Me Lo Dijo Pérez Me Lo Dijo Pérez

EMPRESAS FANTASMAS: la mafia que investiga Viaut ¿Porqué necesitan indigentes para funcionar?

Alta corrupción de empresarios, abogados, contadores y la complicidad desde adentro la AFIP

JUDICIALES 01 de septiembre de 2020 Pérez Darío Eduardo Pérez Darío Eduardo
118717666_3244339829006375_8051431255944062603_o

Cuando  M. un  hombre de 44 años,  intentó  cobrar  el subsidio pandémico  IFE se  quiso  morir, no figuraba  en la  lista  por  algún  motivo que  nadie  supo  explciarle  hasta  que  el fiscal  LUIS  VIAUT  se  contactó  con  Ella  y  le explicó  que  fiugra  como  PROPIETARIA  DE  UNA  EMPRESA DE SERVICIOS QUE  EMITE  FACTURAS  TRUCHAS  PARA  VENDER  A  EMPRESAS  DE  TODO  EL PAÍS.¿ Que  había pasado?, En  junio del año  pasado ,  un contador  de  San Francisco  le  ofreció  10  mil  pesos  por   5 meses   a cambio  de  firmar   formularios  de  AFIP  para  " hacer trámites". M. que  vive de  changas   y  no  tiene la más mínima  idea de  lo que  se  trata,hoy espera  que la devuelvan a   su  vida  normal  y cobrar  lo  que  le  corresponde . Esta  historia  se  repite  en  toda  la  investigación  que la fiscalía realiza en todo  el  departametno San Justo.  La gran  pregunta  a responder es  el  motivo  que  abogados y  contadores  realizan  estas  USINAS DE  FACTURAS.

"Esta modalidad va desde la negociación del soporte papel o factura hasta la creación, a través de verdaderas organizaciones, de empresas simuladas que venden productos o prestan servicios que nunca se llevan a cabo. Además, en una operatoria de este tipo, generalmente hay profesionales que asesoran a los involucrados, quienes conforman algún grado de asociación ilícita", relató una  fuente de  AFIP  que  investiga el caso.

 "Así las cosas, se crean verdaderas "usinas de facturas" sin más finalidad que emitir documentación apócrifa y vendérsela a contribuyentes del IVA, quienes llegan a pagar comisiones de hasta el 50% sobre el monto del IVA que estarían en condiciones de evadir" --confió una fuente que prefirió el anonimato--.

 Estas facturas "truchas" les permiten a sus compradores acumular crédito fiscal (IVA compra) y reducir significativamente el monto del impuesto que deberían tributar (diferencia entre IVA Compra e IVA Venta). Ahora el fiscal  Viut, VA  POR LOS  QUE  COMPRARON LAS  FACTURAS  .

Facturas truchas, bienes y servicios, tipos de usina 
   La facturación apócrifa es una maniobra clásica en la que se simula la prestación de un servicio o la venta de un bien que genera una salida de dinero real, pero por conceptos diferentes a los contabilizados, dado que en verdad el servicio no se presta o el bien no se entrega.

   En ocasiones el emisor simula el cobro para luego devolver parte de los fondos. Desde 2000 hubo una utilización masiva de facturación falsa en la obra pública de todo el país.

   La mayoría de la facturación falsa se refiere a servicios, porque es más difícil para la AFIP probar su falta de prestación. Son clásicos los casos de facturación falsa en publicidad, asesoramiento empresario, diseño y elaboración de sistemas informáticos.

   Para demostrar una maniobra organizada es necesario sumar una serie de indicios graves, precisos y concordantes, como si el proveedor tiene infraestructura comercial y financiera para los servicios; si cuenta con los bienes de uso y el personal necesario o si puede demostrar la contratación de terceros.

   Los fondos provenientes de la facturación falsa se han ido perfeccionando hasta llegar a verdaderas "ingenierías financieras", transfiriendo títulos de la deuda pública, acciones o en el caso de la obra pública, la cesión de los ceritificados de obra. Los tipos de usina son:

   * Duplicadora de facturas (formalmemente existentes y activas, que duplica sus comprobantes a los efectos de generar créditos/gastos en sus clientes).

   * Empresa desactivada (firma real que ha discontinuado su actividad sin tramitar la baja. También contempla la doble actividad).

   * Sin capacidad económica (no demuestran solvencia para prestar servicios o bienes, no detentan consumos eléctricos que se correspondan con la actividad ni tienen inmuebles acordes).

   * Sin capacidad financiera (no tienen capacidad financiera para soportar niveles de prestaciones que han facturado, no poseen cuentas bancarias y no registran préstamos).

   El efecto directo sobre la base imponible es de 56% del neto facturado (35% de Ganancias y 21% de IVA). Es decir que, por cada 100 pesos de facturas falsas, el Estado pierde 56. (LNP)

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias