La muerte de los bebés: El misterio de la lentitud del Ministerio de Salud y la Justicia

CÓRDOBA 12 de agosto de 2022 Por Pérez Darío Eduardo
Una herida que se agranda cada día
z-garzon-1w
Fiscal Raúl Garzón

Lo que sucedió en el Hospital Materno Neonatal es el argumento de una película de terror, pero real. La Justicia investiga, ahora, las causas del fallecimiento de, al menos, 10 bebés; y no descarta, entre otras hipótesis, que pueda tratarse de conductas intencionales.EN REDACCIÓN

El fiscal Raúl Garzón señaló que “son cinco los fallecidos donde existe una sospecha fuerte, pero hay más. Según los momentos, varían entre 10 a 12. Todavía no podemos determinar de qué falleció ese pequeño grupo de cinco. Hay aspectos que parecen diferenciarse de los demás. Estamos investigando”. La declaración del funcionario judicial revela dos cuestiones: No hay precisiones definitivas de la cantidad de muertes ni el alcance de los hechos, es decir si se trató de mala praxis -errores recurrentes-; o hubo intencionalidad.

Pese a ello, hay una serie de inconsistencias y conductas que llaman la atención de este caso. Son las siguientes:

-Entre los meses de marzo y junio de este año, el Ministerio de Salud reconoció haber realizado una investigación administrativa por la muerte de un bebé ocurrida en el primero de esos meses. Sin embargo, recién realizó la denuncia judicial en junio, luego del fallecimiento de la cuarta y quinta víctima. Pasaron casi tres meses entre el primer y el último hecho. A partir de la presentación, la Justicia ordenó la autopsia de los restos de los pequeños y allí habrían surgido, entre otros elementos, la presencia de potasio en níveles elevados. El potasio puede desencadenar arritmias y culminar en un paro cardiorrespiratorio. No se conocen todavía otras medidas judiciales de esa línea investigativa.

-Durante este horroroso jueves 11 de agosto de 2022, el fiscal Raúl Garzón reveló que en los primeros días de julio recibió una denuncia de una persona que no es familiar de ninguna de las víctimas, pero a la que misteriosamente no identifica. El denunciante habría dicho en tribunales que se habían producido muchos decesos de recién nacidos en junio. Esta es la segunda línea de investigación.

Garzón relató que efectuó allanamientos en el hospital y secuestró historias clínicas y distintos elementos para avanzar en la pesquisa. Pero la acción del fiscal se produjo cuatro meses después del primer deceso en marzo. Por lo tanto, aquí ya no es sólo un problema del personal del hospital, sino también de todos los funcionarios que tomaron conocimiento y no realizaron la inmediata denuncia judicial frente al conocimiento de un hecho que puede ser delictivo. El sumario administrativo iniciado por la cartera sanitaria no es suficiente frente a la presunción de un delito penal ni sustituye la obligación de denuncia. En la misma línea, llama la atención que el fiscal Garzón no haya imputado de delito a los jefes y funcionarios involucrados en esta cadena.

-Por otro lado, tanto si se tratara de un hecho intencional o de mala praxis, la demora de cuatro meses en realizar allanamientos o tomar testimonios pudo haber derivado en la pérdida de prueba sobre lo acontecido.

-Tampoco se conocen detalles sobre cómo y cuándo se produjeron las “dispensas” de 23 personas que estuvieron en contacto con las cinco víctimas fatales. Existe una versión de fuentes de Salud que indica que cuando fue separado todo el personal citado, en el mes de junio, cesaron las muertes. No quiere decir que todos sean responsables o que alguno lo sea, pero dejaron de ocurrir los fallecimientos. ¿Por qué hubo semejante demora en realizar la separación de funciones? ¿Qué acciones de control se ejercieron en ese período?

Pérez Darío Eduardo

Técnico Superior en Periodismo, Comunicación Institucional y Medios. Director de FM Romántica 90.7

Te puede interesar