Ecología: Colonia Marina el ejemplo que debería imitar la Municipalidad de San Francisco

VIDA SALUDABLE 14 de julio de 2019 Por
Reciclaje de residuos, vivero propio e Hidroponia. Un espejo que tendrían que mirar desde el Tampieri para mejorar las serias falencias en el cuidado del ambiente.
Ver galería hidro
1 / 2 - Cosecha de verduras cultivadas sobre agua en el Vivero de Colonia Marina

San Francisco atrasa  muchísimo en el cuidado  del  medio ambiente,  no  separa  los residuos domiciliarios  que van a  parar un basural  donde  100 mil  kilos  de basura se  agregan  cada  día, contaminado a  la región. La ciudad tampoco  posee  un vivero, cortinas  forestales   y  así  se podría abundar  en mas  items. Pero no  sólo es por la  falta  de interés   de los  actuales  inquilinos  del Palacio Tampieri ,  sus  opositores son  los  mismo y  a la gente tampoco le  quita  el sueño. A pocos kilómetros  de  nuestra  ciudad se  encuentra  el  cuidado pueblo de Colonia Marina, un sorprendente   ( para  nos)  ejemplo  de  lo  que  hay  que  hacer  de manera  urgente  para  dejar  de envenenar  el  ámbito  que  nos  rodea  y  lo hará  con  quienes  no sigan. 

Desde hace varios  años  COLONIA  MARINA  separa y  recicla  la  basura, a tal punto  que es muy  poco  lo que se entierra , los residuos orgánicos  domiciliarios  se   transforman  en compost  que  abona la tierra y  permite una  excelente producción  del Vivero Municipal, es habitual que la gente  vaya a comparar  plantas y  plantines de flores,  algo  impensado  en el degradado basural  de  San Francisco. 

Los escombros son re-utilizados  luego de pasar  por  una moledora, los inertes   de  utilidad  son  tratados con máquinas  y  así los plásticos de  la  basura ,  terminan  siendo  vendidos  en  Córdoba  o  Santa Fe. Para San Francisco sería  una fuente  de trabajo  enorme, autosustentable   y limpiadora  de su  contaminado ambiente.

En el Vivero Municipal ya se cosechan verduras cultivadas sobre agua, ahora estará disponible  para todos  las familias  del  pueblo, se trata de un proyecto saludable y muy económico para todas aquellas personas que quieran realizar un micro emprendimiento, ni  pensar  todo  lo que se podría hacer en San Francisco  con el mismo sistema, sólo hay  que copiar.

Otro punto alto de C.M. es la obligación  de  sustituir las  contaminantes  bolsas  de plásticos, por degradables,cuyo uso  es obligatorio para todos  los comercios. Los propios  alumnos  del colegio son  Guardianes del  Medio Ambiente  y  no  dejan pasar una,en defensa  de la vida  saludable.

Nada fue  improvisado, hace años que las  biólogas  Ana Villarolla y  Laura Marchese, organizaron  estos notables avances en  el  cuidado  del  mundo  que nos  rodea.

La  Municipalidad de San Francisco  maneja un presupuesto de  1800  millones  por  año ,  con migajas de esa montana  de plata  y  con  decisión  política, podría transformar el  caos ecológico  que nos  ahoga. Un primer paso  sería  preguntar como lo hacen  en Colonia  Marina.

 

 

Pérez Darío Eduardo

Técnico Superior en Periodismo, Comunicación Institucional y Medios. Director de FM Romántica 90.7

Te puede interesar