Me Lo Dijo Pérez Me Lo Dijo Pérez

Los detalles de la sanción a un funcionario de la justicia federal local por violencia machista

Los malos tratos hacia ella comenzaron a crecer cuando rechazó una invitación para “dormir una siesta”.

JUDICIALES 04 de mayo de 2020 Pérez Darío Eduardo Pérez Darío Eduardo
5d6b6306cfec933ce38306cd828210d5_L
Foto El Tiempo

Los integrantes del Consejo de la Magistratura de la Nación entendieron que la sanción por violencia laboral que había recibido en 2016 era un antecedente incompatible con el perfil de juez que se busca. Además agregaron que Díaz Cafferatta no informó al Consejo cuando esa sanción quedó firme. “No es el perfil de juez que yo considero y muchísimo menos en razón de todo lo que hemos venido hablando y trabajando en cuestiones de género. Es un mensaje que tenemos que dar pero básicamente es qué jueces queremos en la República Argentina. Yo no quiero acosadores de ningún tipo”, dijo la abogada Marina Sánchez Herrero.
Díaz Cafferatta es secretario civil del juzgado federal de San Francisco y en ese rol fue sancionado en abril de 2016 por la Cámara Federal de Córdoba por violencia contra una empleada del juzgado que se desempeñaba en su secretaría. “Me haces quedar como un pelotudo”, le gritó Díaz Cafferatta a la empleada el 12 de junio de 2015. Fue en presencia de otras cuatro empleados, entre ellos la mujer policía que custodia el juzgado.
Los testigos dijeron se le puso cara a cara, que los gritos hicieron que se ponga rojo, que se escucharon en todo el juzgado y que hizo que un abogado que estaba en la mesa de entrada optara por retirarse. “Lo vi muy exaltado y pensé que le iba a pegar porque estaba muy nervioso, exaltado, entonces me acerqué porque creí que iba a ser necesaria mi intervención. Se vivió como una situación violenta por el ámbito en que transcurrió. PM se asustó y se largó a llorar”, declaró la policía.
La reacción, contó una empleada, fue porque PM le dijo a Díaz Cafferatta “Santiago deberías tratar mejor a los empleados”. Otros empleados contaron que el secretario tiene malos modos y tratos con los empleados. Inclusive declararon que PM, que fue acompañada en el caso por la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN), vivía situaciones de doble sentido sexual y que los malos tratos hacia ella comenzaron a crecer cuando rechazó una invitación para “dormir una siesta”.
 
El plenario virtual del Consejo en el que fue excluido Díaz Cafferatta
Díaz Cafferatta negó las acusaciones. Dijo que nunca se dirigió a nadie en doble sentido, que siempre fue respetuoso con las mujeres del juzgado y sobre la agresión a PM sostuvo que le contestó de “modo duro, frío y seco, pero con respeto, sin palabras soeces ni amenazas”
La Cámara Federal sostuvo que el secretario no cometió acoso sexual ni laboral, sino un comportamiento “a toda luces inadecuado, incorrecto, irrespetuoso y absolutamente reprochable para un funcionario del Poder Judicial”. “Actuó de manera indebida, desmesurada y desproporcionada al levantarle la voz a una empleada de menor jerarquía, utilizando además vocabulario inapropiado y soez dentro del ámbito de trabajo”, agregó la Cámara. La sanción que recibió Díaz Cafferatta fue una suspensión de tres días sin goce de sueldo y le recomendaron mantener las formas en el trato al resto del personal.
La empleada sigue trabajando en el juzgado pero lo hace en la secretaria penal. “Es una situación muy compleja porque en San Francisco el juzgado es la única dependencia del Poder Judicial, de donde ella es empleada. Ir a otro lugar de trabajo implicaría irse a otra ciudad, hacer un cambio de vida”, le explicó a este medio Rocío Herrera, secretaria Gremial de Protección Individual de la UEJN, que intervino en el caso.
Díaz Cafferatta concursó para ser juez de su juzgado. Terminó primero en el concurso con 152,85 puntos entre el examen escrito y sus antecedentes. En segundo lugar, con 148,40 puntos, estuvo Pablo Montesi, actual juez subrogante de San Francisco.
El Consejo de la Magistratura, que es el órgano encargado de hacer los concursos para cubrir las vacantes de jueces, trató el martes en un plenario virtual el caso de San Francisco. Debía resolver qué candidatos enviaba al Poder Ejecutivo, donde se elige a uno y lo propone al Senado de la Nación para su nombramiento definitivo.
Y el Consejo decidió excluir a Díaz Cafferatta. “La sanción fue por molestar a una empleada del juzgado. Hay un claro tema de género que me parece que tiene que ser considerado de una manera particular”, expuso el diputado nacional Pablo Tonelli. “Fue un caso explícito de acoso y de violencia de género. Ademas fue en el ámbito laboral y Díaz Cafferatta era el jefe de la persona a quien acosó”, sostuvo en la misma línea la también diputada nacional Vanesa Siley.
El juez Alberto Lugones, presidente del Consejo, habló del compromiso del cuerpo sobre la aplicación de la ley Micaela en capacitación de violencia de género y la abogada Sánchez Herrero expuso sobre el perfil de juez que el Consejo debe impulsar.
 
El Poder Ejecutivo, a donde el Consejo remite los candidatos a jueces
Por su parte, Tonelli, el representante del Poder Ejecutivo Gerónimo Ustarroz, la diputada Graciela Camaño y y la senadora Silvia Giacoppo señalaron que el año pasado cuando Díaz Cafferatta estuvo en el plenario para la audiencia final con el Consejo omitió decir que la Corte había dejado firme su sanción. “No es un tema menor, no solo la imputación, sino que lo haya ocultado cuando tuvo la posibilidad de expresarlo”, dijo Giacoppo.
Doce de los 13 integrantes del Consejo votaron por excluir a Díaz Cafferatta del concurso. El juez Ricardo Recondo votó en contra porque explicó que no desconoce la gravedad de la sanción pero entendía que antes de resolver había que darle al concursante la posibilidad de que haga un descargo.
¿Por qué Díaz Cafferatta pudo llegar a la última instancia del concurso cuando la sanción era del 2016? Una fuente del Consejo explicó que una sanción no es impedimento para presentarse para ser juez federal y que recién quedó firme en octubre del año pasado cuando la Corte Suprema la confirmó, por lo que hasta entonces estaba la posibilidad que sea revocada.
Lo que el Consejo hizo ahora fue utilizar la prerrogativa que le da la ley para conformar la terna. El organismo puede evaluar “la idoneidad, aptitud funcional y vocación democrática del concursante” y entendió que en este caso no la tenía para ser juez. Así, el Consejo aprobó el concurso con el nombre de otros candidatos para el cargo.
A pesar de la sanción el mismo criterio -con otra integración a la actual- no tuvo el mismo criterio. El Consejo propuso como primero en la terna a Díaz Cafferatta para ser juez federal en Oberá, Misiones. (Infobae)

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias