Hugo Madonna inicia millonaria querella a cinco personas que re-enviaron audios truchos o los colgaron en la redes.

JUDICIALES 29 de agosto de 2018 Por
Ya son 5 los apuntados. Especialistas de Buenos Aires lograron dar con los originan tes de la opereta. Elegidos al azar los que re-enviaron deberán responder por más de 1 millón de pesos. Investigará la Cámara del Crimen.
49369_img_1

Un ingeniero especializado en delitos informáticos, un abogado  experto  en agresiones digitales, ( ambos de Buenos  Aires)  trabajan desde hace  72  horas en la ruta   de varios audios en wasap  que involucraban al ex-intendente de San Francisco, Hugo Madonna  en supuestos actos de corrupción , relacionados con  las famosas fotocopias de los cuadernos  y  declaraciones de los arrepentidos.. Madonna estuvo  ayer en Tribunales  y según dijo a  FMR90.7,  a mediados de la semana venidera, presentará  las querellas  ante la Cámara del Crimen , por INJURIAS Y CALUMNIAS en contra de su persona,con pedido de resarcimiento económico. 

Los apuntados fueron elegidos al azar de  grupos de wasap que  " colgaron los audios" y como medida preventiva  les pedirán el embargo de sus bienes por un valor de  $  1.000.000.  Además, estaría n en la pista firma del quien grabó  los envíos,  un hombre de poco  más de  50 años , conocido en  el ambiente  " cafetero " del centro de San Francisco, y concurrente a  un  negocio  cercano  a  una estación de servicios.

Madonna  estará representado por una  abogado del foro local. No bien conocidos los  hechos, varios  dirigentes políticos se comunicaron  con el ex -intendente, entre ellos un ministro del Gobierno Nacional.  El afectado no dejó de ocultar su fastidio y pidió un serio  escarmiento desde  la justicia  para los " chimenteros  del celular".

El denunciante aseguró que lamenta  los  que  "se prendieron"  y los pasaron ( a los audios ) como un juego, pero tendrán que pagar  y no sólo con disculpas .La causa puede convertirse en un leadiing-case  o  caso testigo, a nivel nacional. Los próximos días serán claves  para  la continuación en la búsqueda de las " truchadas". También hay convicción que otros  le guionaron   al  que los grabó, con una clara intencionalidad política   con miras a las elecciones locales del 2019.

Antecedentes  de condena  por difamación en redes sociales

Una mujer inventó una cuenta de Twitter y desde allí denunció a un hombre por haber cometido una serie de delitos. Las acusaciones se viralizaron y el apuntado sintió que eso afectaba su nombre y su honor. La historia podría haber terminado en un par de tuits y pasado al olvido. Sin embargo, la víctima fue a la Justicia y al cabo de un año convirtió su caso en el primer precedente judicial sobre el que habrá que estar alerta: publicar en redes sociales una incriminación falsa puede terminar en una condena.

Esa es la historia del abogado Marcelo Frydlewski y su colega Mónica Lang, quien terminó condenada por la Justicia porteña a 150 horas de trabajo comunitario a cambio de su sobreseimiento en el delito de calumnias e injurias.

Lang creó la cuenta @EVAargentina20 en febrero del año pasado y el 22 de ese mes disparó una serie de tuits que vinculaban a Frydlewski con una serie de delitos. El 3 de mayo de 2017, el hombre, a través de sus abogados, la denunció por calumnias e injurias ante la Justicia nacional de la Capital.

 
En noviembre el Tribunal Oral Criminal 22 celebró una audiencia de conciliación prevista para este tipo de delitos. La querella, a cargo de Jorge Monastersky y la esposa de la víctima, Ana Rosenfeld, solicitó que Lang retracte a través de la publicación por tres días en dos diarios nacionales, y el pago de $ 1.000.000, que serían donados a una entidad de bien público.

Sin embargo, la imputada respondió que no contaba con los medios para afrontar esa suma de dinero, por lo que Monastersky pidió al juez Angel Gabriel Nardiello, del Tribunal 22, que Lang realice 150 horas de tareas comunitarias, con el argumento de que el destino que daría su cliente en su primer pedido económico cumpliría la misma función social. La mujer intentó remediarlo con tuits que rectificaran lo enunciado en febrero, pero los abogados de Frydlewski se negaron por su escasa cantidad de seguidores.

“En la audiencia se hizo alusión a que hay que tomar conciencia de que acusar falsamente a una persona de la comisión de un delito en las redes sociales, en este caso Twitter, es un hecho grave que causa un gran daño en lo personal y profesional a una persona y que la Justicia no puede permitir que estos hechos sigan sucediendo y que no tengan consecuencias”, explicó Monastersky.

Así, el juez Nardiello dictó sentencia: sobreseyó a Lang (la condena por calumnias e injurias hubiera sido una multa de $ 20.000) a cambio de que aporte 150 horas de tareas comunitarias en el centro Cáritas más cercano a su casa y la publicación de la parte dispositiva del fallo en dos diarios nacionales durante tres días, incluido un domingo (día de mayor tirada).

“Es un caso testigo. En las redes es cotidiano que cualquiera acuse a cualquiera y eso provoca un daño enorme y afecta la reputación online de la persona”, explicó a Infobae Monastersky, y fue claro: “La resolución judicial viene a poner en claro que decir cosas en las redes sociales tiene sus consecuencias”.

 

Pérez Darío Eduardo

Técnico Superior en Periodismo, Comunicación Institucional y Medios. Director de FM Romántica 90.7

Te puede interesar