Se subió a su remis, intentó robarle, pero ella continuó manejando hasta el comando.

POLICIALES 12 de octubre de 2018 Por
Alejandra Vocos nos relata el momento de tensión que vivió cuando un hombre se hizo pasar por un pasajero para robarle, y le puso un cuchillo en la cintura.

Este jueves en el horario de la siesta, una remisera sufrió un intento de robo cuando levantó un pasaje en pleno centro. Mientras el supuesto pasajero le pidió que lo lleve hasta frontera, Alejandra Vocos se   dió cuenta que había algo raro en el comportamiento del joven y rápidamente condujo su automóvil hacia el comando policial; donde luego de escapar fue detenido. 

Todo comenzó cuando Alejandra  conducía su automóvil fiat siena y  tomó un pasaje en la esquina de Iturraspe y Avenida Libertador Norte. Antes de dejar subir al joven le pregunta hacia dónde se dirige como siempre lo hace a modo de  precaución, este le contestó que iba hacia la la esquina de las calle 1 y 74, de la vecina ciudad de Frontera. 

El viaje comenzó normal, hablaban como con cualquier pasajero, pero alertada por situaciones del pasado Alejandra fingió olvidar la dirección a donde lo llevaba y el joven le dió otra dirección. Continuaron el viaje, minutos después le repite la misma pregunta, y el joven vuelve a cambiar la dirección, así sucedió otras 3 veces. 

Temiendo que el pasajero quisiera bajarse sin pagar, la remisera le pide que la disculpe por preguntar tantas veces, pero que en más de una ocasión usaron esa técnica para bajarse sin pagar y desde entonces ella toma precauciones. Incluso le advirtió que tiempo atrás un joven quiso hacerlo y ella lo llevó hasta la policía. 

Previniendo que el joven se escape al parar el remis, va deteniendo la marcha mientras le  da un estimado del precio hasta la dirección y le pide que le pague antes. El joven se niega  pagar antes e insiste que le pagará al llegar. 

Luego del comentario la actitud del joven cambió, le aseguró que tenía dinero para pagarle, mientras se ubicaba detrás de ella en el asiento donde ya no podía verlo por el espejo retrovisor.  Alarmada Alejandra decidió cambiar el rumbo de su coche, bajó por Suipacha hacia Ituzaingó. 

Alejandra sintió que le ponía algo en la cintura, mientras le pedía que pare el auto. Pero en ese momento no podía pensar en detenerse, pensó que si se detenía el podía herirla y si iba a tener que arriesgarse prefería hacerlo frente a la policía. "En ese momento solo pensé en no dejar mi vida en un campito", explicó. 

Decidida a defender su vida y su sustento para mantener a su familia Alejandra llamó a la policía y le  indicó que se dirigía hacia el comando, con una persona a bordo de su remis que quería robarla y no estaba en sus cabales. 

Cuando llegaron a la esquina de San Lorenzo e Ituzaigó el joven abrió la puerta y se tiró del auto en marcha. Alejandra quedó sentada en el auto, no logró bajarse rápido por que el cinturon la retenía. Enseguida el personal policial asistió a la remisera, y una vez asegurado el bienestar de la mujer le pidieron una descripción del joven. 

10 minutos después la central de remises, le avisaron que la policía la llamaba para presentar la denuncia, que ya habían atrapado al joven. Lo habrían encontrado corriendo el el parque cincuentenario, se trata de un joven de 19 años, de apellido Ortiz, domiciliado en Frontera. Le confirmaron que lo que sintió en su cintura era un cuchillo tramontina de 15 cm, que llevaba en el momento de la detención. 

A casi un día del hecho Alejandra reflexiona sobre el momento. "Las cosas que vas viviendo te van haciendo pensar más en frío", manifestó. Y continuó diciendo que trabaja 13 horas por día, deja su vida en su trabajo, y no podía permitir que le roben su vida de esa manera. 

Pérez Natalia

Productora FM Romántica 90.7, encargada de producción, publicidad y operación.

Te puede interesar