Villa Carlos Paz: Tenía atada, vendada y amordazada a su ex pareja, listo para matarla.

REGIONALES 31 de mayo de 2018
El hombre abrió una de las puertas del departamento y con un cuchillo en la mano gritó: “Pegame un tiro. Pegame un tiro, porque si no, la mato”.
mezcla-696x391

Un conmocionante hecho de violencia de género se dio en la medianoche del jueves en Villa Carlos Paz, en un complejo habitacional de calle Catamarca. Un hombre de 38 años fue detenido con varias armas blanca en su poder. Ensangrentado, amenazaba con matar a su pareja a quien tenía atada de pies y manos y amordazada en el interior del departamento.

La Policía llegó al lugar luego de la denuncia de unos vecinos de ruidos y gritos violentos en un complejo de departamentos de calle Catamarca. Al llegar, los policías se encontraron con una escalera fijada a una ventana del edificio y, segundos más tarde, con la presencia de un hombre en un balcón que intentaba esconderse al observar la patrulla.

El caso comenzó a volverse casi cinematográfico, cuando el hombre abrió una de las puertas del departamento y con un cuchillo en la mano gritó: “Pegame un tiro. Pegame un tiro, porque si no, la mato”. El hombre, que además tenía guantes de latex en sus manos, cerró la puerta con llave inmediatamente.

Los policías, luego de pedir refuerzos, ingresaron al domicilio por la fuerza y se encontraron con que el hombre tenía el cuchillo asestado sobre su propio pecho amenzando con clavárselo. Luego de lograr reducirlo, los efectivos comenzaron a registrar la casa.

Rodeados de manchas de sangre por la planta baja, la escalera y el primer piso, los policías lograron llegar hasta una habitación al fondo del departamento donde se dieron con una terrible imagen. Una mujer de 38 años, ex pareja del sujeto, se encontraba atada de pies y manos con cinta de embalar, vendada en los ojos y con una media pegada con cinta en su boca. Además, la mujer presentaba varias lesiones, hematomas y gran parte de su cuerpo ensangrentado.

Los policías lograron liberar a la mujer que se encontraba privada de su libertad y lastimada, para luego llamar al servicio médico de emergencias para el traslado hacia el hospital Gumersindo Sayago.

Entre las pertenencias del hombre, llevaba una mochila con una botella de alcohol etílico, una de vodka, un destornillador, dos cuchillos y una cuchilla de mayor tamaño, agua oxigenada, cinta hipoarelgénica, dos cajas de preservativos, guantes de látex y un encedendor.

Contenido de la mochila del detenido

Según estimaciones iniciales, el hombre, sobre quien no pesaba denuncia previa por maltrato, habría planeado toda la situación.

Te puede interesar