestre de 2019, con el segundo trimestre del año 2020, surge un incremento del 82% en el total de usuarios del Centro Integral de Varones que adecuó sus dispositivos para ofrecer asistencia de manera remota.

La adecuación del servicio de atención telefónica a varones, durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio, tuvo como objetivo continuar la política de protección hacia las mujeres y su familia, garantizando su seguridad, conscientes de las consecuencias y riesgo del contexto.

“Este estudio contribuye a la evidencia de que es necesario diseñar políticas integrales que contemplen a una multiplicidad de actores. No incluir a los varones en las políticas públicas es poner parches en lugar de generar cambios estructurales sostenibles”, aseguró Mariana Isasi, oficial de enlace UNFPA Argentina.

Perfil de los usuarios

De los informes surge que la mayoría de los varones usuarios llegan a la institución por una orden de la Justicia. El Centro Integral de Varones recibe a varones derivados en su gran mayoría (99,4 %) con oficio judicial, ante hechos jurídicamente consumados de violencia hacia sus parejas.

El usuario promedio es un varón de nacionalidad argentina (97%) de entre 30 y 45 años (46%), con estudios secundarios incompletos (40%), que trabaja en oficios de manera independiente (45%), o como empleado en empresas privadas (23%) y que concurre de manera compulsiva por orden judicial (99%). a.

La mayor cantidad de ellos se ubican en la franja que va desde los 26 a 55 años (en un 78.04%); registrándose un 11.17% entre la franja de 56 a 75 años; un 10.40% de varones jóvenes de entre 18 a 25 años y un mínimo porcentaje de varones ubicados entre la franja de 76 a 90 años (0.38%). El 89% de los varones denunciados conviven con sus denunciantes.

Durante el segundo trimestre del 2020, el 79% de ellos no registra antecedentes de privación legítima de la libertad en instituciones penitenciarias; en comparación al 15% que registra detenciones por causas penales referidas al ejercicio de violencias o incumplimientos de medidas judiciales (relacionadas a la denuncia actual).

Con respecto al tipo de violencia denunciada (durante el período de atención remota estudiado) se observa, en función de los datos disponibles brindados por los 505 usuarios en el Primer contacto que, el mayor porcentaje estuvo vinculado a violencia de tipo psicológica (en un 36.78%) y en segundo lugar a la violencia física/psicológica (el 26.44%).

En cuanto a los tipos de vínculos que los denunciados manifiestan tener con las denunciantes, en el período comprendido por el segundo trimestre del 2020, se trata en su mayoría de relaciones de ex parejas con un 42%, parejas actuales con un 34% y en menor medida de relaciones matrimoniales con un 4%.

El trabajo en el Centro

Los varones que se incorporan inician un proceso de deconstrucción de sus pensamientos y construcción de nuevos modelos de masculinidad, como herramienta fundamental para su accionar en la vida cotidiana. Se desarrollan técnicas específicas para el manejo de emociones, el control de las actitudes celotípicas y el impacto de la violencia sobre su cuerpo y el de la persona violentada. Se trabaja sobre la identificación y modificación de los aprendizajes generados en su historia personal como sujetos de la cultura.

La medida judicial de concurrencia al Centro es parte de las medidas de resguardo y protección a las víctimas, junto a la restricción de acercamiento, botón antipánico, etc. Es decir que el objetivo del programa es lograr detener la violencia y evitar la reincidencia; se inscribe como una medida cautelar y de reeducación.

“Tenemos que hacer un llamamiento a los varones que aún no se animan a repensar sus prácticas ha llegado el tiempo de rebelarse al mandato patriarcal y darle prioridad en nuestras vidas a la construcción de una sociedad más igualitaria”, concluyó la ministra de la Mujer, Claudia Martínez.

Participaron de la presentación de los informes, realizada vía Zoom, Gabriela Vexina, presidenta de ACEVIFA, psicóloga especialista en Violencia Familiar; Luis Ávalos, psicólogo especialista en Violencia Familiar y miembro del Comité Externo evaluador de los informes; Ana Palazzesi, doctora en Psicología, especialista en Violencia Familiar y coordinadora de la investigación; y Pablo Rivarola, director del Centro Integral de Varones.

Fuente: Gobierno Córdoba

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias