Me Lo Dijo Pérez Me Lo Dijo Pérez

Lucio Vietti Colomé: "He tenido y todavía tengo temor"

Mañana la fiscal de cámara y el abogado defensor presentarán sus alegatos finales.

JUDICIALES 12 de agosto de 2020 Pérez Natalia Pérez Natalia
IMG_20200812_095141650_HDR

A las 10 de la mañana comenzó la segunda audiencia del debate por el asesinato de Jorge Jeider, por el que se juzga a Hernán Vietti Colomé por el cargo de homicidio simple. Luego de una intensa primera cesión donde los principales testigos ratificaron que el acusado conocía el occiso, hoy fue el turno del hermano, Lucio Vietti Colomé, quien habría sido el blanco del supuesto plan para asesinarlo. 

Lucio comenzó explicando que se entera de todo lo sucedido primero a través de los medios de comunicación, y luego cuando fue notificado por el Fiscal de delitos complejos Bernardo Alberione. Al conocer los detalles no pudo evitar relacionar la noticias con hechos del pasado. 

Sobre esos hechos se refirió particularmente a dos de ellos, el primero que tuvo lugar unos meses antes cuando aproximadamente el 1 de junio llega a su oficina y su socio, Lombardo le comunica que horas antes un hombre había visitado las instalaciones diciendo que quería alquilar una casa, pero había realizado preguntas extrañas sobre Lucio. 

Cuando el hombre se retiró de la oficina dos horas después reciben una llamada de alguien que dice llamarse "Walter" que quiere hablar con Lucio, a lo que Lombardo le contesta que no se encuentra en el lugar. Al regresar a la misma oficina el mismo hombre vuelve a llamar preguntando por Lucio, al atenderlo la voz le dice que quieren matarlo, que alguien le tiene mucho odio y quiere "borrarlo". Atónito por lo que escuchaba Lucio toma un papel donde escribe "Me están amenazando de muerte" y se lo entrega a su socio, éste le hace señas para que pase la llamada al altavoz y comienza a grabar la conversación"

El audio que ese mismo día fue entregado ante una fiscalía en Santa Fe, y en el puede escucharse como le pedían a Lucio Vietti Colomé que es escondiera por lo menos por 12 horas, mientras intentaban sacarle dinero a cambio de no lastimarlo y prometiendo que cuando todo pasara le dirían quien los había contratado. Lo presionaban diciendo que era alguien muy cercano a él y que iba a sorprenderse cuando lo supiera. 

Al día siguiente de la llamada pasó a buscar a su socio para ir a la oficina atemorizado de ir solo hasta el lugar, y al subir el auto en la entrada del garaje donde acostumbran a guardar al auto vieron a Hernán Vietti Colomé caminando en su dirección acompañado de sus dos niños. Asustados por la visita sorpresiva y poco común, justo un día después de recibir la amenaza pusieron la marcha atrás y huyeron del lugar. 

El segundo hecho sobre el que hace referencia es la detención de Hernan años atrás cuando fue encontrado a metros de su casa "durmiendo" en un auto con varias armas. Hecho que jamás había tenido una explicación lógica  hasta el momento. 

Al ser interrogado por la fiscal de cámara sobre su lazo filial, Lucio explicó que siempre tuvieron una mala relación, y que Hernan era muy violento desde que eran pequeños. Pero que en los últimos años esto había empeorado, sobretodo cuando empezaron con los trámites de la sucesión de bienes de su padre. Hernan había llegado a poner hasta 5 abogados diferentes porque nunca estaba conforme con los resultados, intentaba desalojar a Lucio de la propiedad que ocupaba, lo llamaba y le gritaba que era un ladrón, un estafador. 

El careo entre los Hermanos

La abogado defensor Francisco Lavisse, ante al insistencia de su cliente pidió hacer un careo sobre las discrepancias en los testimonios de los hermanos. Uno de las contradicciones entre los testimonios de ambos se basa en la  supuesta visita sorpresa el día después de la amenaza telefónica.  Lucio ratificó lo declarado minutos antes, mientras que Vietti insistió con que no estuvo en el lugar y pidió que revisen su registro celular de ese día para corroborar que estaba lejos de la oficina. 

En cuanto al día que lo arrestaron por tenencia de armas, dijo que se quedó dormido en el lugar y que las armas siempre las llevaba para cazar y que su hermano sabía eso. Durante el careo insistió en que desde el estacionamiento donde se encontraba aparcado no había una vista del departamento de Lucio; y que la distancia era mayor a 50 metros. Lucio expresó que es muy extraño a su entender que alguien duerma en ese lugar portando armas; y mucho más luego de que la policía santafecina le comentara sobre el inventario total de armas dentro del auto. 

3 años de miedo y angustia

Al entrar a la sala los ojos se posaron en Lucio Vietti Coronel, el hombre perdió en 3 años al menos unos 40 kilos, los jueces de la cámara le preguntaron la razón y explicó que es el resultado de la angustia interminable que tiene desde ese día.  "No entiendo que un hermano quiera matar al otro" expresó mirando a la pantalla con la imagen en vivo de su hermano, como en un intento de obtener una respuesta. i

"He tenido y tengo temor. Es muy difícil para mi estar acá." Durante estos 3 años jamás dejó de sentir temor por su vida, tiene miedo que algún cómplice no halla sido descubierto y atente contra su vida. Pidió a la cámara por protección y recordó que ya había hecho un pedido similar ante el fiscal Alberione. 

La casa quinta

Durante su testimonio el hermano del acusado hizo referencia a al sucesión de bienes que habría sido el desencadenante final de esta historia. Tal vez el dato más llamativo sea que al final, la casa quinta que tanto le preocupaba perder a Hernan Vietti Colomé le fue concedida. 

Mañana  por la mañana la fiscal de cámara y el abogado defensor presentarán sus alegatos finales. 



Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias