Caso Chocolate: Rechazaron la casación y ahora Gomez va a la Corte Suprema. Tener el tapial 8 centímetros más bajo fue decisivo.

JUDICIALES 15 de abril de 2019 Por
A Gomez le juega en contra ser peluquero con navaja y tener un tapial más bajo que los demás vecinos. No hay pruebas, nadie vio nada, tampoco se sabe donde ocurrió el hecho. Ahora, la Corte Suprema de Justicia.
multimedia.normal.a48445a4f0485ad2.6d756c74696d656469612e6e6f726d616c2e39636166316335376363343265345f6e6f726d616c2e6a7067

A pesar que al perrito Chocolate lo cremaron y no  hubo autopsia oficial, que nadie vio entrar a una persona al patio donde se encontraban los cachorritos y todas las pruebas técnicas dieron negativo (incluido la navaja que usaba como peluquero), el Tribunal Superior de Justicia confirmó la sentencia contra GERMAN GOMEZ   por herir al cachorro.

EL TSJ  cuestiona a la presentación del  abogado Corón  Montiel  por presentación y confirma la sentencia con una propia del máximo tribunal.

SENTENCIA NÚMERO: CIENTO CUARENTA Y SEIS
En la ciudad de Córdoba, a los quince días del mes de abril de dos mil
diecinueve, siendo las nueve y treinta horas, se constituyó en audiencia pública
la Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia, presidida por la señora Vocal
doctora Aída Tarditti, con asistencia de los señores Vocales doctores Sebastián
Cruz López Peña y María Marta Cáceres de Bollati, a los fines de dictar
sentencia en los autos caratulados “GÓMEZ, Germán Matías p.s.a. infracción
Ley 14.346 malos tratos y actos de crueldad a los animales, etc. -Recurso de
Casación-” (SAC 3463049), con motivo del recurso de casación interpuesto por
el doctor Sergio Coron Montiel, en su condición de defensor del imputado
Germán Matías Gómez, en contra de la Sentencia número ciento ocho, de fecha
trece de junio de dos mil dieciocho, dictada por la Cámara en lo Criminal y
Correccional de la ciudad de San Francisco, provincia de Córdoba.
Abierto el acto por la Sra. Presidente, se informa que las cuestiones a resolver
son las siguientes:
1º) ¿Se ha fundado indebidamente la condena dictada en contra del imputado
Germán Matías Gómez?
2°) ¿Qué resolución corresponde dictar?
Los señores Vocales emitirán sus votos en el siguiente orden: Doctores Aída
Tarditti, Sebastian Cruz López Peña y María Marta Cáceres de Bollati.
A LA PRIMERA CUESTIÓN
La señora Vocal doctora Aída Tarditti dijo:
I. Por Sentencia nº 108, de fecha 13 de junio de 2018, la Cámara en lo Criminal
SALA PENAL - TRIBUNAL SUPERIOR
Protocolo de Sentencias
Nº Resolución: 146
Año: 2019 Tomo: 5 Folio: 1386-1390
Expediente Nro. 3463049 - 1 /
10
y Correccional de la ciudad de San Francisco, en ejercicio unipersonal de la
jurisdicción, resolvió, en lo que aquí interesa: “…I) Declarar a Germán Matías
Gómez, ya filiado, autor material y penalmente responsable de los delitos de
violación de domicilio y malos tratos y actos de crueldad animal, en concurso
real (art. 150 del CP y ley 14.346 en función del art. 55 del CP), e imponerle la
pena de (1) año de prisión de ejecución condicional y costas (arts. 5, 29 inc. 3,
40 y 41 CP, 550 y 551 CPP)…” (ff. 354/387 vta.).
II. El Dr. Sergio Coron Montiel, en su condición de defensor del imputado
Germán Matías Gómez, deduce recurso de casación en contra del
pronunciamiento condenatorio, denunciando que el tribunal de juicio fundó
indebidamente la conclusión acerca de la participación de su asistido en el hecho
(ff. 391/393 vta.).
En concreto, cuestiona la suficiencia del cuadro convictivo incorporado y se
agravia por cuanto -a su ver- la resolución impugnada incurrió en diversas
omisiones valorativas.
Al respecto, sostiene que el a quo omitió ponderar que la prueba de luminol
arrojó resultado negativo; que nadie vio a Gómez saltar la tapia, mirar,
asomarse, ni menos merodear el lugar; como así también que la señora Toledo
nada extraño escuchó ni observó el día de la agresión. Asimismo, destaca que el
sentenciante no valoró que el imputado en todo momento prestó colaboración
con la investigación; que no trató de eludir la acción de la justicia y; que los
estudios psiquiátricos y psicológicos le dieron bien. Igualmente, alega que
omitió justipreciar que en una nota de la revista Pronto -en que se hace alusión a
la presente causa- se habla de que el “can” malherido había sido encontrado en
la calle. En la misma línea, señala que el tribunal tampoco tomó en
consideración que no se secuestró cuchillo alguno en poder del imputado, sino
Expediente Nro. 3463049 - 2 /
10
una navaja inidónea para el caso y; que no se constataron lesiones en sus manos.
De otro costado, cuestiona la investigación policial por considerar que el oficial
Lencina no tenía preparación para investigar éste tipo de hechos, alegando que
la pesquisa estuvo orientada por el médico veterinario Ferrero, quien –a su verindujo a una cacería de vecinos.
Asimismo, considera que el hecho de ser vecino del lugar o de ser peluquero, no
basta para inferir que Gómez es culpable.
Por otra parte, postula que la cremación del “can” produjo una indefensión de
su asistido, toda vez que impidió realizar pericias que determinen lo sucedido o
que permitan cotejar el testimonio del veterinario Ferrero.
Igualmente, explica que el a quo discrepó con el señor Fiscal en cuanto a la
mecánica del hecho y sostiene que no se respetó el derecho de defensa de su
asistido y la oportunidad de ofrecer pruebas al respecto.
En síntesis, entiende que los indicios reunidos en la causa son anfibológicos y
que existe una duda insuperable respecto a la participación de su asistido en el
hecho investigado. Así, concluye que en ningún momento se probó la presencia
del imputado en el lugar y sostiene que su “no presencia” es determinante para
resolver el caso.
Hace reserva del caso federal.
III. Como se desprende de la reseña del escrito recursivo, los diversos
argumentos ensayados por el impugnante se dirigen a cuestionar la
fundamentación probatoria de la sentencia en lo atinente a la participación del
acusado Gómez en el hecho investigado.
1. Para comenzar, hay que señalar que si la obligación constitucional y legal de
motivar la sentencia impone al tribunal de mérito -entre otros recaudos- tomar
en consideración todas las pruebas fundamentales legalmente incorporadas en el
Expediente Nro. 3463049 - 3 /
10
juicio (De la Rúa, Fernando, La casación penal, Depalma, 1994, p. 140; T.S.J.,
Sala Penal, S. n° 44, 8/6/00, “Terreno”, entre muchos otros), y efectuar dicha
ponderación conforme la sana crítica racional (art. 193 CPP), resulta claro que el
recurso que invoca la infracción a las reglas que la integran -lógica, psicología,
experiencia debe también contraponer un análisis de todo el cuadro convictivo
meritado, y en función de éste, a su vez, evidenciar la decisividad del vicio que
se denuncia (art. 413 inc. 4°, CPP). De allí que resulte inconducente una
argumentación impugnativa que se contente solo con reproches aislados que no
atiendan al completo marco probatorio o que esgrima un defecto carente de
trascendencia en una apreciación integrada de aquél. En tales supuestos, al no
efectuar un abordaje que agote las distintas premisas que sostienen la conclusión
que causa agravio, la crítica no alcanza a enervarla y la decisión transita
incólume el control casatorio (TSJ, Sala Penal, S. n° 36, 14/3/2008, "Martínez";
S. n° 213, 15/8/2008, "Fernández"; S. n° 284, 17/10/2008, "Crivelli"; S. n° 89,
23/4/2009, "Brizuela"; S. N° 314, 30/11/2010, “Rodini”; S. n° 67, 10/4/2014,
“Urzagasti”, entre muchos otros).
Asimismo, viene el caso recordar que actualmente no se discute que la sentencia
condenatoria puede válidamente fundarse en elementos de convicción
indirectos, como son los indicios, con la condición de que éstos sean unívocos y
no anfibológicos (TSJ, Sala Penal, “Ramírez”, S. n° 41, 27/12/1984; “Pompas”,
A. n° 109, 5/5/2000; “Tabella”, A. n° 397, 18/10/2001; “López”, A. n° 176,
7/6/2002), razón por la cual para poder cuestionar la fundamentación en tales
casos, se hace necesario el análisis en conjunto de todos los indicios valorados y
no en forma separada o fragmentaria (TSJ, S. n° 45, 29/7/1998, “Simoncelli”; A.
n° 205, 11/8/98, “Capdevila”; A. nº 49, 4/3/1999, “Galeano”; A. n° 109, 5/5/00,
“Pompas”; A. n° 517, 19/12/2001, “Carnero”; A. n° 95,18/4/2002, “Caballero”,
Expediente Nro. 3463049 - 4 /
10
entre muchos otros).
2. En el caso bajo examen, resulta evidente que la pretensión recursiva solo se
sostiene a partir de un análisis desarticulado, y hasta cierto punto omisivo, de las
pruebas e indicios valorados por el Tribunal a quo.
En efecto, la defensa controvierte la fundamentación del fallo por entender que
el caudal probatorio resulta insuficiente para sostener la condena dictada en
contra de Germán Matías Gómez, desconociendo que para justificar dicha
conclusión el tribunal valoró que el cachorro de perro mestizo apodado
“Chocolate” fue agredido por un ser humano -descartando totalmente desgarro,
accidente o mordedura- (ff. 371 vta./372). Asimismo, consideró que el día en
que se produjo la agresión, el imputado Gómez se encontraba en su
departamento (ff. 336 vta. y 378 vta.); que conocía que en la vivienda contigua
había siete cachorros de perro mestizo, entre los cuales se encontraba
“Chocolate” y que, al menos, suponía la ausencia de moradores en dicho lugar
(ff. 380 vta. y 383 vta.). Igualmente, tuvo en cuenta que el día del hecho los
vecinos del sector y los perros guardianes de éstos -los cuales ladran y se exaltan
ante una presencia extraña- no observaron a terceros desconocidos andar por los
techos o tapiales colindantes y que; precisamente el departamento de Gómez
aparece como el único acceso posible al patio trasero de la vivienda en que se
encontraban los cachorros, sin ser advertido por nadie (ff. 374 vta./376, 378). En
ese marco, ponderó también que de todas las tapias que circundan el patio en
cuestión, la del imputado es la de menor altura; que Gómez contaba con unos
sillones secos que posibilitaban el escalamiento hacia el patio contiguo (ff. 374,
375 vta.) y; que por la altura de la tapia (1,83 mts.) y por su propia altura (1,73
mts.), pudo superar la pared con relativa facilidad sin ser advertido por el resto
de los vecinos (f. 383). De igual manera, justipreció que quien realizó el acto de
Expediente Nro. 3463049 - 5 /
10
crueldad contra “Chocolate” debía tener cierta habilidad manual en el manejo de
elementos filosos, y que Gómez por su profesión de peluquero, claramente la
tenía (f. 372 vta.). Además, ponderó que los cachorros hacían ruido, que el
imputado los había escuchado (f. 380), y en especial que de acuerdo a la
personalidad de Gómez (a saber, un sujeto con indiferencia afectiva, con cierta
indolencia, con algunos desajustes en el manejo de la ira y hostilidad hacia
determinadas circunstancias, con pensamientos negativos e irritabilidad -ff. 380
y vta./382-), tales molestias fueron determinantes para que tomara la decisión de
llevar a cabo semejante acto de crueldad contra el cachorro de perro mestizo, de
tan solo tres meses, apodado “Chocolate”.
En tal sentido, el repaso de los fundamentos expuestos demuestra claramente
que la pretensión defensiva de atribuir carácter anfibológico al hecho de q
cachorro; como así también estar presente al momento de practicarse las
distintas diligencias llevadas a cabo por los gabinetes de policía judicial y
colaborar con ellos. Y si bien es cierto que otorgó especial preponderancia a los
dichos de Ferrero, ello se debió a que se trató de un testigo calificado por su
calidad de especialista en medicina veterinaria.
Así pues, frente a tales probanzas, que de manera unívoca concurren a sostener
la participación de Gómez en el hecho investigado, pierden toda dirimencia las
diversas circunstancias denunciadas como omitidas por el recurrente, a saber
que nadie vio al imputado saltar la tapia, mirar, asomarse, ni menos merodear el
lugar; o que la señora Toledo no escuchó ni observó nada extraño el día del
hecho; o que Gómez no intentó eludir la acción de la justicia y que cooperó con
las pericias psiquiátricas y psicológicas; o que una nota de la revista Pronto hizo
mención a un can malherido encontrado en la calle; o que no se constató lesión
alguna en las manos del imputado; o bien que no se secuestró cuchillo en poder
de Gómez y que la prueba de luminol arrojó resultado negativo. En relación a
esta última circunstancia, cabe destacar que -como bien sostuvo el a quo- la
ausencia de manchas y rastros de sangre y, consecuentemente, el resultado
negativo de las diligencias practicadas por Policía Judicial -entre ellas, la prueba
de luminol-, se debió a que la herida causada en el cuerpo de “Chocolate”
provocó muy poco sangrado (f. 372 vta.).
Igual falta de dirimencia reviste la circunstancia de que no se haya conservado el
cuerpo del cachorro “Chocolate” para realizar pericias que determinen lo
sucedido, es que, por aplicación del principio de libertad probatoria previsto en
el art. 192 del CPP, todos los hechos y objetos del proceso pueden ser
acreditados por cualquier medio de prueba (TSJ Sala Penal, Sent. n° 150,
30/6/2011, “Sigifredo”, entre muchos otros) y, como acertadamente consideró el
Expediente Nro. 3463049 - 7 /
10
sentenciante, la cremación del “can” no invalida la información calificada,
concordante y coincidente, arrimada a la causa por los tres médicos veterinarios
que asistieron al cachorro, en orden a determinar las características y causas de
las lesiones, así como el diagnóstico, tratamiento, evolución y deceso de
“Chocolate” y, que fuera corroborada y documentada con diversos testimonios,
fotografías y demás elementos de prueba (f. 373).
De otro costado, es dable señalar que tampoco reviste decisividad el hecho de
que el a quo haya discrepado con el señor Fiscal en cuanto a la mecánica
propuesta, es que tal como estimó el propio sentenciante, las variantes con las
que el hecho pudo haberse desarrollado (a saber, que el cachorro pudo sido colocado en el lugar en que se lo encontró y no tirado o arrojado; o bien que
la agresión pudo haberse producido en el patio del imputado o en el patio del
cachorro), no revisten relevancia en orden a hacer variar la conclusión
incriminatoria (f. 384 y vta.), no advirtiéndose, en consecuencia, la vulneración
al derecho de defensa denunciada.
Por todo lo señalado, corresponde confirmar la condena dictada en contra del
imputado Gómez en todo cuanto ha sido objeto del presente recurso.
A la cuestión planteada voto, pues, negativamente.
El señor Vocal doctor Sebastián Cruz López Peña dijo:
La señora Vocal preopinante, da, a mi juicio, las razones necesarias que deciden
correctamente la presente cuestión. Por ello adhiero a su voto, expidiéndome en
igual sentido.
La señora Vocal doctora María Marta Cáceres de Bollati dijo:
Estimo correcta la solución que da la señora Vocal doctora Aída Tarditti,
por lo que, adhiero a la misma en un todo, votando, en consecuencia, de
igual forma.
Expediente Nro. 3463049 - 8 /
10
A LA SEGUNDA CUESTIÓN
La señora Vocal doctora Aída Tarditti dijo:
Como resultado del acuerdo precedente, corresponde rechazar el recurso de
casación interpuesto por el Dr. Sergio Coron Montiel, en su condición de
defensor del imputado Germán Matías Gómez, en contra de la Sentencia número
ciento ocho, de fecha trece de junio de dos mil dieciocho, dictada por la Cámara
en lo Criminal y Correccional de la ciudad de San Francisco, provincia de
Córdoba. Con costas (art. 550/551 del CPP).
Así, voto.
El señor Vocal doctor Sebastián Cruz López Peña dijo:
La señora Vocal preopinante, da a mi juicio, las razones necesarias que deciden
correctamente la presente cuestión. Por ello adhiero a su voto, expidiéndome en
igual sentido.
La señora Vocal doctora María Marta Cáceres de Bollati dijo:
Estimo correcta la solución que da la señora Vocal doctora Aída Tarditti,
por lo que, adhiero a la misma en un todo, votando, en consecuencia, de
igual forma.
En este estado, el Tribunal Superior de Justicia, por intermedio de la Sala Penal;
RESUELVE:
Rechazar el recurso de casación interpuesto por el Dr. Sergio Coron Montiel, en
su condición de defensor del imputado Germán sido colocado en el lugar en que se lo encontró y no tirado o arrojado; o bien que
la agresión pudo haberse producido en el patio del imputado o en el patio del
cachorro), no revisten relevancia en orden a hacer variar la conclusión
incriminatoria (f. 384 y vta.), no advirtiéndose, en consecuencia, la vulneración
al derecho de defensa denunciada.
Por todo lo señalado, corresponde confirmar la condena dictada en contra del
imputado Gómez en todo cuanto ha sido objeto del presente recurso.
A la cuestión planteada voto, pues, negativamente.
El señor Vocal doctor Sebastián Cruz López Peña dijo:
La señora Vocal preopinante, da, a mi juicio, las razones necesarias que deciden
correctamente la presente cuestión. Por ello adhiero a su voto, expidiéndome en
igual sentido.
La señora Vocal doctora María Marta Cáceres de Bollati dijo:
Estimo correcta la solución que da la señora Vocal doctora Aída Tarditti,
por lo que, adhiero a la misma en un todo, votando, en consecuencia, de
igual forma.
Expediente Nro. 3463049 - 8 /
10
A LA SEGUNDA CUESTIÓN
La señora Vocal doctora Aída Tarditti dijo:
Como resultado del acuerdo precedente, corresponde rechazar el recurso de
casación interpuesto por el Dr. Sergio Coron Montiel, en su condición de
defensor del imputado Germán Matías Gómez, en contra de la Sentencia número
ciento ocho, de fecha trece de junio de dos mil dieciocho, dictada por la Cámara
en lo Criminal y Correccional de la ciudad de San Francisco, provincia de
Córdoba. Con costas (art. 550/551 del CPP).
Así, voto.
El señor Vocal doctor Sebastián Cruz López Peña dijo:
La señora Vocal preopinante, da a mi juicio, las razones necesarias que deciden
correctamente la presente cuestión. Por ello adhiero a su voto, expidiéndome en
igual sentido.
La señora Vocal doctora María Marta Cáceres de Bollati dijo:
Estimo correcta la solución que da la señora Vocal doctora Aída Tarditti,
por lo que, adhiero a la misma en un todo, votando, en consecuencia, de
igual forma.
En este estado, el Tribunal Superior de Justicia, por intermedio de la Sala Penal;
RESUELVE:
Rechazar el recurso de casación interpuesto por el Dr. Sergio Coron Montiel, en
su condición de defensor del imputado sido colocado en el lugar en que se lo encontró y no tirado o arrojado; o bien que
la agresión pudo haberse producido en el patio del imputado o en el patio del
cachorro), no revisten relevancia en orden a hacer variar la conclusión
incriminatoria (f. 384 y vta.), no advirtiéndose, en consecuencia, la vulneración
al derecho de defensa denunciada.
Por todo lo señalado, corresponde confirmar la condena dictada en contra del
imputado Gómez en todo cuanto ha sido objeto del presente recurso.
A la cuestión planteada voto, pues, negativamente.
El señor Vocal doctor Sebastián Cruz López Peña dijo:
La señora Vocal preopinante, da, a mi juicio, las razones necesarias que deciden
correctamente la presente cuestión. Por ello adhiero a su voto, expidiéndome en
igual sentido.
La señora Vocal doctora María Marta Cáceres de Bollati dijo:
Estimo correcta la solución que da la señora Vocal doctora Aída Tarditti,
por lo que, adhiero a la misma en un todo, votando, en consecuencia, de
igual forma.
Expediente Nro. 3463049 - 8 /
10
A LA SEGUNDA CUESTIÓN
La señora Vocal doctora Aída Tarditti dijo:
Como resultado del acuerdo precedente, corresponde rechazar el recurso de
casación interpuesto por el Dr. Sergio Coron Montiel, en su condición de
defensor del imputado Germán Matías Gómez, en contra de la Sentencia número
ciento ocho, de fecha trece de junio de dos mil dieciocho, dictada por la Cámara
en lo Criminal y Correccional de la ciudad de San Francisco, provincia de
Córdoba. Con costas (art. 550/551 del CPP).
Así, voto.
El señor Vocal doctor Sebastián Cruz López Peña dijo:
La señora Vocal preopinante, da a mi juicio, las razones necesarias que deciden
correctamente la presente cuestión. Por ello adhiero a su voto, expidiéndome en
igual sentido.
La señora Vocal doctora María Marta Cáceres de Bollati dijo:
Estimo correcta la solución que da la señora Vocal doctora Aída Tarditti,
por lo que, adhiero a la misma en un todo, votando, en consecuencia, de
igual forma.
En este estado, el Tribunal Superior de Justicia, por intermedio de la Sala Penal;
RESUELVE:
Rechazar el recurso de casación interpuesto por el Dr. Sergio Coron Montiel, en
su condición de defensor del imputado Germán Matías Gómez, en contra de la
Sentencia número ciento ocho, de fecha trece de junio de dos mil dieciocho,
dictada por la Cámara en lo Criminal y Correccional de la ciudad de San
Francisco, provincia de Córdoba. Con costas (arts. 550/551 del CPP).
Con lo que terminó el acto que, previa lectura y ratificación que se dio por la
señora Presidente en la Sala de Audiencias, firman ésta y los señores Vocales de
Expediente Nro. 3463049 - 9 /
10
la Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia, todo por ante mí de lo Matías Gómez, en contra de la
Sentencia número ciento ocho, de fecha trece de junio de dos mil dieciocho,
dictada por la Cámara en lo Criminal y Correccional de la ciudad de San
Francisco, provincia de Córdoba. Con costas (arts. 550/551 del CPP).
Con lo que terminó el acto que, previa lectura y ratificación que se dio por la
señora Presidente en la Sala de Audiencias, firman ésta y los señores Vocales de
Expediente Nro. 3463049 - 9 /
10
la Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia, todo por ante mí de lo qu

Pérez Darío Eduardo

Técnico Superior en Periodismo, Comunicación Institucional y Medios. Director de FM Romántica 90.7

Te puede interesar