Me Lo Dijo Pérez Me Lo Dijo Pérez

La prensa de Santa Fe , el descontrol que viven Frontera y Josefina.

Los sucesos ocurrieron durante un campeonato de bochas y corridas de motos.

POLICIALES 13 de octubre de 2020 Pérez Darío Eduardo Pérez Darío Eduardo
unnamed
Sicardi dijo a sus empleados que Coronavirus era uan gripecita.

Aproximadamente a las 18 de este domingo personal de Destacamento N° 6 de barrio Acapulco de la localidad de Josefina; y sus pares del Comando Radioeléctrico de Frontera, intentaron desactivar un partido de bochas con más de 50 personas participantes. Lamentablemente y de manera repentina los actuantes fueron salvajemente agredidos físicamente, produciéndose también importantes daños materiales en los móviles, por lo que se vieron obligados a replegarse. CASTELLANOS.
Finalmente pudo saberse que fueron cuatro los empleados policiales trasladados al Hospital Iturraspe de la ciudad de San Francisco, dos ellos con fuertes golpes y dos móviles con roturas en los cristales y daños en su estructura. A raíz de lo sucedido se comisionó personal de refuerzo de la Comisaría N° 8 de la localidad de Josefina junto a sus pares del Cuerpo Guardia de Infantería de Rafaela. Lamentablemente como consecuencia del violento y artero ataque, el segundo jefe del Comando Radioeléctrico de Frontera debió ser trasladado a la ciudad de Santa Fe debido a la gravedad de la lesión que sufrió en uno de sus ojos, siendo intervenido quirúrgicamente para tratar de evitar que pierda un ojo como consecuencia de haber recibido un botellazo lanzado por uno de los sujetos participantes.

Intervención
El  domingo  a la mañana a las ocho estaba prevista la operación al subinspector Daniel Capdevila subjefe del Comando Radieléctrico de Frontera, que fue agredido el domingo en barrio Acapulco de Josefina, mientras intentaba frenar un campeonato de bochas junto a otros compañeros. La intervención se realizó en el Hospital Cullen y tenía como finalidad intentar salvarle el ojo que se vio afectado durante la refriega.
“A raíz de la gravedad de lo ocurrido, está muy bien de ánimo”, aseguraron fuentes policiales.
Fueron cuatro los efectivos del Comando Radioeléctrico de Frontera que resultaron con lesiones de distinta consideración al intentar hacer cesar un campeonato de bochas que se disputaba en un terreno ubicado sobre la calle 24, entre 5 y 7 de barrio Acapulco, en Josefina.
Los incidentes se registraron en la tarde del domingo cuando los uniformados concurrieron al lugar con la intención de hacer cesar con la actividad para que se cumpla con el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, situación que habría originado una discusión entre organizadores y concurrentes al evento, lo que derivó en incidentes con agresiones verbales y físicas contra los policías. Los otros uniformados recibieron lesiones de distinta consideración. Varios de ellos se retiraron el mismo domingo por la noche del Hospital Iturraspe en tanto que permanecía en observación uno de los uniformados que presta servicio en el destacamento de barrio Acapulco.
Tres de los policías tratados en el Hospital Iturraspe fueron identificados como Daniel Capdevila (36), de Santo Tomé, quien presentaba una herida grave en el ojo izquierdo; Juan Carpio (27), domiciliado en la comuna santafesina de Marcelino Escalada, ingresado con herida cortante en el cuero cabelludo y traumatismo de codo izquierdo y Gustavo Meynet (34), de la ciudad de San Javier, quien también presentaba lesiones.
La investigación sobre lo ocurrido está a cargo de los fiscales Guillermo Loyola y Nicolás Stegmayer.

Repudios generalizados
La Intendente Municipal de Frontera, Victoria Civalero, y todo su equipo de gestión repudiaron en pleno el cobarde accionar de un grupo de vecinos que atacó a las fuerzas policiales de la ciudad y zona el día domingo mientras intentaban desalojar un partido de bochas en barrio Acapulco de Josefina. Si bien el hecho no sucedió dentro de los límites de nuestra jurisdicción -dice el comunicado-, repercute directamente en la ciudad debido a la desafectación de los agentes, suboficiales y oficiales de la fuerza y de los patrulleros, por tal motivo la Intendente Victoria Civalero solicitó refuerzos urgentes al Jefe de Orden Público, obteniendo recursos de Infantería y de la Policía de Acción Táctica (PAT) de Santa Fe, los que se quedarán en la ciudad por los próximos 15 días.
Por su parte la jefa comunal de Josefina, Jorgelina Sicardi repudió la agresión a policías del Comando Radioeléctrico de Frontera que intentaban, este domingo, desarticular un campeonato de bochas en barrio Acapulco. “Hemos llegado a un extremo de violencia que realmente preocupa, ahora se deberá ver la situación de estas personas y el estado de salud de los policías que fueron heridos”, manifestó Sicardi en diálogo con La Voz de San Justo. Además de los uniformados heridos los móviles policiales sufrieron graves daños, como rotura de cristales y golpes en la carrocería de los mismos. “Se ha abierto una investigación para conocer realmente lo ocurrido, desde la provincia se han enviado refuerzos para poder calmar los ánimos en toda esta parte del barrio”, comentó la mandataria comunal.

El aporte de las cámaras
De acuerdo a lo que pudo conocerse, en el lugar no solo hubo personas que residen en barrio Acapulco sino que habrían llegados asistentes de San Francisco y de otras localidades de la región. “Los registros de las cámaras de seguridad serán vitales a la hora de identificar a quienes participaron del hecho”, dijo Sicradi.

Es hora de actuar…
Evidentemente el Gobierno Provincial a través del Ministerio de Seguridad debe hacerse cargo de una buena vez de lo que ocurre en Frontera y la localidad de Josefina porque, no hace falta decirlo aunque hace muchos años que parece lo contrario, ambos son distritos que pertenecen a la provincia de Santa Fe.
No hace falta recordar y repasar los numerosos hechos de violencia que ocurren prácticamente a diario en esos lugares. Robos, ataques armados, homicidios en ocasión de robo o relacionados al narcomenudeo o narcotráfico son solo algunos de los sucesos que allí se notifican aunque desde los lugares de toma de decisiones pareciera que éstas cuestiones se dan únicamente en Rosario y Santa Fe.
Durante mucho tiempo también se reclamó allí la presencia de un fiscal de manera definitiva. Para ello fue designado el Dr. Nicolás Stegmayer quien aún no tiene un espacio físico donde desarrollar una actividad que ha demostrado ser muy importante tal como lo muestran las estadísticas que tiene la fiscalía Regional.
Pero evidentemente no alcanza. No sirve que la PAT o Infantería de Rafaela vayan a Frontera por quince días cuando ocurren hechos graves como los del domingo. Se necesitan otras cosas. Y por qué no otra política de seguridad. Se necesita hacer prevención y se precisa indefectiblemente que los responsables de tanta violencia deben ser detenidos e imputados con todo el peso de la ley

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias