No existen las panteras negras, algunos pumas presentan ese color

VIDA SALUDABLE 09 de marzo de 2019 Por
Mensajes de avistaje un puma negro entre San Francisco y Luis Sauce. Años atrás fue visto en la zona de Mar Chiquita. Son animales que presentan melanismo, pero no son un sub-especie en si misma.
hqdefault
PUMA CON MELANISMO QUE LE PRODUCE UN COLOR NEGRO EN EL PELAJE,SIMILAR AL AVISTADO EN NUESTRA ZONA.

LOS MEDIOS RECIBIERON MENSAJES SOBRE UNA  "PANTERA NEGRA", COMO TAL NO EXISTE, PUEDE TRATARSE DE UN PUMA  CON  PELAJE NEGRO, QUE YA FUE AVISTADO AÑOS ATRÁS EN LA ZONA DE ALTOS DE CHIPIÓN. El ejemplar avistado entre San Francisco y Luis Sauce sería un puma.

El Puma mide entre 85 a 150 cm de largo (cabeza y cuerpo) más 45 a 85 cm de cola. Su peso va desde los 34 a 105 kg (excepcionalmente hasta 120 kg), siendo el macho más robusto que la hembra.Los ejemplares negros o casi negros se dan con muy baja frecuencia y también hay casos de albinismo, aunque son sumamente raros. El ocuro se debe a una mutación provocada por el melanismo, no son una sub-especie en sí misma. 

Es un felino de gran tamaño, casi como el Yaguareté (Panthera  onca), incluso superándolo en algunas medidas externas, aunque no alcanza su corpulencia.

Presenta una forma esbelta, cabeza ancha, con orejas redondeadas y cola larga, del mismo grosor en toda su longitud. En el adulto el pelaje es suave, corto y de color uniforme, mientras que en las crías presenta un moteado muy oscuro durante los 3 o 4 primeros meses de vida que va perdiéndose con la madurez. El color varía desde leonado rojizo hasta grisáceo o pardo oscuro, siendo más intenso en la frente y en la línea media del dorso. El vientre, el mentón, el extremo anterior del hocico y en interior de las orejas son muy pálidos, casi blancos, mientras que los costados del hocico y la punta de la cola son negros.

Tanto el tamaño como la coloración varían geográficamente; En Argentina los ejemplares de la Patagonia son más grandes,  de pelaje más denso y de color grisáceo o leonado y hacia el norte son de menor tamaño y de coloración rojiza. Por lo general a medida que se alejan del Ecuador son de mayor tamaño.

Las panteras negras no existen. Unas imágenes del animal, tomadas bajo una luz de infrarrojos, han podido revelar por primera vez que su pelaje se encuentra repleto de manchas. Lo que confirma, de forma gráfica, que el felino no es una especie aparte, tal y como la mayoría de la gente cree, sino que se trata de una variación de leopardo y jaguar.

La investigación, publicada en The Journal of Wildlife Management, fue desarrollada por el campus de la Universidad de Nothingam en Malasia gracias a la utilización de una técnica, diseñada por la Universidad James Cook de Australia, que combina cámaras bajo una luz de infrarrojos. Esta luz ha podido mostrar por primera vez las manchas de su piel, ocultas tras el pelaje negro que caracteriza a este felino. Una imagen vale más que mil palabras, por lo que estas fotografías podrían espantar, de una vez por todas, la creencia popular de que las panteras negras forman una especie diferente. Algo que no parecían haber dejado suficientemente claro los estudios anteriores, más que conscientes de la realidad oculta tras su pelo y grabada en la piel del animal. 

 
El término pantera engloba a un género de la familia de los félidos. Concretamente, a cuatro especies muy conocidas: el león (panthera leo), el tigre (panthera tigris), el leopardo (panthera pardus) y el jaguar (panthera onca). Las conocida como pantera negra surge por una mutación de estas dos últimas especies, conocida como melanismo, y que causa que los jaguares y leopardos de este tipo aparenten ser completamente negros. 

Pérez Darío Eduardo

Técnico Superior en Periodismo, Comunicación Institucional y Medios. Director de FM Romántica 90.7

Te puede interesar