Me Lo Dijo Pérez Me Lo Dijo Pérez

Las dificultades para entrar a San Francisco

El ministro de Seguridad de Córdoba, Alfonso Mosquera, señaló que los intendentes no poseen la facultad de cerrar su ciudad o localidad, con el objetivo de evitar la propagación del coronavirus en la comunidad.

CÓRDOBA 22 de mayo de 2020 Pérez Darío Eduardo Pérez Darío Eduardo
roca._foto_1584542787

En las últimas horas se incrementaron los controles en los accesos a diversas ciudades y pueblos del interior de Córdoba para evitar la propagación del coronavirus. Es tras el último brote en la zona del Mercado Norte y sus derivaciones, que han llevado al COE a practicar controles en al menos 16 barrios de la capital provincial.

Las autoridades de las ciudades y localidades del interior cordobés se ha desarrollado como una especie de "blindado" y lo justifican argumentando que es para disminuir el volumen de viajeros desde la capital provincial, tras el último brote de contagios de Covid-19.

La decisión, que involucra a diferentes municipios y podría replicarse en más localidades cordobesas, exige una cuarentena obligatoria a cada persona que ingrese desde Córdoba capital.

La nueva medida implica la realización de una cuarentena, de 72 o 96 horas, o hasta de 14 días, según los casos y ciudades.

A pocas horas de conocerse los primeros datos de este blindaje ya se escuchan testimonios de viajeros que, o no pudieron ingresar a la ciudad de San Francisco, donde a un hombre le dijeron que si entraba tenía que hacer cuarentena encerrado, o quienes anuncian que “aumentamos los controles, respetando los derechos de cada persona, pero la gente que viene de Córdoba debe realizar cuarentena en su domicilio" como es el caso de Morteros, por ejemplo.

Sin decirlo públicamente ni anunciarlo oficialmente, ir o venir desde o hacia Córdoba capital, parece estar constituyéndose en una actitud peligrosa o al menos “riesgosa” para los habitantes del interior cordobés que propician cierto aislamiento compulsivo para preservar la salud de los residentes en su pueblo o ciudad.

En otras localidades también anunciaron que “médicos de especialidades pueden ingresar, pero lo que se pueda reprogramar, así se lo hace. Se hacen controles en los accesos de temperatura. Hay un registro de transportistas en la Municipalidad y se hace desinfección de móviles, transportes, camiones, y el control del chófer, que en algunas oportunidades se los acompaña hasta el sitio a donde se van a dirigir”, detallan muchos viajeros que testimonian sus situaciones.

Por citar sólo algunos casos, en la ruta 9 Norte, en Colonia Caroya y Jesús María, hay controles estrictos en los ingresos las 24 horas.

Otras autoridades comunales del interior cordobés manifiestan que “tratamos que los comerciantes desinfecten todo lo que traen, como mercadería y encomiendas, y haciendo concientización para que la gente evite ir a Córdoba, salvo que sea un caso de urgencia".

Hay pueblos y ciudades del interior provincial donde cerca del 30% de sus habitantes viajan a trabajar todos los días a Córdoba capital por lo que “hicieron un registro de viajeros frecuentes".

“Se hace un seguimiento georreferencial, sobre todo haciendo referencia a la conciencia. Quien viene de Córdoba debe tener justificativo; sino, no puede ingresar. Las normas sanitarias son muy rígidas”, afirman algunos jefes comunales.

En otras ciudades "se reforzaron los ingresos y egresos de la ciudad, y hay mayor control en articulación con policías, gendarmería y guardia urbana", explicaron los encargados de cada municipio explicando que “tratamos de comunicar a quienes tienen que viajar a Córdoba que son importantes las medidas sanitarias que ellos deben emplear, como utilizar barbijo, el cuidado permanente en higiene de manos y distanciamiento social.”

Finalmente se espera que desde el COE se genere una uniformidad de criterios para que se baje una línea de acción a las autoridades de pueblos y ciudades del interior en pos de determinar qué hacer y cómo aplicar las medidas de prevención.

Los intendentes no pueden cerrar sus ciudades
El ministro de Seguridad de Córdoba, Alfonso Mosquera, señaló que los intendentes no poseen la facultad de cerrar su ciudad o localidad, con el objetivo de evitar la propagación del coronavirus en la comunidad.

"Hay una situación donde evidentemente no se pueden cometer arbitrariedades ni extralimitaciones. Cuando una persona tiene domicilio en una ciudad, tiene el derecho de regresar a su lugar de origen, ya sea si viene de una zona roja o blanca. Lo que sí, el municipio debe garantizar que cumpla la cuarentena en casos de zonas rojas", explicó el funcionario.

”No se puede impedir a una persona que ingrese a su casa, porque se trata de un abuso de poder. Ante esto, los fiscales van a reprobar la conducta y la van a poner en conocimiento de la Justicia. Nadie puede estar por encima de las disposiciones del COE y la ley", advirtió el ministro de Seguridad de Córdoba.

Por otro lado, señaló que los intendentes o jefes comunales tampoco pueden impedir el acceso de los camiones abastecedores de suministros. "Los municipios pueden disponer de vías alternativas para limitar el tránsito a una zona alejada de la urbanización", añadió.

Consultado sobre los comisionistas, recomendó que eviten circular por la ciudad de Córdoba. "Toda aquella persona que tiene que viajar por una actividad sensible, como un medicamento oncológico, deberá hacerlo respetando el protocolo de higiene y seguridad", declaró.

Por último, el titular de la cartera de seguridad sostuvo que el gran desafío son los casos asintomáticos. "No nos oponemos a las estrictas medidas sanitarias, incluso las apoyamos. Pero no convalidamos las arbitrariedades ni extralimitaciones", subrayó Mosquera.

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias