Me Lo Dijo Pérez Me Lo Dijo Pérez

OTRA VEZ : LA CÁRCEL DE SAN FRANCISCO EN EL CENTRO DE LAS ESTAFAS TELEFÓNICAS

Se repite la modalidad

POLICIALES 08 de mayo de 2021 Pérez Darío Eduardo Pérez Darío Eduardo
multimedia.normal.82c20973694ce33e.63617263656c2053616e204672616e636973636f20636f72646f62615f6e6f726d616c2e6a7067

Dos hombres, uno de ellos preso, y dos mujeres, todos oriundos de Córdoba, fueron imputados por una estafa telefónica a través de la cual engañaron a dos personas de la ciudad salteña de Metán de Salta, extrajeron dinero de sus cuentas bancarias y obtuvieron préstamos.

Fuentes policiales y judiciales informaron que Gonzalo Gómez Amado, fiscal penal 2 de Metán, ciudad del sur de la provincia de Salta, imputó a Leonardo Lucas Godoy, a su hermano Cristian Godoy, a Rocío Belén Galván y a Melisa del Valle Maciel, por el delito de asociación ilícita y estafas reiteradas en concurso real.

Las víctimas de la estafa fueron dos ciudadanos de dicha localidad, ubicada a 145 kilómetros al sur de la capital salteña.

El hecho ocurrió en febrero pasado, cuando uno de los damnificados ofrecía a la venta, por Facebook, la moto de un amigo y fue contactado vía WhatsApp por una persona que quería concretar la transacción. Para ello, le pidió que concurriera a un cajero automático y que, una vez allí, lo llamaría su contador para indicarle cómo debía proceder para recibir un depósito.

Mediante engaños, los delincuentes obtuvieron datos de las cuentas del intermediario y del dueño del rodado, junto a otra información necesaria para acceder a las mismas y así obtuvieron importantes sumas de dinero bajo la modalidad de préstamos.

El dinero obtenido fue derivado en pequeñas cantidades a otras cuentas.

Al detectar la maniobra, los damnificados realizaron la denuncia y la Brigada de Investigaciones 3 de Metán tuvo a su cargo el análisis bancario, telefónico y el cumplimiento de otras medidas tendientes a identificar a los delincuentes.

La investigación permitió determinar que se trata de una banda delictiva organizada, que operaba con una modalidad diagramada y orquestada desde el interior de una unidad penitenciaria y donde cada uno de sus miembros tenía una función asignada.

Leonardo Godoy fue individualizado como el cabecilla de la banda y se encontraba alojado en la Unidad Carcelaria 7 de la localidad de San Francisco, en Córdoba, desde donde en colaboración con otros reclusos, los investigadores creen que realizaba comunicaciones telefónicas y operaciones bancarias.

De acuerdo a la pesquisa, Galván era la encargada de extraer el dinero desde cajeros automáticos o por ventanilla, mientras que Cristian Godoy, hermano del cabecilla y pareja de Galván, también estaba a cargo del retiro del dinero y de su resguardo. En tanto, Maciel -pareja de Leonardo Godoy-, tenía la misma función que la otra mujer.

Con las pruebas recolectadas y la colaboración de las divisiones de investigaciones de San Francisco y Sacanta, ambas del Departamental San Justo de la Policía de Córdoba, días atrás se concretaron cinco allanamientos en inmuebles en distintas localidades de la provincia.

En los procedimientos se secuestró dinero en efectivo, teléfonos celulares, anotaciones, numerosas tarjetas bancarias que los delincuentes usaban para el manejo del dinero que obtenían de sus maniobras delictivas y otros elementos de interés para la causa.

Una vez concretada la audiencia de imputación, el fiscal Gómez Amado solicitó al Juzgado de Garantías interviniente el mantenimiento de la detención de los acusados.

Fuente: Télam

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias