Por ahora sigue preso el que entró a los tiros en un colegio de Frontera.

JUDICIALES 03 de noviembre de 2019 Por
Preocupación en Frontera por la aplicación de una pena menor.
images (1)

El joven de 21 años cuyas iniciales son EGA quedó en prisión preventiva sin plazo en el marco de una investigación que encabeza el fisca, cuando  entró  a los tiros  al colegio EEMPA.   LA OPINIÓN 
Así lo dispuso el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Javier Bottero, a raíz del pedido formulado por el funcionario del MPA en una audiencia de medida cautelar llevada a cabo el viernes en los tribunales rafaelinos.
Castellano, en tanto, le imputó a EGA la autoría del delito de coacciones calificadas por el uso de arma (en tres oportunidades), en concurso real con la autoría del delito de portación indebida de arma de fuego de uso civil.

CON UN REVÓLVER
El fiscal del MPA investiga hechos ilícitos cometidos el pasado martes 29 de octubre alrededor de las 20:10.
"El imputado se presentó en cercanías de la Escuela de Educación Media para Adultos N° 1062 de la ciudad de Frontera, portando un arma de fuego tipo revólver sin contar con la debida autorización legal y en condiciones de uso inmediato", precisó Castellano.
"En tales circunstancias, y en primer término, EGA les exigió a dos empleadas de dicho establecimiento -que se encontraban cumpliendo sus funciones en uno de los accesos al lugar-, que ingresen al edificio mientras las intimidaba y apuntaba hacia sus personas con el revólver", relató.
"Seguidamente, el imputado ingresó al inmueble de la institución educativa en cuestión y se detuvo en varias oportunidades a escasa distancia del acceso a diferentes aulas en las que se estaban dictando clases, interrumpiendo así el normal desarrollo de las actividades", explicó el fiscal, y afirmó que "en estas oportunidades, EGA apuntaba con el revólver al alumnado y a los profesores, y preguntaba de modo agresivo quién había amenazado y ofendido a su familia".
Asimismo, Castellano se refirió al caso particular de un docente que se encontraba dando clases en una de las aulas. "El imputado lo amenazó de manera coaccionante, apuntándolo con el arma que portaba, al tiempo que le indicaba que no se moviera del lugar, causando temor en la víctima".
Finalmente, el fiscal informó que "mientras se desplazaba por el interior del establecimiento, EGA efectuó varios disparos que no impactaron en ninguna de las personas que allí se encontraban".

DETENCIÓN
Castellano precisó que "luego de los sucesos, el imputado fue aprehendido en el interior de la institución por personal policial de la Comisaría Sexta de la ciudad de Frontera". En tanto, expresó que "además se secuestró el arma de fuego utilizada por EGA para cometer los hechos".

CODIGO PENAL
Según el artículo 149 bis del Código Penal Argentino respecto de las coacciones, se puede leer que, "Será reprimido con prisión de seis meses a dos años el que hiciere uso de amenazas para alarmar o amedrentar a una o más personas. En este caso la pena será de uno a tres años de prisión si se emplearen armas o si las amenazas fueren anónimas.
"Será reprimido con prisión o reclusión de dos a cuatro años el que hiciere uso de amenazas con el propósito de obligar a otro a hacer, no hacer o tolerar algo contra su voluntad".
Y en el artículo 149 Ter. se agrega que, "En el caso del último apartado del artículo anterior, la pena será: de tres a seis años de prisión o reclusión si se emplearen armas o si las amenazas fueren anónimas".

Pérez Darío Eduardo

Técnico Superior en Periodismo, Comunicación Institucional y Medios. Director de FM Romántica 90.7

Te puede interesar