Los chats de la enfermera: así reaccionó sobre la investigación por las muertes de bebés

CÓRDOBA 28 de diciembre de 2022
Arriba Córdoba accedió en exclusiva a conversaciones de WhatsApp que Brenda Agüero intercambió con otras personas antes de ser arrestada.
19517022-8d7a-4986-b80b-27f28c6b404d

Los días previos a su detención en agosto de este año, la enfermera Brenda Agüero intercambió chats con una persona muy cercana cuando se enteró de la investigación por la muerte de bebés recién nacidos en el Hospital Materno Neonatal.

Arriba Córdoba accedió en exclusivo a los mensajes de WhatsApp que integran el extenso expediente del fiscal Raúl Garzón. En uno de los chats del 11 de agosto, la enfermera le consultó a esa persona si había podido averiguar algo y manifestó su profundo deseo: “Ojalá que nosotros quedemos limpios porque con esto que está pasando nos vemos perjudicados todos”.

Mientras que recibe como respuesta un dato que había comenzado a trascender luego de escuchar declaraciones del fiscal. “Dios mío, sé eso. No hay dudas que se haya suministrado sobredosis de medicamento”, señaló la persona a la que la enfermera le habló.

Agüero también se contactó con una amiga el 12 de ese mismo mes. Su reacción denotaba preocupación, nerviosismo y tensión al mismo tiempo. Le preguntó si tenía “alguna novedad” porque “hasta en Buenos Aires salió la noticia”. Su amiga le contestó que ya había hablado el ministro –en ese momento era el doctor Diego Cardozo-. 

“Están hablando de un asesino serial”, reveló la enfermera y aseguró que estaba “muy angustiada y tenía miedo”. La conversación continuó con el mismo tono: “Que situación realmente estresante y preocupante”. Sobre el final, contó sobre otra novedad que había escuchado y refería a la posible participación de una enfermera que “supuestamente inyectaba a los bebés”. Sin embargo, nunca imaginó que el 19 de agosto sería arrestada.

La enfermera Brenda Agüero es la única detenida por la muerte de bebés en el Hospital Materno Neonatal. Está imputada por homicidio calificado por procedimiento insidioso contra cinco bebés que murieron a las horas de nacer y por homicidio calificado en grado de tentativa por ocho que sobrevivieron a los pinchazos investigados. 

A cuatro meses de estar alojada en la cárcel de Bouwer, rompió el silencio en Cadena3 y se desligó de toda responsabilidad, insistió en que está detenida injustamente, apuntó contra un enfermero y admitió que las muertes fueron intencionales.

Te puede interesar