DERECHOS SEXUALES Y REPRODUCTIVOS: IMPORTANTES PERO DIFERENTES.

VIDA SALUDABLE 02 de septiembre de 2019 Por
Desde fines de 2002, en el Hospital J. B. Iturraspe, funciona un consultorio integral donde se aborda, desde una perspectiva de derechos y un enfoque de género, consejería, asesoría en salud reproductiva.
0.14695000-1536731777rzey5NwcSmurPARI-large

La ley 25.673 de salud sexual y procreación responsable, establece que el consultorio debe funcionar con la presencia de una ginecóloga, una psicóloga y asistente social. Actualmente, estos roles lo ocupan Paulina Casale, Fernanda Piatti y Silvia Mina respectivamente. “El trabajo se basa en dos puntos: la anticoncepción y los derechos sexuales”, comentó Casale. 

Pastillas, infecciones, anticonceptivos para la lactancia y DIU eran los métodos utilizados en el consultorio cuando, en 2006, se sanciona la ley de anticoncepción quirúrgica, momento en el cual se agrega que “toda persona mayor de edad tiene derecho a acceder a la realización de las prácticas denominadas "ligadura de trompas de Falopio" y "ligadura de conductos deferentes o vasectomía" en los servicios del sistema de salud”.

De acuerdo al rango etario de personas que se acercan al consultorio destacan que trabajan de con mujeres desde los 12 años hasta los 40 años, y con menor porcentaje, las parejas y los hombres. La doctora Casale añadió que, con respecto a los métodos anticonceptivos que eligen menores de 24 años optan por el implante subdérmico; en cambio, en mayores de 24 años prefieren el DIU.

Las profesionales hacen hincapié en la diferencia que se debe hacer para hablar de derechos sexuales y reproductivos, los primeros se refieren a poder decidir cuándo, cómo y con quién tener relaciones sexuales, sin presiones ni violencia, a que se respete la orientación sexual y la identidad de género, a acceder a   sobre cómo cuidarse, y disfrutar del cuerpo y de la intimidad con otras personas. Los derechos reproductivos se centran en que todas las personas tenemos derecho a decidir en forma autónoma y sin discriminación si tener o no tener hijas/os, con quién, cuántos y cada cuánto tiempo. También son derechos recibir información sobre los diferentes métodos anticonceptivos y el acceso gratuito al método elegido.

Te puede interesar