Me Lo Dijo Pérez Me Lo Dijo Pérez

LOS NATIVOS DE MAR CHIQUITA NO HABRÍAN LLAMADO ANSENUZA A LA LAGUNA

Una revelación de REGIONALÍSIMO

REGIONALES 05 de septiembre de 2021 Pérez Darío Eduardo Pérez Darío Eduardo
maxresdefault

 El probable nombre originario de la laguna podría ser Bilis cocha» o «Bilis chaco». 
Lo que se sabe de manera concreta es que Ansenuza, es un nombre femenino, dando origen a la conocida leyenda de la diosa de la laguna, pero es bastante incierto que el nombre original de la laguna Mar Chiquita sea Ansenuza, siendo citado el nombre en 1566 como «provincia de Ansenuza», ubicada en las márgenes del Río Primero, es decir al oeste de la laguna Mar Chiquita.
En referencias y significado de voces aborígenes que figuran en el mapa etnohistórico de Córdoba del Siglo XVI, señala que Ansenuza es la región de poblados aborígenes al sur y oeste de Mar Chiquita, citada en 1566 como «provincia de Ansenuza». No hay documentación que respalde que sea el nombre original de dicha laguna.
Por otra parte según el oidor de la Audiencia de Charcas, Juan de Matienzo, la expedición de Francisco de Aguirre fue seguido desde las tierras de Ansenusa, siendo prendido a unas 10 leguas de Ansenusa. La captura tuvo lugar en la zona de las actuales Jesús María y Río Seco, coincidiendo la distancia con la región de La Para hacia el norte.
 
En catastro de la provincia, la mensura A100 del Departamento Río Primero, figura Ansenuza en el actual emplazamiento de La Para y en el exp 20 – leg 35 -  escr. 4° un señor Baigorri en el año 1808 denuncia tierras realengas, a 11 leguas de la frontera de Santa Rosa, llamadas «Boca del Río», lindando con los terrenos de Felipe Armesto, nombrados Ansenuza.
Por otra parte Elder Candusso, autor del trabajo «La Para Siglo XXI», de acuerdo al Archivo Histórico de la Provincia de Córdoba, manifiesta que según la merced que otorgó en 1584 don Lorenzo Juárez de Figueroa a don Juan de Barrientos (oficial de ejército de Jerónimo Luis de Cabrera) dice: «»... Tierras intituladas de Anseniza a 30 leguas el naciente de los confines del río de Córdova, donde su agua forman el lago llamado Mar Chiquita.»
El mismo documento dice Candusso, más adelante da las explicaciones de medidas que totalizan al norte y al sur del «Brazo Para» y al oeste de la desembocadura.  Aclara que ya en 1584 se llamaba Brazo Para al tramo del río Suquía que, hoy seco, pasa al oeste y norte de La Para, desembocando directamente en la Laguna conocido como Boca de los Algarrobos (hoy Campo Mare). 
Concluye Candusso que las tierras de Ansenuza es el lugar donde hoy se encuentra La Para. Así lo llamaron los españoles, pero habría que investigar porque
El Museo «Aníbal Montes», una institución que trabaja desde mediados del siglo pasado en la investigación sobre la región Mar Chiquita, expresa que no existe documento que avale que los pueblos originarios, hayan denominado Ansenuza a Mar Chiquita. Según los cronistas españoles el único nombre que dejaron los pueblos originarios de estas tierras cuando se referían a la laguna es «Bilis cocha» o «Bilis chaco». 
Según el investigador Carlos Pauli Alvarez, en su publicación (2005) «Toponimia aborigen de la provincia de Córdoba» manifiesta que la traducción de este topónimo, está todavía en discusión, pero remarca la posibilidad de una acentuada deformación del nombre por parte de los conquistadores, quienes escucharon una voz de la lengua nativa Aymará que identificaba a la laguna como «Anchichusa», expresión indicadora de la conjunción de dos vocablos: Anchi (cuerpo) y Chusa (Vacío), probablemente haciendo aducción por parte de estos pueblos por carencia de su fuente de alimentos debido a su característica salinidad.
Algunos historiadores dan cuenta que quien la podría haber denominado Mar de Ansenuza fue Jerónimo Luis de Cabrera cuando buscaba una salida al Mar del Nord (Océano Atlántico) y creyó que Mar Chiquita era una bahía de ese océano
El Dr. Fernando Chanquia Aguirre, en «Oscuro origen de un nombre español», manifiesta que teniendo presente las grandes dificultades de tener distintas culturas e idiomas, no queda claro como hicieron los españoles para hablar con los nativos y entender lo que estos les decían, puesto que ninguno conocía el idioma del otro. 
Los españoles traían un grupo de lenguaraces del norte que hablaba el kichua, pero no lengua salavinón, ni Kamiare. Asimismo no hay constancias de que los Sanavirones hayan dominado ese idioma peruano. 
El conocido historiador tucumano Lizondo Borda dice que las tropas españolas al mando de Diego de Rojas, Gutiérrez y Heredia, en todo su recorrido no encontraron indios que hablaran kichua. Tampoco mencionan esta lengua cronistas como González Prado y otros.
La verdadera denominación de los «Sanavirones» no era tal; sino Salavinón. Ulises D`Andrea, ex profesor de Prehistoria y Antropología de la Universidad Nacional de Río IV e investigador de historia de los aborígenes de Córdoba, sostiene el origen apócrifo de las supuestas denominaciones indias.
La documentación existente, haría pensar que Ansenuza, fue una provincia, ubicada al oeste del río Primero y al sur y oeste de la laguna Mar Chiquita, pero no se habrían encontrado en las investigaciones realizadas hasta el momento que la laguna hubiese tomado el mismo nombre, como así tampoco se puede asegurar, pero la poca documentación existente indicaría que el nombre originario de la laguna sería Bilis cocha» o «Bilis chaco». 

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias