Me Lo Dijo Pérez Me Lo Dijo Pérez

Cuidar los mayores enfermos en la Pandemia : dos historias conmovedoras de San Francisco

No los dejan trabajar y tienen sus padres muy enfermos.

LOCALES 18 de mayo de 2020 Pérez Darío Eduardo Pérez Darío Eduardo
1140-alzheimer-myths-woman-hiding-face-esp.imgcache.rev944f06ecb6074b65cbe2f25784408cf5

"  Conseguir los  pañales para  mi  padre  es  un  infierno   y  no  tengo plata " ,  dice  Víctor  (*) ,  un  hijo  único  de un  padre  de  84  años  que  sufrió  un  ACV  hace  10 días   y   para  colmo no  le  permiten  abrir  su pequeño negocio  en  un  barrio de  San Francisco, a  pesar  de  no  haber  contagios de Coronavirus ,  pero por  la pandemia  se vive  al  ritmo  de  lo  que los  medios  de  Buenos  Aires  imponen. El COVID19  complica   la vida  de los  familiares de  adultos mayores enfermos,  son  el  mayor grupo  de riesgo  y  atenderlos  es  un  via  crucis  en  soledad.

Con  los  ojos  enrojecidos , Victor  avanza  en  su  relato  a FMR90,7   "  la  doctora  que me recetó los pañales y otros  insumos , me  hizo  una  receta  y  hubo  problemas  para  conseguirla,  hablé con  un  empleado del PAMI  que va al  local  para ayudar  a gente  como nosotros  ,  pero ahora  todo  pasa por Córdova, Yo no  tengo  un peso , no  me dejan  a  trabajar  y  para  colmo en  un  geriátrico no  te piden  menos de  30 mi ¿Que haré?l"

Otra historia muy triste es la   Mabel (*) , hija  de  una  señora  de 91 años con  Alzehimer   que necesita atención  todo el  día  y depende  de  su hija.  " Mami  está perdida  ,Yo siempre  la cuidé con la  ayuda  de una  señora  que  me  reemplazaba  cuando  iba  a  trabajar , ahora   ninguna  de las  dos  tiene trabajo, a mi  me pagan algo,porque  estaba  en  negro. Sólo tengo los 10 mil de la IFE  ,  tenía. Paso largas  horas escuchando sus historias   sin  sentido,  somos nostras  dos solas,  más  solas  que  nunca ".

Víctor  y  Mabel   repiten  como una  letanía  "  antes del  Coronvirus tenía  trabajo   y me  alcanzaba  para mantener  la   casa, ahora   no se  que  hacer". PARA COLMO   EN  SAN FRANCISCO NADIE  APARECE  PARA  DARLES UNA  AYUDA, PARECE QUE  ESTÁN  DE  SOBRA  EN  LA  CIUDAD.

*Víctor  y Mabel  son  nombres  ficticios para  proteger  la intimidad de las personas.

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias