Otra vez asaltaron a la familia Oberto- Rigatusso

POLICIALES 03 de noviembre de 2018 Por
Tres delincuentes sorprendieron al matrimonio y un empleada. Les llevaron dinero, joyas y un auto que luego abandonaron en Frontera. En 2014 fueron víctimas de un hecho similar, que nunca pudo ser esclarecido.
Ver galería 63347c89c07e9c7a930f531b7118de5b_L
1 / 2 - El empresario y su esposa, otra vez asaltado.

Un robo calcado , cuatro años después y con muchas coincidencias

Eran las 7 y 45  , una  empleada doméstica de la familia estaba  trabajando   el patio de la casona  del matrimonio en Libertador Norte 1450. a una cuadra de Rosario de Santa Fe. ,como en una película de terror,  se le aparecieron tres ladrones armados con pistolas. A los empujones la obligaron a entrar  a la casa   y   despertar   a  Elena Rigatuso (74) y su marido Rogelio Oberto (80), Muy rápido. la chica fue atada , mientras la pareja la pasó muy mal.  A Oberto  lo golpearon exigiendo  un supuesto dinero. Luego de permanecer  por una hora  y  media, escaparon   a bordo  de  una auto deportivo, una Hyundai Veloster, el cual fue encontrado  horas más tarde  en  la calle 102 de Frontera,mismo itinerario que durante un atraco similar que la familia sufrió en 2014 y aún no esclarecido.

El botín con que se alzaron  fue valioso:  joyas de gran valor, electrónicos y dinero  por un monto no precisado. Investiga el fiscal de turno, Dr   Oscar  Giecco con apoyo de la Policía Judicial . Ampliaremos.escopetas , una pistola (calibre 9 milímetros), y la coupé Hyundai, que luego apareció en Frontera.El caso  nunca fue esclarecido y quedaron muchas zonas grises en la

La crónica de lo ocurrido en 2014

El 28 de mayo de 2014,  alrededor de las 19, Elena Rigatuso salía de un consultorio médico ubicado en Libertad y Sarmiento, en esa localidad situada a 210 kilómetros de la capital provincial. Mientras estaba subiendo a su coche -marca Hyundai-, dos ladrones se metieron detrás suyo y la obligaron a agacharse en el asiento del acompañante. "Quédese quieta, no hable", le decían los ladrones.

Fue media hora de paseo por toda la ciudad hasta que decidieron ir a la casa de la víctima, un chalé ubicado en Libertador al 1400 del barrio José Hernández. Mientras robaban, llegó el marido de la mujer, Roberto Oberto. El hombre, contador, se descompuso al darse cuenta de la situación. Los ladrones abandonaron la propiedad llevándose 32 mil pesos y otra suma en dólares. También robaron tres armas de fuego y el coche del matrimonio. Y antes de fugar, también decidieron llevarse la central de monitoreo de las cámaras de seguridad de la casa que había registrado la llegada de los asaltantes con la mujer como rehén.

"Salí del consultorio a las 19.20. Tenía mi auto estacionado en la calle Sarmiento. Cuando abrí la puerta y me senté, inmediatamente vinieron dos hombres, uno de mi lado y otro de la puerta del acompañante. Me me pusieron cabeza abajo en el piso del asiento del acompañante y me llevaron", contó la abogada.

Pérez Darío Eduardo

Técnico Superior en Periodismo, Comunicación Institucional y Medios. Director de FM Romántica 90.7

Te puede interesar