Turismo: alojarse en las Sierras costará, en promedio, un 95% más que el verano pasado

CÓRDOBA 14 de noviembre de 2022 Por Pérez Natalia
Es el mayor incremento interanual de los últimos 15 años. Es el ajuste medio, pero los aumentos son muy variables entre los establecimientos relevados.
ini-cabanas-sierras

La Voz del Interior publicó su revelamiento de costos para vacacionar en las Sierras de Córdoba. Son tan variables los incrementos entre los establecimientos que resulta más preciso afirmar que ese turista, por el mismo hotel, cabaña o casa que el año anterior, pagará entre un 27 por ciento y un 166 por ciento más, según los casos relevados. Entre medio, hay aumentos de todos los colores.

La enorme variedad de ajustes que se aplicarán no es un fenómeno nuevo: cada año se repite de modo similar. Es otro efecto de una economía largamente inflacionada.

El promedio del 95% surge del relevamiento que, como cada año desde 2009 comparando los precios, para el mes de enero, en los mismos 20 establecimientos de nueve localidades serranas.

El cuadro comparativo muestra los 20 sitios de alojamiento que cada año relevan las corresponsalías de este diario, con sus tarifas para el verano que pasó y para el que vendrá.

En cada localidad y región hay precios por encima y por debajo de los citados, que muestran la evolución de un año para otro en esos casos concretos.

En cabañas para cuatro personas, por ejemplo, se pueden conseguir para enero de 2023 desde los 10 mil pesos hasta los 40 mil pesos por día, dependiendo de la infraestructura, de la ubicación y de los servicios. Van desde las que no incluyen pileta, mucama ni desayuno hasta las que suman, además, piscinas climatizadas, parque, spa e instalaciones deportivas.

Para hoteles, en tanto, una habitación doble en la mayoría de los de categoría tres estrellas (con pileta y desayuno) puede encontrarse desde los 18.000 pesos hasta los 32.000 por noche durante enero. Un hotel dos estrellas, en tanto, oscilaría entre 8.000 y 18.000 pesos, según los casos.

Si la comparación se estira en el tiempo, aparecen números que asombran y que marcan la huella de la eterna inflación. Por caso, la misma cabaña de Nono que en 2009 cobraba 300 pesos por noche, en 2023 costará 21.000 pesos: el aumento, en 14 años, será del 6.900 por ciento.

A la vez, la misma habitación para dos personas del hotel tres estrellas de Villa Carlos Paz que en 2009 costaba 320 pesos, en 2023 saldrá 25.000 pesos: la diferencia es del 7.700 por ciento en 14 años.

Pérez Natalia

Productora FM Romántica 90.7, reportera y encargada de producción, publicidad y operación.

Te puede interesar