¿Por qué al Concejal Cornaglia y a la clase media les molesta que un pobre tenga un celular?

OPINIÓN 15 de agosto de 2019 Por
Lo del concejal cambiemita no es nuevo, ya pasó en la década del 30 en las clases conservadoras de Estados Unidos.Un articulo de época para explicar esa vieja idea de manejar la economía de los más pobres.
maxresdefault

Las  expresiones  del concejal  electo ANGELO  CORNAGLIA  " prefieren un celular , antes  que  las  cloacas" impactaron  en  los  sectores  más pobres de San  Francisco,  como una  bomba en  un baño público. Antes que nada,Cornaglia  ignora  que  LAS CLOACAS  NO  SE COMPRAN EN FORMA  INDIVIDUAL  Y  LAS TIENE  QUE  CONSTRUIR  LA  MUNICIPALIDAD  ,  SALVO  EN HACE  70 AÑOS  CUANDO  LOS QUE  VIVEN EN LOS 4  BOULEVARES  LAS  RECIBIERON GRATIS . Lo de Cornaglia  no  es  nuevo ,  algo similar  ocurrió  en  Estados  Unidos  durante  la  década  de 1930, cuando  la  " clase media"  se horrorizaba  porque en los norteamericanos  más pobres   EMPEZABAN  A  INSTALAR  TELÉFONOS  DE  LINEA EN SU  CASAS. Para  explicar esa bronca clasemediera ,  recurrimos   a  un  o  articulo  publicado en  New  Yok    --Why You Should Shut Up When Poor People Buy New Nikes  -

Cuando se trata de formarse una opinión sobre la pobreza, algunas personas simplemente parecen no entender por qué los pobres no pueden simplemente dejar de ser pobres.

Una de las cantinelas insistentes es la idea de que los pobres gastan dinero en cosas frívolas. Es como si algunas personas creyeran que si los pobres simplemente renunciaran a su teléfono celular y a sus zapatillas deportivas color flúor, se transportarían con facilidad a la clase media.

Lo que estas personas no se dan cuenta es el grado en que ser pobre es vivir una vida de auto-negación. Ser pobre implica a estar obligado a negarse a sí mismo constantemente. El pobre tiene que negarse a sí mismos la mayoría de los arreglos de:

una vida adulta: contar con su propia vivienda, con cuadros enmarcados en las paredes, con una vajilla completa;
una vida cómoda: un colchón bastante nuevo, un cómodo sofá, un buen calzado que no esté desgastado;
una vida cómoda: contar con su propio coche, salir a comer;
una vida auto-dirigido: un trabajo al que se valora, tener tiempo de ocio, aficiones y hobbies, dinero para niñeras y personal de limpieza;
una vida llena de pequeños placeres: un buen café, acompañar la comida con postre, tener flores frescas recién cortadas, disfrutar de baños calientes, degustar un buen vino;
una vida sana: una dieta con frutas y verduras frescas, servicios de atención a la salud de calidad, tiempo para hacer ejercicio;
y así, muchas, muchas más cosas que no entran en esas categorías (aparatos tecnológicos, comida orgánica, viajes, ropa cara y accesorios).
 

Deben negarse activamente estas cosas todos los días. Atención: puesto que la mayoría de los pobres serán pobres toda su vida, deben estar preparados a negarse a sí mismos (y sus familias) estas cosas, seguramente por el resto de sus vidas.

Así que cuando alguien ve a alguien (que piensan que es) pobre caminar por la calle con un nuevo par de zapatillas Nike, tal vez lo que están viendo es alguien que decidió (ya sea por un momento de debilidad o no) NO negarse a sí mismos al menos un cosa. Quizás ellos están viendo a alguien que está tratando de aferrarse a un sentimiento de normalidad. Quizás lo que están viendo es una persona perfectamente normal que sólo quiere por una vez lo que todos quieren .
…..
Para muchas personas pobres, la esperanza y la ausencia de miedo y preocupación son lujos que tampoco pueden darse.

traducción Pablo Rodriguez-

Pérez Darío Eduardo

Técnico Superior en Periodismo, Comunicación Institucional y Medios. Director de FM Romántica 90.7

Te puede interesar